Negocios

Los seis oligarcas rusos que se hicieron más ricos con el Mundial de Rusia 2018

Estos son algunos de los magnates que aumentaron sus fortunas al adjudicarse contratos estatales o hacer inversiones con motivo del evento deportivo.

Los seis oligarcas rusos que se hicieron más ricos con el Mundial de Rusia 2018

Seis magnates controlan compañías que en su conjunto hicieron US$7.000 millones al adjudicarse contratos estatales para construir o reparar instalaciones o infraestructura para el transporte, según una investigación de la revista Forbes.

Otros multimillonarios aumentaron su riqueza invirtiendo en sistemas relacionados con la venta de entradas o a través de la entrega del servicio de internet en los estadios.

De acuerdo a un informe del Comité Organizador del evento, el monto total invertido en los preparativos del encuentro llegó a la cifra de US$11.000 millones. De ellos, 4.300 millones fueron destinados a restauración y construcción de estadios.

Al menos 12 de los gigantescos contratos ofrecidos por el Kremlin para desarrollar obras en 25 estadios y aeropuertos, se cree que están relacionados con personas o compañías que fueron afectadas por sanciones estadounidenses, según un informe de la compañía estadounidense Bloomberg.

De la lista de 15 multimillonarios publicada por Forbes, BBC Mundo presenta a seis de ellos, escogidos a partir de la exposición pública que tuvieron en los últimos tiempos.

Más allá de los nexos públicos entre los empresarios y el presidente ruso, BBC Mundo no se refiere en esta nota a los procesos de adjudicación de los contratos, puesto que no tiene antecedentes detallados sobre quiénes compitieron para obtenerlos, cuáles fueron los requisitos solicitados a los participantes, ni las razones por las que se adjudicaron.

1- Viktor Vekselberg: un magnate sancionado por EE.UU.

Uno de los hombres más ricos de Rusia, Vekselberges un magnate de la industria del aluminio con una fortuna estimada en US$13.600 millones.

Viktor Vekselberg es un magnate de la industria del aluminio.
Viktor Vekselberg es un magnate de la industria del aluminio. Getty Images

Vekselberg, nacido en Ucrania, es fundador y presidente de la junta directiva del Grupo Renova, un holding que agrupa varios fondos de inversiones con intereses en la industria energética rusa.

Una de sus empresas, Airports of Regions, renovó aeropuertos en cuatro ciudades rusas para el torneo.

Es uno de los siete magnates a los que EE.UU. sancionó en abril de este año por sus presuntos vínculos con el gobierno de Putin en actividades consideradas desestabilizadoras y corruptas.

Recientemente fue cuestionado por sus vínculos con Michael Cohen, el abogado personal de Donald Trump.

2- Arkady Rotenberg: en el judo y en los negocios

En el pasado fue compañero de Vladimir Putin en la práctica de judo.

El empresario Arkady Rotenberg solía jugar judo con Vladimir Putin.
El empresario Arkady Rotenberg solía jugar judo con Vladimir Putin. Getty Images

Arkady Rotenberg es dueño de la constructora Mostotrest, encargada de renovar tres aeropuertos y dueña de una subsidiaria que se adjudicó grandes contratos estatales para construir una autopista que conecta San Petersburgo y Moscú.

Con una fortuna estimada en US$2.600 millones, fue objeto de sanciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea en 2014, luego que el Departamento del Tesoro de EE.UU. acusara a Putin de adjudicarle a Rotenberg y su hermano millonarios contratos en los Juegos de Sochi.

3- Mikhail Fridman: el excompañero de Putin

Fridman, excompañero universitario de Putin con una fortuna estimada en US$13.600 millones, cofundó en 1989 Alfa Group, un gigantesco conglomerado que controla -entre otros negocios- Alfa-Bank, el mayor banco privado en Rusia.

Mikhail Fridman es fundador de uno de los mayores conglomerados empresariales rusos.
Mikhail Fridman es fundador de uno de los mayores conglomerados empresariales rusos. Getty Images

Con 745 oficinas en Europa, el banco es patrocinador del evento y participa en la venta de entradas.

A través de Alfa Group y otras empresas, Fridman tiene intereses comerciales diversificados en sectores estratégicos de la economía rusa.

Con nacionalidad rusa, ucraniana e israelí, el magnate obtuvo US$5.100 millones en 2013, al vender su participación en el gigante petrolero TNK-BP.

4. German Khan: el petrolero

Con intereses en los sectores de energía, banca y telecomunicaciones, German Khan tiene una fortuna estimada en US$8.800 millones.

Khan, Fridman y Kuzmichev, los tres excompañeros de universidad de Putin, fundaron Alfa-Bank y controlan la empresa LetterOne en Luxemburgo.

El magnate se especializó en el área petrolera. Fue vicepresidente de TNK Oil Company, la cual se fusionó con BP, considerada una de las mayores inversiones extranjeras en la historia rusa.

5. Alexei Kuzmichev: el hombre del capital de riesgo

El trío Kuzmichev, Fridman, Khan, hizo negocios desde hace casi tres décadas, principalmente a través de Alfa Group.

Kuzmichev es el presidente del Comité Consultivo de A1 (parte de Alfa Group), firma dedicada a invertir capital de riesgo.

Su portafolios incluye compañías como Nezavisimost, la mayor empresa vendedora de autos en Rusia, dos grandes cadenas de cine (Kronwerk y Formula Kino), además de BelMarket, la mayor cadena de supermercados en Bielorusia.

6. Pyotr Aven: el banquero

Aven se unió al trío anterior como presidente de Alfa-Bank en 1994 y en la actualidad sigue al mando de la entidad bancaria.

Pyotr Aven es presidente de Alfa-Bank.
Pyotr Aven es presidente de Alfa-Bank. Getty Images

Con una fortuna estimada en US$4.700 millones, Aven trabajó en 1989 en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

A fines de 2017, Aven, Fridman y Khan demandaron por difamación a la empresa de investigación Fusion GPS y a su fundador, Glenn Simpson, por haber incluido sus nombres en un dossier que los acusa de cooperar con el Kremlin para influir en las últimas elecciones presidenciales estadounidenses.

Usmanov, Timchenko y Agalarov

Además de los seis magnates, hay otros multimillonarios que aprovecharon la oportunidad del evento deportivo para hacer inversiones.

Alisher Usmanov, dueño de una fortuna estimada en US$13.000 millones, es el principal accionista de USM Holdings, que controla la firma de telecomunicaciones MegaFon. Esta compañía se adjudicó contratos para proveer internet e infraestructura de comunicación en los estadios y los campos de entrenamiento.

Gennady Timchenko, es el accionista mayoritario de la empresa de ingeniería y construcción, Stroytransgaz, que se adjudicó contratos para construir 45.000 asientos de estadios en dos ciudades.

Dueño de una fortuna estimada en US$16.600 millones, Timchenko fue sancionado por Estados Unidos en 2014 -en el marco del conflicto por la anexión que hizo Rusia de la península de Crimea- por sus vínculos con Putin.

Aras Agalarov, cuya fortuna llegaría a los US$1.700 millones, dirige Crocus Group, empresa que se adjudicó contratos para construir dos estadios.

Son muchos más los empresarios que se adjudicaron contratos para invertir en el torneo, razón por la cual esta lista, lejos de mencionar a todos los que hicieron grandes negocios, solo contiene algunos de los nombres de los multimillonarios más conocidos a nivel internacional.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios