Negocios

Acusan a conocida marca estadounidense de saber que su talcos tenían asbesto

"Johnson & Johnson" debió liberar registros internos de sus productos a los abogados de los 11.700 demandantes que acusan a sus talcos de causar sus cánceres, entre los que hay miles de mujeres con cáncer de ovario.

Crédito: Reuters
Conocida marca estadounidense tendría asbesto en su talcos

La agencia de noticias Reuters publicó una extensa investigación en la que acusan a los ejecutivos de la empresa estadounidense y creadora de productos médicos y cosméticos, "Johnson & Johnson" de estar al tanto durante por lo menos 30 años de que algunos de sus talcos contenían asbesto.

Según indica el artículo los encargados de J&J supieron entre 1971 y 2000 que pequeñas cantidades de asbesto fueron detectados en su talco crudo y otros polvos y que en la compañía los "gerentes, científicos, médicos y abogados se preocuparon por el problema y cómo resolverlo, pero no lo divulgaron a los reguladores ni al público".

Reuters destaca que una mujer de nombre Darlene Coker demandó en 1999 a la empresa acusándola de que sus productos, los que usaba en sus hijas cuando eran bebés, eran los causantes del mesotelioma que sufría, un grave cáncer en el tejido de los pulmones. Sin embargo, la mujer debió abandonar la demanda al no tener suficientes pruebas, lo que se sumaba a J&J  negó el reclamo y pudo evitar legalmente la entrega de los resultados de pruebas al taco y otros registros internos.

Sin embargo, casi 20 años después la empresa debió compartir miles de páginas de sus memorandos e informes internos con los abogados de los 11.700 demandantes que acusan a sus talcos de causar sus cánceres, incluidos miles de casos de mujeres con cáncer de ovario.

Conocida marca estadounidense tendría asbesto en su talcos

La agencia también destaca que estos documentos aseguran que los primeros indicios de talcos contaminados provienen de informes de una laboratorio de consultoría fechados en 1957 y 1958, describiendo a los contaminantes como "tremolita fibrosa y 'acicular' o similar a una aguja".

Si bien este año dos jurados, uno en Nueva Jersey y otro en California, ordenaron millonarias indemnizaciones para los demandantes y un tercero, de San Luis, habló de una posible responsabilidad de la compañía, J&J anunció que apelará, recalcando que su talco "es seguro, como lo demuestran los mejores exámenes disponibles durante años, y que la información que se le ha exigido divulgar en un litigio reciente muestra el cuidado que la compañía toma para garantizar que sus productos estén libres de asbesto".

"Los abogados de los demandantes en busca de ganancias financieras personales están distorsionando documentos históricos y creando intencionalmente confusión en la sala de audiencias y en los medios", dijo a Reuters Ernie Knewitz, vicepresidente de relaciones globales con los medios de J&J.

Asimismo, otros tres jurados del país "han rechazado las afirmaciones de que Baby Powder estaba contaminado con asbesto o causado mesotelioma de los demandantes".

De todas maneras, una vez conocido el informe las acciones de la empresa cayeron en un 10%.

¿Qué es el asbesto?

Según indica en su sitio web el Instituto Nacional del Cáncer de Estados (IARC), el asbesto es "el nombre que se da a seis minerales de origen natural que existen en el medio ambiente como manojos de fibras que pueden separarse en hilos delgados y duraderos para usarse con fines comerciales e industriales".

En cuanto a sus riesgos explica que si se sacuden productos con asbesto fibras pequeñas se desprenden en el aire y al ser inhaladas pueden alojarse en los pulmones, permaneciendo allí por mucho tiempo.

El IARC también recalca que "hay suficiente evidencia de que el asbesto causa mesotelioma (un cáncer relativamente poco común de las membranas delgadas que revisten el pecho y el abdomen), y cánceres de pulmón, de laringe y de ovario".

Lo más visto en Negocios