Negocios

Chuquicamata subterránea: 4 claves de la mayor inversión de Codelco en su historia

El directorio de la empresa estatal aprobó una histórica y millonaria inversión para transformar la mina y prolongar su productividad.

Crédito: AP
Chuquicamata subterránea: 4 claves de la mayor inversión de Codelco en su historia

La mina a rajo abierto más grande del mundo, la división Chuquicamata de Codelco, pasará a ser una operación subterránea desde 2019.

El anuncio fue realizado ayer por el presidente ejecutivo de la compañía, tras la aprobación de la medida por parte del directorio, pero ¿cuáles son los alcances de esto y cómo afectará a la histórica mina de Codelco?

La mayor inversión en la historia de la cuprífera

El proyecto contempla la inversión de US$3.306 millones, la mayor asignación de recursos en la historia de Codelco. La cifra se suma a los US$894 millones ya ejecutados en obras tempranas, totalizando US$4.200 millones.

Extensión de su vida útil en más de 40 años

Según el presidente del directorio, Óscar Landerretche, la explotación subterránea sería más eficiente "desde un punto de vista económico y ambiental", pues asegura que el 60% de los recursos del lugar se encontrarían allí, unos 1.760 millones de toneladas de cobre que permanecerían bajo el yacimiento actual.

Para Landerretche, este cambio significará extender en al menos 40 años la operación, y generar "unos US$1.000 millones de utilidades anuales para el Estado".

De acuerdo a Codelco, cuando la mina entre en funcionamiento generará 320 mil toneladas de cobre y 15 mil toneladas de molibdeno al año.

Menor impacto ambiental

Según la misma empresa, la decisión del directorio permitirá que Chuquicamata se transforme en una “operación subterránea de gran envergadura y con altos estándares de eficiencia, seguridad y sustentabilidad medioambiental”.

Los cálculos de Codelco indican que la explotación subterránea reducirá en un 97% las emisiones de material particulado y disminuirán a un séptimo el consumo de diésel.

Impacto laboral y 24 mil nuevos empleos

Durante su construcción –fijada hasta 2019- se generarán 6 mil puestos directos de empleo y otros 18 mil indirectos, en tanto, la mina permanecerá activa y –según la cuprífera- sin despidos en el proceso.

Otra parte clave del proyecto será la creación de un Centro de Formación Técnica para capacitar a los trabajadores de la mina subterránea.

 

Lo más visto en Negocios