Nacional

Iglesia de la Gratitud Nacional sufre nuevo ataque incendiario

Un grupo de encapuchados lanzó bombas molotov al interior del recinto. El fuego sobre las puertas de acceso alcanzó a ser extinguido sin que se produjeran daños materiales de consideración ni heridos. Hubo 12 detenidos

Crédito: Boletín Salesiano
Iglesia de la Gratitud Nacional sufre nuevo ataque incendiario

Recién había terminado la misa matutina, los feligreses aún se encontraban en el interior, cuando un grupo de encapuchados lanzó bombas molotov al interior de la iglesia de la Gratitud Nacional, ubicada en las esquinas de calles Ricardo Cumming y Alameda, en el centro de Santiago.

Los responsables de este nuevo ataque al monumento nacional fueron dos individuos vestidos con overol blanco, además de otros cuatro encapuchados.

Los daños no fueron de consideración gracias a la rápida respuesta del sacristán del recinto y el portero del colegio Salesianos, que apagaron las llamas con extintores.

No hubo daños de consideración ni heridos.

Se informó que hubo 12 detenidos, un menor de edad entre ellos, los que pasarán mañana a control de detención. Otros 11 fueron liberados por ahora.

Un vehículo de Carabineros también fue atacada, cuando realizaba la operación de dispersión con un carro lanzaaguas.

El episodio coincide con manifestaciones del Liceo de Aplicaciones que se han desarrollado en los últimos días.

 

"Nunca había pasado esto en el interior", relató José Varas, vecino del sector.

Mientras que Jorge Alarcón, asistente a la misa, dijo que "sentí dos bombas molotov, no sé si fueron más. La puerta se empezó a incendiar por ambos lados. Entonces, con los extintores de la iglesia pudieron apagarlo".

En un comunicado emitido por la Congregación Salesiana cuenta que este no es el primer acto de este tipo que sufre la iglesia en el pasado reciente.

"Este nuevo atentado es uno más de la seguidilla de hechos de violencia que ha sufrido esta Iglesia parroquial durante los últimos días, entre los que se cuentan rayados, piedras, etc., y se suma a la lista de atentados graves que bien pudieron terminar en la destrucción total del templo", subrayan.

El texto recuerda que "en junio del año pasado la opinión pública del país se conmocionó por la profanación sufrida por esta iglesia también en el contexto de una manifestación de estudiantes, oportunidad en la que fue sustraída y destruida la imagen de Jesús Crucificado".

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Nacional