Mundo

Ginecólogo de universidad de California acusado de conducta sexual inapropiada

Un ginecólogo de una prestigiosa universidad de California fue acusado de comportamiento sexual abusivo contra sus pacientes durante décadas, un hecho que él niega.

Ginecólogo de universidad de California acusado de conducta sexual inapropiada

AFP

Un ginecólogo de una prestigiosa universidad de California fue acusado de comportamiento sexual abusivo contra sus pacientes durante décadas, un hecho que él niega.

La Universidad del Sur de California (USC) confirmó a la AFP que George Tyndall, a quien se le señala de haber hecho comentarios racistas en repetidas oportunidades, fue despedido luego que una investigación interna determinara que su conducta era equivocada.

El caso se destapó por una investigación del diario Los Angeles Times, que reunió testimonios de varios empleados y exempleados de USC, sobre la conducta de este médico con sus pacientes, que en su mayoría eran adolescentes.

Tyndall aseguró que sus exámenes ginecológicos estuvieron totalmente justificados y llegó a amenazar con demandar a la universidad. La AFP no pudo contactarlo directamente.

Según el Times, los hechos de conducta errónea se remontan a la década de 1990. El médico tomaba fotografías de los genitales, según decía por razones médicas, tocaba inapropiadamente a sus pacientes durante exámenes pélvicos y hacía comentarios sexuales sobre sus cuerpos.

A pesar de varias quejas de colegas, enfermeras y pacientes, la universidad le permitió seguir trabajando hasta que en 2016 abrió una investigación tras una denuncia formal de un trabajador ante el comité Equidad y Diversidad, destacó el diario.

Luego de ser suspendido y tras determinar en la investigación la mala conducta, la universidad lo despidió, pero al ser amenazada con un proceso legal llegó a un acuerdo financiero para su salida, indicó la universidad, que reportó a Tyndall ante el colegio de médicos de California en marzo.

El diario criticó que no lo hiciera antes.

La USC dijo además que su investigación "no encontró ninguna actividad criminal que reportar".

El presidente de la universidad, C. L. Max Nikias, señaló en una carta dirigida a los estudiantes que habían sido contactados la policía y la fiscalía de Los Ángeles.

Hasta ahora ningún estudiante hizo una denuncia ante las autoridades.

Nikias calificó la conducta de Tyndall como "un profundo abuso de confianza" y se disculpó "sinceramente con cualquier estudiante que haya visitado el centro de salud y no recibió la atención respetuosa que cada individuo merece".

Este caso evoca el de Larry Nassar, exmédico de la Universidad de Michigan (MSU), que fue hallado culpable de cientos de agresiones sexuales contra jóvenes deportistas.

MSU anunció el miércoles que acordó una compensación de 500 millones de dólares a las más 300 víctimas.

Lo más visto en Mundo