Negocios

Banco Central rebaja proyecciones de crecimiento para este año y el próximo

El instituto emisor proyectó un crecimiento de 1,7% para la economía chilena en 2014, y de entre 2,5% y 3,5% para 2015.

Crédito: A. UNO
Banco Central rebaja proyecciones de crecimiento para este año y el próximo

El Consejo del Banco Central presentó hoy ante la comisión de Hacienda del Senado el Informe de Política Monetaria (IPoM) correspondiente a diciembre, en el que proyectó un crecimiento de 1,7% para la economía chilena en 2014, y de entre 2,5% y 3,5% para 2015.

Las cifras se comparan con el tramo de entre 1,75% y 2,25%, y de entre 3% y 4%, pronosticado en el reporte pasado, respectivamente. 

De acuerdo a lo señalado por el ente emisor, la menor cifra de crecimiento para este año "es reflejo de la debilidad del tercer trimestre y de su prolongación hacia el último cuarto del año, así como de expectativas de consumidores y empresas que, hasta ahora, no muestran la mejoría que se esperaba hace unos meses".

En tanto, el mayor crecimiento esperado para el próximo año se sustenta en que "la economía ha hecho un ajuste rápido e importante durante el año en curso, como lo refleja la evolución de la cuenta corriente, las tasas de interés y el tipo de cambio real".

A lo anterior, se agregan que las condiciones externas previstas para el año entrante, aunque son menos auspiciosas que lo esperado en septiembre, son algo mejores que las del 2014.

El IPoM estableció que la inflación anual se mantendrá sobre 4% por algunos meses, pero que cerrará el año algo por debajo de 5% para situarse en torno a la meta cerca de 3% a mediados del próximo año.

"La combinación de altas bases de comparación del 2014, la evolución del precio de los combustibles y la acumulación de holguras de capacidad en la economía provocarán un descenso hacia 3% en el curso del 2015. Luego, oscilará en torno a 3% hasta el último trimestre del 2016 –el fin del horizonte de proyección-", añadió.

En cuanto a la actividad, el informe destacó que durante el tercer trimestre, el crecimiento tanto del PIB como de la demanda interna estuvo por debajo de lo previsto en septiembre, aunque el tamaño de la sorpresa fue menor que en el segundo trimestre.

Precisamente, el desempeño de la actividad es uno de los riesgos mencionados en el plano local, en especial la dinámica de la demanda interna, y que "no suceda lo considerado en el escenario base en cuanto a que la confianza de las empresas y de los consumidores muestre una mejoría gradual".

Esto último, agregó, "podría prolongar el menor crecimiento del gasto y de la actividad, traduciéndose en holguras de capacidad más duraderas y en menores presiones inflacionarias".

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios