Negocios

CPC afirma que recurrirá "hasta la última instancia" para cambiar la reforma laboral

El dirigente de los empresarios dice que seguirá trabajando para conseguir que el gobierno y los parlamentarios accedan a perfeccionar el proyecto de ley.

Crédito: Agencia Uno
CPC criticó las indicaciones a la reforma laboral

En entrevista con el diario La Tercera, Alberto Salas, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) explicó por qué el proyecto de reforma laboral preocupa tanto a los empresarios nacionales, asegurando que esta iniciativa "no se hace cargo de los temas principales del mundo del trabajo, como son el empleo de la mujer, de los jóvenes, de la tercera edad y de la adaptabilidad".

"Nos preocupa la titularidad sindical y la situación desmejorada en que quedarían los trabajadores no afiliados al sindicato, ya que no necesariamente se les podrá extender a ellos los beneficios de la negociación colectiva", especificó, agregando que "nos inquieta la posibilidad de que un sindicato interempresa pueda obligar a una empresa a una negociación colectiva".  

Salas opina que el proyecto "hace que la relación empresa-sindicato no sea equilibrada, lo que puede llevar a que la huelga dañe y provoque efectos irreparables para la empresa, sus trabajadores, proveedores y consumidores". "Lo que nosotros estamos buscando es que (...) exista el derecho a huelga, pero que no afecte más allá de lo que se está negociando con la empresa", estipuló.

El presidente de la CPC considera que el gran defecto radica en que "muchos de los puntos que se desarrollan en el proyecto han sido hechos a partir de visiones poco aterrizadas o alejadas de la realidad (...) cayendo en el mismo tipo de problemas que la reforma tributaria, que se realizó sin el tiempo, la prolijidad y el conocimiento prácticos necesarios para lograr una buena reforma para el país".

Esperamos que el gobierno se abra y que nos escuchemos con buena voluntad y espíritu constructivo. Es decir: escúchennos, considérennos, porque creemos que esta reforma laboral no es buena para Chile. Y si las autoridades no están de acuerdo con nosotros, que me lo rebatan, pero allanémonos todos a buscar una fórmula para arreglar los problemas", dijo. 

Entre los cambios urgentes que plantearán a las autoridades estarán el reemplazo en huelga; la extensión de beneficios que "no debe depender del sindicato o de un grupo para no romper con la armonía en las empresas; la garantización de que "la negociación colectiva se haga en un ambiente de paz y el que llame a la violencia tenga un castigo"; y finalmente mejorar la competitividad y la productividad del país, la inclusión de la mujer, de los jóvenes, la tercera edad, el trabajo a distancia y la adaptabilidad.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios