Negocios

Estados Unidos aprueba nuevos aranceles contra China y confirma otros contra España

La confirmación además de los impuestos a la importación de la aceituna española podría sentar un precedente para todos los productos agroalimentarios subvencionados por la Política Agraria Común de la Unión Europea.

Crédito: DW
Estados Unidos aprueba nuevos aranceles contra China y confirma otros contra España

El representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, anunció este martes que su Gobierno está en proceso de imponer nuevos aranceles del diez por ciento a importaciones chinas por un total de 200.000 millones de dólares, en una escalada de su guerra comercial con Pekín. "Como resultado de las represalias de China y su fracaso en modificar sus prácticas, el presidente ordenó" este nuevo arancel, explicó Lighthizer.

La lista de nuevos productos, que está establecida en decenas de páginas de un informe de Lighthizer, contiene varios alimentos, químicos, minerales, tabaco y objetos electrónicos, entre otros. El pasado viernes entraron en vigor aranceles estadounidenses del 25% por valor de 34.000 millones de dólares como parte de un primer paquete de gravámenes de 50.000 millones, a los que China respondió con idénticas medidas.

La Política Agraria Común, en la mira

Washington confirmó también hoy definitivamente la imposición de aranceles a la aceituna negra de mesa española, que alcanzaron por ejemplo el año pasado unos 67.600 millones de dólares, anunciados el pasado mes de junio. La Comisión Internacional de Comercio (USITC, por sus siglas en inglés) determinó que las olivas reciben subsidios y que se venden en Estados Unidos por debajo de su valor, dañando la industria agroalimentaria local.

España ha negado que existieran prácticas de dumping o subvenciones contrarias a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). La Comisión Europea consideró ya en junio que los aranceles a la aceituna española son "inaceptables". El pasado mes de noviembre, Estados Unidos comenzó ya a exigir depósitos en efectivo -es decir, un arancel preventivo- a las empresas que importan aceitunas de España en el marco de la investigación por dumping.

Los aranceles se imponen por un periodo de cinco años prorrogables por cinco más y supondrán la pérdida de la práctica totalidad del mercado americano de aceituna negra para España, además de crear un precedente para todos los productos agrícolas procedentes de la UE, al poner en cuestión el modelo de ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC).

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios