Negocios

Figueroa: "Gradualidad en una reforma integral es una cosa bastante extraña de sostener"

Luego de que el ministro de Hacienda adelantara ayer en Enade que la reforma laboral será aplicada de forma "gradual", la presidenta de la CUT aseguró que les gustaría entender a qué se refiere con eso.

Crédito: A. UNO
Figueroa: Gradualidad en una reforma integral es una cosa bastante extraña de sostener

La aplicación de la reforma laboral será "gradual". Así lo adelantó ayer el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, ante decenas de empresarios en la exposición inaugural de la Enade 2014. Declaraciones que a juicio de la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, no permiten dimensionar qué es lo que está tratando de decir.

"Lo primero que uno quisiera entender es qué estamos diciendo por gradualidad", sostuvo la titular de la multigremial, en entrevista con el diario La Tercera. "A nuestros ojos, y eso se lo hemos transmitido al Ministerio del Trabajo y al Ministerio de Hacienda, gradualidad en una reforma integral es una cosa bastante extraña de sostener, porque estamos hablando de que se va implementar un proceso de reforma, donde cada parte es un todo, y no es una suma de accesorios".

Al respecto, aseguró que aún falta definiciones políticas por parte del Ejecutivo: "Insistimos en emplazar al Gobierno a que se pronuncie, a que convoque a esta reunión que les solicitamos para que podamos despejar dudas que aún persisten, a propósito de declaraciones que han hecho otros actores y de las propias".

Sobre el envío de la iniciativa, Figueroa sostuvo que la CUT hubiese preferido que fuera antes, ya que "mientras más se extienda el tiempo de ingreso del proyecto, más dudas se siembran y más expectativas se generan respecto a lo que debiera contener".

Consultada respecto de la posibilidad de que la reforma laboral sea enviada sin que se vuelvan a reunir, resaltó que "eso va a hacer muy difícil". "El gobierno tiene una presión innegable, y es que haber avanzado en este proyecto tuvo que ver con firmar un protocolo de acuerdo con la central. Por lo tanto, de alguna manera el Ejecutivo no tiene margen para enviar un proyecto de ley sin que sea conocido por la CUT", agregó.

Y agregó que "tengo la impresión que el peor fracaso podría ser que el proyecto no dé cuenta del objetivo para el cual debe ser construido, que es el fortalecimiento sindical y la negociación colectiva. El resto de elementos se tendrán que ver con el debate".

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios