Negocios

Nivel de morosos en Chile cae por primera vez en tres años

Mayor cautela y prudencia son algunas razones que explican las cifras dadas a conocer por la USS y Equifax.

Crédito: Agencia UNO
Caen los niveles de morosos en Chile

En un 1,1% (38.378 personas menos) bajó el total de morosos en Chile durante los últimos trimestres comparados y registrados de este año. Así lo consigna el “IX Informe de Deuda Morosa a Junio 2015 USS-Equifax”, presentado por la Escuela de Ingeniería Comercial de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián (USS), basado en la información entregada por Equifax.

El estudio que considera perfiles de género, edad, región, probabilidad de pago e ingreso declarado para los morosos formales en nuestro país, registró la primera caída en la historia desde la elaboración del Informe de Deuda Morosa USS-Equifax (originado en 2012). Sin embargo, a nivel anual, el crecimiento fue de un 13%, representado por 417.163 morosos adicionales.

Razones de la caída 

El vicedecano de Economía y Negocios de la misma universidad, Mario Valenzuela, señaló que este descenso "posiblemente refleja un mayor grado de cautela y prudencia por parte de los agentes económicos y de las personas en materia de endeudamiento, con motivo de la desaceleración de la actividad económica, debido a la repercusión que esto último tiene sobre la percepción de riesgo de pérdida de empleo, lo que finalmente rebota en la figura de la morosidad”.

Otras razones de la caída que se mencionan en el informe son la disminución trimestral de 4,7% en los “No Beneficiados” (37.813 morosos menos) y de un 1,1% en los “Reingresados” (12.232 menos), y además hay que considerar que los “Nuevos Morosos” crecen en tan solo un 0,7%.

Desaceleración

Durante el anuncio en cadena nacional del Presupuesto 2016, la presidenta Michelle Bachelet reconocía el escenario de desaceleración: “el crecimiento de los países emergentes al igual que Chile, se ha desacelerado”. Sus efectos , destaca el informe, vienen a aumentar las brechas salariales y ocupacionales entre hombres y mujeres.

Además, el estudio de la USS constató que, a pesar que la serie de tiempo aún es corta para relacionar con los ciclos económicos y el reordenamiento de las cifras luego del “Borronazo” de 2012, las cifras de morosidad reflejan y consolidan la débil situación económica por la que atraviesa el país.

Sobre este escenario, el vicedecano Mario Valenzuela, explicó que “en las fases expansivas de los ciclos económicos suele aumentar la demanda de crédito. Por contraste, en fases de desaceleración de la actividad económica como la actual, las personas que pierden su trabajo o tienen una mayor probabilidad de perderlo, como es el caso de los jóvenes, adultos mayores y mujeres, aumenta en ellos la posibilidad de dejar de pagar sus compromisos”.

Morosidad femenina

En el informe se constata que del total de morosos, al igual que en los “Nuevos Morosos”, las mujeres y los hombres presentan cifras casi idénticas: 51% son mujeres y 49% Hombres. Según las cifras estimadas de la poblacion del Instituto Nacional de Estadisticas (INE), los números demográficos de ambos géneros son similares a los de morosidad. Por ende, del estudio se desprende que no hay evidencia que las mujeres sean peores o mejores pagadoras que los hombres.

La investigación considera que existe una brecha salarial del 30% en desmedro de las mujeres, quienes tienen una participación del 40% en la fuerza de trabajo. En contexto, las mujeres presentan tasas de desempleo (7,4%) que suelen ser mayores que los hombres (5,9%).

Mario Valenzuela, explicó que en el caso de las mujeres, se ven más vulnerables “por su menor participación en la fuerza laboral, mayor desempleo y la brecha salarial. A modo de ejemplo, casi un 80% de quienes reciben Pensión Básica Solidaria son mujeres”.

Jóvenes y adultos mayores

Sobre los otros grupos que corren riesgo en caer en morosidad, el informe a junio de 2015 registra evidencia de aceleración en jóvenes entre 25 y 29 años. Las cifras indican un incremento del 18%, en que las tasas de desempleo de los jóvenes presentan un mayor crecimiento en relación al resto.

Por otra parte, son los adultos mayores de 70 años quienes experimentan el mayor crecimiento anual (22%) alcanzando la mayor cifra de los últimos 3 años (136.545 personas), con una participación del 4%. De igual manera, los mayores de 70 años incrementan como nuevos morosos en un 58% y alcanzan 73.632 personas. En este último grupo etario preocupa el crecimiento de 31% de deudores en el segmento definido como de “muy baja probabilidad de pago” (quienes cuentan con 10 cuotas impagas o más).

LEE TAMBIÉN:

Dan inicio al “mes de la educación financiera” para evitar morosidad

Lo más visto en Negocios