Negocios

Entel apostó todas las fichas a Perú en su roadshow con inversionistas extranjeros

Este viernes termina el período de opción preferente por el aumento de capital con el que buscan recaudar unos US$522 millones.

Crédito: Agencia Uno
Entel apostó todas las fichas a Perú en su roadshow con inversionistas extranjeros
Por Bárbara Sifón

La misma razón que obligó a Entel a realizar un aumento de capital es la que les ha permitido convencer a los inversionistas extranjeros para que suscriban el mismo. Además, claro, del bajo precio establecido para la operación: $5.400 por papel, 7,5% por debajo del precio al que se encontraba previo a que se conociera el valor de los títulos para el aumento y 15% por debajo del precio al que negocia hoy la acción.

Pese a que en un comienzo el mercado no estuvo conforme con los resultados de Perú, tras el anuncio del aumento de capital la acción de la compañía no ha parado de subir desde los $5.836,83 hasta $6.380 en que cerró hoy, lo que implica un crecimiento cercano al 9%. Pero no sólo las acciones de la empresa han escalado, la opción de derechos preferente (OSA) ha escalado un 53%, mientras que las OSA de Almendra (controlador de Entel) han escalado un 173%. Ambos títulos fueron los más rentables de hoy con alzas de 32,91% y 20,48%.

De alguna forma, el factor precio y el castigo sobre el valor actual obliga a las AFP a suscribir el aumento, aseguran conocedores de la operación.  Dos de las administradoras se encuentran entre los doce mayores accionistas de la compañía a través de sus distintos fondos: Provida, por los fondos C (1,88%), B (1,34%), A (0,84%) y D (0,79%), mientras que Capital a través de los fondos B y C tiene un 1,01% y 0,92%, respectivamente, de la propiedad.

En 2013 Entel empezó a operar telefonía móvil en Perú, tras comprar en US$410 millones las operaciones de Nextel en ese país, ya que antes sólo operaba servicios empresariales y de redes a través de Americatel.

Perú fue la puerta para seguir creciendo, ya que el mercado chileno está con un alto nivel de penetración. Sin embargo, tras la inversión inicial en el país vecino la compañía ha debido abrir la billetera por otros US$521 millones (US$287 millones en 2014 y US$234 millones en 2015).

A lo anterior, se debe agregar los US$290 millones que la compañía debió sumar en mayo, cuando se adjudicó un bloque de banda ancha para dar servicios de internet de 4G en Perú.

Ello llevó a los accionistas a aprobar el aumento de capital y un plan de inversión por US$3.500 millones para los próximos cinco años, de los cuales US$1.100 millones estarán destinados a las operaciones en el país vecino.

“En un comienzo, los inversionistas no supieron entender el ingreso a este mercado, pensaban que en dos años la empresa ya iba a estar ganando plata, pero por el estilo de Entel, en que buscan ser primeros en todo, era evidente que iba a tardar más”, asegura un ejecutivo del mercado.

Precisamente para financiar la apuesta por el mercado peruano es lo que en marzo de este año obligó a la empresa a anunciar un aumento de capital por unos US$508 millones y para el cual los ejecutivos de la empresa se han desplegado por Nueva York y Europa para explicar a los inversionistas cómo rentabilizarán esa inversión.

Un problema que habían estado enfrentando en la empresa es que los distintos equipos de research de las corredoras no estaban valorizando la operación en Perú y sólo consideraban a Chile a la hora de establecer el valor para la acción de la empresa. Scotiabank, eso sí, fue el primer banco en cambiar su perspectiva cuando a fines de mayo revalorizó los activos en ese país y subió su precio objetivo para la acción desde $8.200 a $8.400, valor en el que la mantiene hasta ahora.

 “Recientemente revisamos la presentación del roadshow de Entel relativa a su oferta preferente (…) tomamos nota respecto de la última información respecto del Ebitda negativo en Perú. Los US$46,2 millones de Ebitda negativo del primer trimestre de 2016 son prácticamente equivalentes a los costos de suscripción de adquisición de US$46,3 millones; en otras palabras, excluyendo los gastos relacionados con la expansión, Entel está prácticamente en su punto de equilibrio. (…) Lo animamos a participar del aumento de capital. Compre”, escribió el analista de Scotiabank, Andrés Coello, el 13 de julio pasado.

Un alto ejecutivo que conoce del aumento de capital asegura que fueron cinco los argumentos relacionados con Perú entregados a los inversionistas en el roadshow de los ejecutivos: el crecimiento del negocio en ese país, la penetración en el negocio de celulares y de datos móviles, la participación de mercado, ser los únicos proveedores de la red 4G y por último, que entre el segundo semestre de este año y el primero del próximo la empresa alcanzará el punto de equilibrio.

Con todo, Almendral, que ostenta un 54,63% de la propiedad de Entel por medio de  Inversiones Altel, ya anunció que suscribirá al aumento y que, de hecho, el remanente de acciones de aquellos inversionistas que no hagan uso de su opción. Banco de Chile por cuenta de terceros no residentes tiene un 10,18%, Banco Itaú por cuenta de inversionistas extranjeros un 8,86%, Santander por cuenta de extranjeros otro 2,42%, LarrainVial corredores de Bolsa un 1,24% y Banchile Corredores de Bolsa un 1,02%.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios