Negocios

Comerciantes de petróleo se muestran optimistas en APPEC

La cumbre, que finaliza el miércoles, suele ser un buen barómetro para estimar las perspectivas de petróleo del año siguiente.

Crédito: Reuters
Petróleo

Bloomberg

Cuando los pesos pesados de la comercialización del petróleo se reunieron en Singapur el año pasado para la Conferencia Anual del Petróleo de Asia-Pacífico (APPEC, por sus siglas en inglés), hablaron de un año difícil por delante. De los aproximadamente doce comerciantes de petróleo de alto nivel a los que se le preguntó, todos excepto uno anticipaban un precio máximo de unos US$50 el barril.

Un año más tarde, el ánimo es más optimista, hasta cierto punto.

Una demanda mundial de petróleo mayor de lo previsto, junto con recortes a la producción de los países de la OPEP y no miembros de la OPEP proporcionan el contexto al evento de este año, que comenzó el domingo por la noche. El exceso de inventarios de crudo ha empezado a disminuir, y los mercados de productos derivados, especialmente el diésel, se están endureciendo. Si en 2016 se hablaba de unos US$50 el barril, este año la cifra es de US$60.

La conferencia de la APPEC, que finaliza el miércoles, suele ser un buen barómetro para estimar las perspectivas de petróleo del año siguiente. Después de todo, Asia es el centro del crecimiento de la demanda mundial. La reunión, que incluye una conferencia formal, junto con reuniones individuales interminables y cócteles de noche, acaba de comenzar, pero si los primeros comentarios sirven de guía, el ambiente parece más optimista que en 2016. También ayuda que el petróleo cotice a unos US$10 el barril más que hace un año.

No obstante, este optimismo tiene límites. En primer lugar, los operadores de petróleo dicen que l a OPEP deberá ampliar los recortes de producción más allá de marzo de 2018 si quiere continuar reduciendo las reservas. En segundo lugar, un alza sostenida por encima de los US$60 el barril no es probable ya que ello estimularía una rápida expansión de la producción de shale estadounidense.

A partir de ahora y hasta finales de 2017, el panorama parece optimista, ya que una demanda estacional más fuerte supera la oferta. La prueba real, según los operadores, llegará en marzo de 2018, cuando la demanda estacional se debilite.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios