Negocios

Crecimiento de economía china estable en tercer trimestre

El PIB chino registró una expansión de 6,7% anual para el periodo de julio a septiembre, sin cambios en relación al primero y segundo trimestre, anunció la Oficina Nacional de Estadísticas.

Crédito: BBC
Ikea es un gigante en la venta de muebles de diseño económicos en China, donde el poder adquisitivo de la población ha aumentado a lo largo de los años.

AFP

El crecimiento de la economía china se mantuvo estable en el tercer trimestre, según la cifra oficial publicada este miércoles por Pekín, signo de una estabilización de la segunda economía mundial.

El PIB chino registró una expansión de 6,7% anual para el periodo de julio a septiembre, sin cambios en relación al primero y segundo trimestre, anunció la Oficina Nacional de Estadísticas.

Esta cifra oficial, cuya fiabilidad es a menudo cuestionada, es mejor que la previsión de un panel de analistas consultado por AFP que pronosticaba una expansión de 6,6%.

"La economía nacional progresó de manera robusta, la calidad (del crecimiento) mejoró, y el desempeño general fue mejor que lo esperado", dijo la oficina de estadísticas en un comunicado.

Sin embargo, añadió, "hay que ser conscientes de que el desarrollo económico (de China) continúa en un proceso delicado de transformación".

"Los viejos motores del crecimiento van a ser reemplazados por nuevos. Una gran cantidad de factores están marcados por la inestabilidad y la incertidumbre, las bases de un crecimiento económico continuo no son lo suficientemente sólidas", observó el instituto.

El gigante asiático se esfuerza por reequilibrar su modelo económico reduciendo las colosales sobrecapacidades que lastran la industria, elimando las empresas públicas fuertemente endeudadas, e incentivando el consumo interno y el sector de los servicios.

Pero la transición tiene un costo: el crecimiento chino cayó en 2015 a su más bajo nivel en un cuarto de siglo (6,9%) y podría caer en 2016 a 6,6%, según el panel de 19 analistas consultado por AFP. Pekín apunta a un crecimiento este año de entre 6,5% y 7%.

Este miércoles el gobierno también publicó el índice de la producción industrial para el mes de septiembre, que progresó 6,1% a ritmo anual, marcando una desaceleración mucho más sensible que la esperada por los expertos consultados por Bloomberg (6,4%).

Esta desaceleración se produce a pesar del reciente repunte de la actividad manufacturera, dopada por el aumento de las inversiones inmobiliarias y los créditos baratos.

Pero la industria continúa penalizada por una demanda exterior morosa. Las exportaciones chinas volvieron a caer 10% el mes pasado.

En tanto, las ventas minoristas, barómetro del consumo de los hogares, crecieron 10,7% en septiembre, según la oficina de estadísticas, acelerando levemente en relación a agosto, apuntalada por el aumento de los créditos.

Pero el sistema inquieta a los expertos. Una reactivación a través del endeudamiento podría ser nociva, la deuda pública y privada china alcanza un 250% del PIB y alimenta el fantasma de una crisis financiera.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios