Negocios

Estados Unidos y México logran pacto comercial a la espera de Canadá para un "nuevo NAFTA"

El nuevo tratado comercial que sustituirá al NAFTA se revalidará cada 16 años y no cada 5, como pedía el equipo de Trump. La Bolsa de Nueva York registra máximos históricos en sus índices de referencia.

Crédito: iStock
Estados Unidos deja todo listo para renegociar el Nafta

"Las diferencias que había en esta negociación con Estados Unidos han quedado superadas", dijo el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en un acto oficial celebrado en la capital mexicana, después de que él y su homólogo estadounidense, Donald Trump, anunciaran que habían llegado a un acuerdo comercial. Peña Nieto, que dejará el poder el próximo diciembre, se mostró aliviado por contar con un tratado que blinda la relación con su principal socio comercial y pidió a Canadá que se una al nuevo acuerdo.

Desde antes de que se divulgara el anuncio del acuerdo bilateral, Peña Nieto insistía en la importancia de incorporar a Canadá, y en este sentido discurrió la conversación telefónica que mantuvo con el primer ministro de ese país, Justin Trudeau. "Le expresé la importancia de su reincorporación al proceso, con la finalidad de concluir una negociación trilateral esta misma semana", apuntó el mandatario mexicano en sus redes sociales.

Falta Canadá

Después, en su conversación con Trump, que pudo seguirse en directo desde el Despacho Oval gracias a un altavoz, Peña Nieto, que llegó a proponer a su homólogo estadounidense "un brindis con tequila para celebrar este entendimiento", insistió en varias ocasiones en la incorporación del tercer socio. A lo largo de la renegociación del tratado, recordó, se buscó "concretar un acuerdo que fuera en beneficio de las tres partes". De la misma forma, el canciller mexicano, Luis Videgaray, ofreció una rueda de prensa en Washington en la que reafirmó que el país pondrá todo su "empeño" y "voluntad" para que Canadá quede incluida.

"Para México es fundamental, es una prioridad, que Canadá pueda estar en la negociación, que pueda ser parte del acuerdo, que siga siendo, como desde el primer día, un acuerdo trilateral", expuso. Si bien Estados Unidos expresó su "deseo" de que Canadá entre en el acuerdo, Trump señaló que el tratado con su vecino del norte también podría ser por "separado".

La ministra canadiense de Exteriores y jefa negociadora, Chrystia Freeland, llega el martes a Washington. "Vamos a continuar trabajando para modernizar Nafta. Solo firmaremos un nuevo Nafta si es bueno para Canadá y bueno para la clase media", dijo su portavoz.

Los principales puntos del acuerdo

En el pacto no se establecen cuotas, restricciones al comercio ni tarifas. Además, el acuerdo cuenta con una vigencia inicial de 16 años (frente a la necesidad de ser revalidado cada cinco años que pedía Estados Unidos). La exigencia actual en el sector del automóvil de que un 62,5 por ciento de los componentes sean de fabricación regional se eleva a un 75 por ciento (por debajo del 80 por ciento que exigía Estados Unidos). Además, un 40-45 por ciento del vehículo deberá haber sido fabricado en zonas con salarios de al menos 16 dólares la hora: Trump pretendía que la mitad tuviera que ser fabricado específicamente en su país.

Con estas reglas, un 70 por ciento de las exportaciones mexicanas del sector cumplirían desde el principio el nuevo tratado, según el Gobierno mexicano. El otro 30 por ciento pagará un arancel del 2,5 por ciento hasta que alcance ese objetivo. Respecto al acero no habrá cambios en los aranceles del 25% impuestos por Estados Unidos recientemente, así como en los del 10 por ciento establecidos para el aluminio.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios