Negocios

Argentina vive segundo día expectante tras liberar dólar

La eliminación del control cambiario que rigió por cuatro años en Argentina hundió al peso en casi 30%.

Crédito: Agencia Uno
Dolar llega a su nivel más alto en los últimos 12 años

por Liliana SAMUEL

AFP

La eliminación del control cambiario que rigió por cuatro años en Argentina hundió al peso en casi 30%, alimentando temores por el impacto en la inflación, aunque el gobierno de Mauricio Macri confía en la paulatina normalización.

"Estamos muy tranquilos. No hubo casi ventas (de dólares) en el mercado minorista. La única plaza activa fue la mayorista", declaró el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, al término de la primera jornada sin restricciones cambiarias.

Agregó que "lo que faltaron fueron compradores, más que vendedores. De hecho, las cerealeras no vendieron (divisas) todo lo que tenían previsto".

Es aun incierto saber si el clima en la city seguirá tan apaciguado el viernes cuando se abran los mercados a las 10H00 locales (13H00 GMT), en la segunda jornada con dólar liberado y ya con la totalidad de las entidades lanzadas al ring.

Tras abrir el jueves en 15 pesos por dólar, la moneda cerró la jornada en 13,40 para la compra y 14,00 para la venta, lo que significó una apreciación de la divisa estadounidense por encima de 40%.

La moneda argentina se devaluó casi un 30%, más que en 2002 cuando se puso fin a la paridad cambiaria vigente entre 1991 y 2001 en medio de una crisis económica y social sin precedentes.

Pese a las expectativas que había generado el miércoles el anuncio de la eliminación de las restricciones y la liberación y unificación del tipo de cambio, con la autorización de comprar hasta dos millones de dólares mensuales, no hubo el jueves corrida de pequeños ahorristas hacia las casas de cambio ni a los bancos.

Los problemas de actualización del sistema y la necesidad de ponerse al día con la nueva normativa mantuvieron al margen de las operaciones a gran parte de las casas de cambio y los bancos.

"Camino drástico" 

El economista Aldo Ferrer calificó como "un camino drástico" el elegido por el gobierno de Macri para "corregir el atraso cambiario y una situación fiscal desequilibrada" en Argentina.

Cercano a los expresidentes Néstor Kirchner (2003/2007) y Cristina Kirchner (2007/2015), Ferrer destacó que la tercera economía de América Latina dista de estar sumergida en una crisis, como sucedió en los traspasos de gobierno entre 1983 y 2002.

"No había caos antes y tampoco va a haberlo ahora. El gobierno pudo tomar la medida con recursos propios, apela a los fondos del país por las cerealeras", destacó Ferrer al recordar que el país "está desendeudado".

Mario Blejer, uno de los principales asesores económicos del ex candidato presidencial del kirchnerismo, Daniel Scioli, elogió la eliminación del control cambiario.

Como expresidente del Banco Central, Blejer consideró que es "un paso en la dirección correcta", en declaraciones a la radio Vorterix.

Al anunciar el fin del llamado 'cepo' cambiario, Prat-Gay dijo el miércoles que estaban dadas las condiciones para hacerlo.

Afirmó que se espera el ingreso de entre "15.000 a 25.000 millones de dólares en las próximas cuatro semanas" para reforzar las reservas que este jueves estaban en 24.142 millones de dólares.

Tras la eliminación de los impuestos a las exportaciones de cereales y carnes, y la reducción del 35 al 30% en el caso de la soja, las cerealeras se comprometieron a liquidar 400 millones de dólares por día en las próximas tres semanas.

"El que quiera importar, exportar o comprar dólares lo va a poder hacer", lanzó.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró que no se abrirá la importación "de manera indiscriminada", en su paso por Tierra del Fuego (extremo sur), donde se concentran las fábricas de electrónica del país.

Inflación y ajustes 

Frente al beneplácito de los mercados, el campo, los exportadores y un clima en general favorable por las medidas, se prenden las luces de alarma por el posible impacto en la inflación y los salarios.

Una multitudinaria marcha se realizó el jueves en contra el gobierno, que incluyó protestas por la devaluación, a una semana de la asunción de Macri que se impuso en segunda vuelta a Scioli con 51% de los votos. 

"Ahora que se resolvió el tema cambiario, hay que ver cómo no se traslada a los precios y también ver qué pasa con las paritarias" (negociaciones colectivas para recomposición salarial), advirtió al canal Todo Noticias (TN) el diputado José de Mendiguren, expresidente de la Unión Industrial Argentina.

"No vamos a permitir que la crisis solo la paguen los trabajadores", advirtió el sindicalista Leonardo Fabré.

Economistas coinciden en que el primer semestre de 2016 "será malo". Se estima que en diciembre el alza de precios se ubicará entre 3,5 y 4%, en un país con inflación de 30% anual.

"Es un momento difícil que hay que pasar", dijo el economista Orlando Ferreres de la consultora homónima.

Consideró que "la suba en las tasas de interés es muy buena, a la vez los empresarios tienen que moderar la suba de precios porque este gobierno está visto como el gobierno de ellos".

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios