Negocios

¿A quién beneficia en Chile la drástica caída en los precios del petróleo?

La baja se traducirá en una disminución en los precios de los bienes que se consumen habitualmente en Chile.

Crédito: Agencia Uno
¿A quién beneficia en Chile la drástica caída en los precios del petróleo?

Por Francisca Quinteros

La baja del petróleo, sin duda es una noticia positiva para Chile, ya que cada vez que éste cae, se traduce directamente en el bolsillo de las personas abaratando costos en bienes de consumo diario.

Hasta la fecha, se registra una caída por sobre el 50%, lo que se debe principalmente, por un lado, al exceso de oferta –al haber un aumento en la producción por parte de los países exportadores- y una baja demanda a nivel global, si se tiene en cuenta la crisis económica en Europa y Asia.

También puedes revisar el análisis de Ramón Ulloa sobre la tendencia a la baja del precio del petróleo. 

Los efectos de la baja en el petróleo, ya se están dejando ver en nuestro país. El economista, Francisco Klapp, explica que “ya estamos viendo cambios en la última versión del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que fue de -0,4% en diciembre, lo que quiere decir que el poder adquisitivo de las personas, en términos reales, está aumentando”.

A lo anterior, agregó que la baja del petróleo se traducirá en que los combustibles en general, seguirán bajando, por lo que será más barato calentar las casas en invierno y mover los autos.

Además, con el tiempo la baja del petróleo también se empezará a traducir en una baja en los costos de producción de todos los bienes que consumimos de forma cotidiana, como la comida, la bencina, la calefacción etc. Ya que baja también el costo en su producción y movilización, haciéndolos más baratos para las personas.

El analista de mercados, Ricardo Silva, coincidió con Klatt señalando que el petróleo está presente en la mayoría de las industrias, por lo que, en general, se podría ver una optimización de los costos de las compañías industriales, esto, dado a que su costo energético se está viendo reducido en proporciones importantes, haciendo que los precios caigan al momento en que lleguen al consumidor.

“Básicamente los cambios se verán en los productos producidos en Chile, principalmente en los alimentos. Esto también se traducirá en el precio del transporte tanto público como privado. Por el lado público habrá un beneficio directo al bolsillo de las personas porque podríamos ver una corrección en los precios y para los privados, habrá un beneficio a las empresas que utilizan el transporte dentro de sus líneas productivas”.

Para Klapp, las empresas se verán sin duda beneficiadas también, ya que podrán producir a niveles más competitivos, “especialmente en Chile, que somos importadores netos de energía y somos uno de los países que como porcentaje de su PIB, más importa energía”. 

Lo más visto en Negocios