Las estadísticas que hacen de esta fase de grupos una de las más entretenidas de la historia

Con récords como “la más goleadora” y “la más limpia”, la primera ronda de Brasil 2014 aparece como la mejor fase de grupos de los últimos 20 años, prometiendo uno de los mundiales más entretenidos de la historia.

Las estadísticas que hacen de esta fase de grupos una de las más entretenidas de la historia
Por Manuel Barros

Independiente de las manifestaciones sociales y los problemas de infraestructura que amenazaban la realización del Mundial de Brasil 2014, las estadísticas que arroja la fase de grupos recién finalizada prometen uno de los mejores mundiales del último tiempo. A partidos cautivantes y resultados sorpresivos se suman además las estadísticas de una primera ronda llena de goles, con escasas tarjetas, alta convocatoria de público y, además, un panorama auspicioso para los latinoamericanos.

Desde que se juegan 48 partidos en primera fase, es decir, desde que participan 32 selecciones en el mundial, la edición de Corea-Japón 2002 era la que se quedaba con la mayor cantidad de goles en la primera ronda con 130 anotaciones. Sin embargo, el gol de Thomas Müller esta tarde ante Estados Unidos rompió ese récord, llevando a Brasil 2014 a los 131 tantos. Pero no terminó ahí. Más tarde se anotarían otros cinco goles, dejando la cifra en 136: un 34,7% más de goles que en la última edición.

Por otro lado, la de Brasil 2014 es además la fase regular “más limpia”, ya que es en la que se han mostrado menos tarjetas (amarillas y rojas). Este ranking negativo lo lidera Alemania 2006 con 259 amarillas y 17 rojas. Brasil, en cambio, solo registró 127 amarillas y 9 rojas.

En asistencia de público tampoco se queda atrás. Con un promedio de 51.133 espectadores por partido, la ronda de grupos de Brasil 2014 es la segunda cita mundialera con mayor asistencia; primero está Alemania 2006 con 51.759.

Un mundial auspicioso para los latinoamericanos

Esta es la primera vez que participan nueve selecciones latinoamericanas. En todas las ediciones anteriores habían ingresado solo siete. Si bien esto permite que haya 27 partidos disputados por equipos latinoamericanos y no 21, el promedio de goles por partido de los equipos de la región (1,59) se elevó levemente por sobre el de Corea-Japón 2002 (1,52). Finalmente, gracias a la buena actuación de los latinos, es primera vez que más del 40% de los equipos clasificados a octavos de final proviene de Latinoamérica: siete de los nueve equipos están entre los 16 mejores (44%).

Lo más visto en T13