Scholz, la estrella que invadió el Sistema Solar

Un estrella pasó por nuestro Sistema Solar hace tan solo 70.000 años, según descubrió un equipo de astrónomos que asegura que ninguna otra se aproximó tanto. Pasó cinco veces más cerca que la actual estrella más cercana.

Scholz, la estrella que invadió el Sistema Solar

De acuerdo al equipo internacional de investigadores autores del hallazgo, publicado en la revista Astrophysical Journal Letters, estuvo cinco veces más cerca que la actual estrella más cercana, Próxima Centauri.

La estrella, una enana roja bautizada Scholz, navegó a través de los confines de nuestro Sistema Solar, una región conocida como Nube de Oort.

Scholz no estaba sola, iba acompañada de una estrella más pequeña (una enana marrón).

Estas son, esencialmente, estrellas fallidas sin la masa necesaria para que se produzca una fusión en su núcleo. Las observaciones de la débil trayectoria de la estrella indican que, hace 70.000 años, este infiltrado cósmico pasó a 0,8 años luz del Sol.

En comparación, Próxima Centauri está a una distancia de 4,2 años luz.

Encuentro cercano

En el estudio, los astrónomos liderados por Eric Mamajek, de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos, dicen tener un 98% de certeza de que la estrella viajó a través de la Nube de Oort, la región situada en el límite del Sistema Solar en la que hay billones de cometas.

Esta zona es como un escudo esférico alrededor del Sistema Solar y puede extenderse hasta 100.000 unidades astronómicas, o UA, (una UA es la distancia entre la Tierra y el Sol).

Se cree que en la Nube de Oort surgen los cometas que pueden pasar cerca del Sol cuando se perturban sus órbitas.

Hay billones de cometas en la Nube de Oort y es muy probable que algunos de ellos hayan sido perturbados por este objeto. Pero hasta el momento, parece poco probable que esta estrella haya provocado una 'lluvia de cometas' significativa

Para determinar la trayectoria de la estrella los investigadores necesitaban dos datos: el cambio en la distancia entre el Sol y la estrella (su velocidad radial) y su movimiento por el cielo (su velocidad tangencial).

Scholz se encuentra en la actualidad a 20 años luz, lo cual la convierte en un sistema relativamente cercano.

No obstante, mostró un movimiento tangencial muy lento para una estrella que está tan cerca. Esto quiere decir que podría estar alejándose o en camino a un futuro encuentro cercano con el Sistema Solar. Las mediciones de la velocidad radial confirmaron que esta estrella binaria está en realidad alejándose.

Evento poco común

Scholz atravezó los confines del Sistema Solar, una región llamada Nube de Oort.

Una estrella que atraviesa la Nube de Oort podría, potencialmente, causar estragos gravitacionales en las órbitas de los cometas que están allí, enviándolos en trayectorias hacia el interior del Sistema Solar.

Pero según Mamajek, los efectos de Scholz en nuestro vecindario cósmico fueron "insignificantes". "Hay billones de cometas en la Nube de Oort y es muy probable que algunos de ellos hayan sido perturbados por este objeto", le dijo el investigador a la BBC.

"Pero hasta el momento, parece poco probable que esta estrella haya provocado una 'lluvia de cometas' significativa".

El efecto de la travesía de una estrella en la Nube de Ort es una función de la masa, la velocidad y la proximidad de una estrella. En el peor de los casos, agitar a los cometas daría como resultado que una estrella grande se acercase lentamente al Sol.

Scholz se posicionó relativamente cerca, pero el sistema binario (una enana roja acompañada de una enana marrón) tiene poca masa y se acelera. Debido a estos factores, el efecto sobre la Nube de Oort es muy leve.

Si bien ésta es la primera vez que se detecta el paso cercano de una estrella, Mamajek cree que es un fenómeno común.

Según explica, es probable que una estrella viaje a través de la Nube de Oort cada cerca de 100.000 años. No obstante, dice que un acercamiento de está magnitud o más cercano que el de Scholz es poco frecuente.

 

Lo más visto en T13