Mundo

Brasil: candidato presidencial se encuentra “grave pero estable” luego de cirugía tras ser apuñalado

El candidato ultraderechista fue sometido a una cirugía debido a una lesión intestinal. Las heridas causadas por el ataque con cuchillo que sufrió fueron graves.

Crédito: DW
Brasil: candidato presidencial se encuentra “grave pero estable” luego de cirugía tras ser apuñalado

La gravedad de las heridas que sufrió el candidato presidencial ultraderechista Jair Bolsonaro, especialmente por unos cortes en el intestino, llevó a los médicos del Hospital Casa de la Misericordia de la Ciudad de Juiz de Fora (Minas Gerais) a someter a una cirugía al político ultraderechista. Según información entregada la noche de este jueves (06.09.2018), la operación duró dos horas y todas las heridas fueron suturadas.

Los médicos tratantes informaron que Bolsonaro pudo morir por la gravedad de sus heridas, pero que actualmente se encuentra estable dentro de su gravedad. Su recuperación completa podría tomar dos meses, y deberá permanecer entre siete y diez días hospitalizado. Esto, debido a que existe un riesgo de infección por las heridas intestinales que sufrió tras ser apuñalado durante un mitin con seguidores en Juiz de Fora.

La cirugía laparoscópica reparó la arteria mesentérica, que irriga el intestino delgado, y también lesiones en ambos intestinos. Tras la operación, el paciente fue trasladado, sedado, a la unidad de cuidados intensivos. Un equipo de especialistas de elite viaja desde Sao Paulo para hacerse cargo del tratamiento de Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar brasileña que encabeza las encuestas de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

Dilma Rousseff: "Incentivar el odio crea estas actitudes”

Flavio Bolsonaro, uno de los hijos del candidato, dijo inicialmente que su padre había sufrido un "atentado”, pero que la herida era "superficial”. Posteriormente agregó que la situación era más grave de lo pensado, citó las heridas en diferentes órganos y afirmó que su padre "llegó al hospital casi muerto", pero aclaró que ahora está estable y fuera de peligro.

La Policía Militarizada de Minas Gerais detuvo a un hombre identificado como Adelio Bispo de Oliveira, de 40 años, al que un grupo de seguidores de Bolsonaro intentaba linchar tras acusarlo del ataque. El sospechoso poco después confesó ser quien apuñaló al político y aseguró que Dios le dio la orden de atacar a Bolsonaro.

El presidente de Brasil, Michel Temer, calificó el ataque como un "episodio triste” y "lamentable para la democracia”, e hizo un llamado a la tolerancia. En tanto, la expresidenta Dilma Rousseff condenó lo ocurrido y aseguró que "en un país democrático no se puede permitir que se acuchille a un candidato ni a nadie". Sin embargo, alertó que "incentivar el odio crea ese tipo de actitudes". Esto, en referencia a las declaraciones homofóbicas, racistas y nacionalistas de Bolsonaro.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Mundo