Negocios

El trasfondo de la salida de Julio Ponce en Cascadas

La salida del empresario fue leída como una señal al mercado para dar un respiro financiero a las Cascadas.Pero también como una señal para que Corfo se abra a negociar con SQM un acuerdo por el Salar de Atacama.

El trasfondo de la salida de Julio Ponce en Cascadas

Por Sandra Burgos y Carla Alonso

Cerca de las 20:00 horas del martes 8 de septiembre, llegaron a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) cuatro hechos esenciales, uno por cada una de las sociedades de inversiones Pampa Calichera, Norte Grande, Oro Blanco y Potasios.

Los documentos decían que Julio Ponce Lerou, el ex presidente de la minera SQM, dejaba los directorios y presidencias de las denominadas Sociedades Cascadas. Los escritos aducían “motivos personales”.

No fue lo único. El jueves las sociedades cascadas -inversoras de SQM- informaron del rescate de bonos a través de créditos otorgados por Corpbanca. La noticia, sin embargo, no colocó al mercado de cabeza. “La salida de Ponce de cierta manera era esperada. Para apaciguar los ánimos con sus socios de la Bolsa, él tenía que salir, se lo habían dicho. Me llamó la atención que se haya demorado en hacerlo”, explica un analista del sector. 

Pero la gran pregunta es ¿qué hay detrás de esta renuncia?

“Efecto cosmético”

En el mercado rondaron dos versiones esta semana en torno a la salida de Julio Ponce de los directorios de las Cascadas.

Una de las tesis dice que el empresario se va definitivamente de esas sociedades, de las cuales aún sigue siendo socio. Esto último, debido a que estaría en proceso de negociación con un inversionista extranjero, que entraría en las Sociedades Cascadas que son controladas por un trust en la parte superior de la figura de control.

Según información de la SVS, en la actualidad posee un 98,89% de Potasios, a través de Nitratos de Chile; 76,83% de Oro Blanco, mediante Norte Grande; 88,64% de Pampa Calichera, a través de Otro Blanco, y un 10,07% vía Potasios; y un 67,53% de Norte Grande mediante Inversiones SQYA Limitada.

El empresario controla las sociedades a través de un Trust que formó hace 25 años y cuyos beneficiarios son sus hijos. En palabras sencillas, el trust -o fideicomiso anglosajón- es un contrato o acuerdo por el que se transfiere a un tercero una serie de bienes o derechos, para que los administre en beneficio de alguien. Dicho Trust es dueño indirecto del 15% de SQM.

Hoy el empresario asegura que no tiene parte de la torta de SQM. Pero en rigor el Trust posee el 67% de la propiedad de Norte Grande, por ejemplo. Pero una segunda versión, que ha tomado más fuerza, es que su salida se debe a un tema estratégico: como Julio Ponce necesita liquidez, en sus conversaciones le han recomendado que saliera, para viabilizar así la compra de bonos.

“Lo está haciendo para calmar un poco los ánimos. La presencia de él generaba conflictos, me parece saludable. Pero es un efecto cosmético: él da una señal al mercado de que se está alejando del día a día, pero sigue siendo controlador de SQM y de los otros vehículos de inversión”, dice un analista del sector.

El puzzle de la situación financiera de las Cascadas

Cuando Julio Ponce se fue del directorio de SQM, el 22 de abril de este año, se dedicó a pensar en una estructura financiera que saneara los compromisos de las Cascadas.

¿A cuánto ascendía esa deuda? Potasios tiene 3 créditos y garantías de acciones de SQM A con distintos bancos: Corpbanca, por US$ 120 millones (1,5 veces el monto del crédito); Scotiabank, por un monto de US$ 100 millones (2 veces); y Santander, por US$ 15 millones (Calichera A).

Calichera, en tanto, posee bonos con garantías SQM A con Scotiabank, por US$ 150 millones (2 veces); y Banco internacional, por US$ 250 millones (3 veces).

Oro Blanco tiene prendas acciones de Calichera y Norte Grande tiene acciones de Oro Blanco.

Sin embargo, este jueves 10 de septiembre, la situación tuvo modificaciones, luego que a través de un crédito de Corpbanca, el empresario hiciera un rescate de parte de los bonos de algunas sociedades cascadas.

La deuda de las Cascadas explica que Julio Ponce haya tenido que comprar acciones de SQM en el último tiempo, de manera de amortiguar los pasivos. Pero dichas acciones tienen ratios de exigencias -es decir, ciertos parámetros-, y si las acciones de SQM bajan más de lo esperado, el empresario debe comprar más acciones para poder garantizar los covenants… o bien, cambiar las condiciones a través de prepagos…lo cual hizo esta semana.

La presión del mercado

Hace algunas semanas, Ponce comenzó una negociación con los bancos. Fuentes al tanto de las conversaciones explican que las tratativas estaban en fase final, hasta que devino el desplome de la bolsa de Shanghai: el 24 de agosto se desplomó un 8,49%, arrastrando a Europa y el resto de Asia.

Ese día, cuentan las mismas fuentes, “tenía más o menos todo listo. Había avanzado principalmente con Corpbanca, pero las turbulencias en los mercados externos frenó todo”, aseguran. 

Un nuevo revés enfrentó el empresario la semana pasada, cuando el Servicio de Impuestos Internos (SII) ordenó a las Cascadas pagar US$ 113 millones por operaciones cuestionadas por la SVS . Se trata de las operaciones calificadas como ficticias, detectadas en el supuesto esquema detectado por la Superintendencia de Valores y Seguros, en el marco del caso Cascadas.

Ese día, además, la clasificadora de riesgo Humphreys redujo desde “Categoría A-“ a “Categoría BBB+” la clasificación del título de deuda del bono de Pampa Calichera. En medio de la negociación que encabezaba Ponce, la noticia complicó aún más las condiciones.

En este contexto, los bancos le habrían exigido que saliera de las Cascadas, para acceder a refinanciar, explican fuentes cercanas al empresario.

Las reacciones no se hicieron esperar: tras su salida, las sociedades cascadas -inversoras de SQM,- informaron este jueves del rescate de bonos a través de créditos otorgados por Corpbanca.

Pampa Calichera presentó así una oferta de adquisición para parte de los bonos emitidos por la misma sociedad en los mercados internacionales por US$ 250 millones, a una tasa de interés de 7,75 % anual, cuyo monto hoy asciende a US$ 246 millones.

Según informó Pampa Calichera, los tenedores de bonos podrán aceptar dicha oferta hasta el 8 de octubre.

Oro Blanco, en tanto, señaló mediante hecho esencial enviado a la SVS, haber recibido un préstamo de Corpbanca equivalente a US$ 84 millones, lo que destinó a "refinanciar un endeudamiento" que la sociedad mantenía con el banco por US$ 12,5 millones. Por otra parte, los remanentes US$ 72 millones fueron entregados a Norte Grande para a la vez pagar parte de los préstamos de esta sociedad al banco.

El factor Salar SQM

La salida del directorio de las Cascadas de Julio Ponce no ha convencido a Corfo, que mantiene un juicio arbitral con SQM por la explotación en Salar de Atacama.

Fuentes del mercado explican a T13 que en la institución ven esto como “mera cosmética”. “Como está hoy el gobierno corporativo de SQM, no le da ninguna garantía a Corfo”. Sin embargo, con una salida de Ponce de la propiedad de las Cascadas, Corfo está dispuesto a llegar a un acuerdo.

Los ánimos están agitados. Los inversionistas extranjeros están preocupados porque este contrato es una parte importante de las utilidades de SQM. Han pedido reuniones a Corfo, pero en la institución han declinado a la petición.

Donde sí los han recibido ha sido en los ministerios de Minería y Relaciones Exteriores. Según información de Ley del Lobby, el fondo Sailing Stone, inversionista de SQM, se reunió el 22 de julio con el subsecretario de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros, y un día después con la ministra de Minería Auroria Williams. Sailing Stone tiene cerca de un 14% de la propiedad.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios