Negocios

Hitos y cifras de los casi seis años de tramitación de HidroAysén

(Foto: UPI) Este martes el Comité de Ministros se reunirá para resolver las 35 reclamaciones contra el proyecto impulsado por Endesa y Colbún.

Hitos y cifras de los casi seis años de tramitación de HidroAysén

A un día que se reúna el Comité de Ministros para resolver sobre las 35 reclamaciones en contra de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de Hidroaysén, otorgada hace más de tres años, las visiones de promotores y detractores vuelven a enfrentarse.

Mientras el presidente de Colbún, Bernardo Larraín, aseguró –en entrevista con diario Pulso– que "no hay que dramatizar esa resolución", el Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena ya vaticina el fin de Hidroaysén.

En los casi seis años que se ha extendido la tramitación del millonario proyecto hidroeléctrico, marchas, campañas y recursos de protección son algunos de los puntos que han marcado uno de los mayor conflictos ambientales del país.


El proyecto


  5

   centrales hidroeléctricas contempla el proyecto:    2 en el río Baker y 3 en el río Pascua.

  2.750 MW

   de potencia instalada tiene el proyecto.

  18.430 GWh

   de capacidad de generación media anual.

  5.910 hectáreas

   ocuparía el área de inundación de los embalses.

  US$3.200 millones

   demandaría el proyecto, según el Estudio de   Impacto Ambiental (EIA) presentado en 2008, sin   embargo, la cifra se habría elevado desde   entonces.

 

Imagen: Hidroaysén

 

Además de el proyecto contempla una línea de transmisión, Aysén Transmisión, la que llevará la energía generada por las cinco centrales.

820 kilómetros

contempla la primera etapa: 660 kilómetro de cables sostenidos por torres y 160 kilómetros de trazado submarino.

50 metros

medirán en promedio las torres.

US$4.000 millones

demandará el proyecto.


Los principales actores


51% y 49%

de las acciones tienen Endesa y Colbún, respectivamente, de Centrales Hidroeléctricas de Aysén S.A., constituida el 4 de septiembre de 2006.

70

grupo de organizaciones y de ciudadanos de Chile y el mundo conformaron el Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena, que bajo el lema "Patagonia sin represas" se han manifestado en contra del proyecto.


La tramitación


10.400 páginas

tiene el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que Hidroaysén presentó el 14 de agosto de 2008 a la Comisión Nacional de Medio Ambiente (Conama) de Aysén, y que fue acogido a trámite el 22 de agosto.

1.240 páginas

tiene el capítulo 5 Predicción y Evaluación de Impactos Ambientales, el segundo más extenso del EIA, que entre los impactos significativos de la construcción del proyecto identifica elementos como "pérdidas y alteraciones de asociaciones vegetales", "pérdida de hábitat para la fauna nativa de vertebrados terrestres" o "pérdida parcial de paisajes originales".

2.698 observaciones

realizaron 32 de 36 servicios públicos con competencia ambiental. Mientras la ministra del Medio Ambiente, aseguró que el EIA del proyecto no estaba "a la altura de la evaluación", 11 servicios concluyeron que adolecía "de información relevante y esencial para la calificación ambiental", informó El Mercurio en octubre de 2010. Como un "grave y lamentable error" calificó Bernardo Larraín, en entrevista con La Tercera, que "ciertas autoridades hayan anticipado opiniones sobre la calidad del estudio ambiental".

11.000 observaciones

se sumaron a las realizadas por los servicios públicos, provenientes de organizaciones sociales, pobladores y centros de investigación. Debido al número de observaciones, consignó La Nación, se debió disponer de turnos especiales para su certificación de ingreso y recepción.

9 meses

pidió Hidroaysén suspender el proceso de evaluación ambiental (hasta el 26 agosto de 2009) para poder responder las observaciones recibidas en el Informe Consolidado de Solicitud de Aclaraciones y/o Ampliaciones al Estudio de Impacto Ambiental N°1 (ICSARA N°1), entregado el 13 de noviembre de 2008 y que en más de 500 páginas exponía 3.150 observaciones.

2 informes

de aclaraciones y observaciones más recibió Hidroaysén, ICSARA N°2 e ICSARA N°3, el 18 de enero de 2010 y el 25 de noviembre de 2010, respectivamente. Mientras el segundo contenía 1.114 nuevas observaciones, el tercero incluyó 199 observaciones.

3 informes

de respuestas debió entregar Hidroaysén, las que se materializaron en la Adenda N°1 (20 de octubre de 2009), en la Adenda N°2 (28 de octubre de 2010) y Adenda N°3 (11 de abril de 2011).

15 meses

estuvo finalmente paralizado el proceso de evaluación ambiental del proyecto, luego de que Hidroaysén solicitará tres veces la suspensión para poder responder las observaciones. El proceso se reanudó en abril de 2011.

11 votos a favor y 1 abstención

fue el resultado de la votación con la que la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de Coyahique aprobó el EIA de Hidroaysén el 9 de mayo de 2011. La Resolución de Calificación Ambiental fue entregada el 13 de mayo.

30 de mayo de 2012

Colbún recomienda a Hidroaysén suspender indefinidamente el ingreso del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto de transmisión. "No están dadas las condiciones para desarrollar proyectos de esta magnitud y complejidad", aseguró.


Las marchas


9 de mayo

Tras la aprobación de Hidroaysén cientos de personas salieron a protestar en distintas ciudades del país como Santiago, Valparaíso, Concepción, Temuco y Coyhaique.

13 de mayo

Una marcha ciudadana convocada por Acción Ecológica a través de las redes sociales superó todas las expectativas reuniendo a más de 30 mil personas en el centro de Santiago.

12

convocatorias se realizaron para marchar contra Hidroaysén entre mayo 2011 y mayo 2012. Las manifestaciones se extendieron a distintas ciudades del país.


La opinión pública


47%

de los encuestados creía en marzo pasado que el recién asumido gobierno de Michelle Bachelet aprobaría Hidroaysén, según la encuesta La Segunda-UDD: Qué esperan los chilenos del nuevo gobierno.


69%

de las personas consultadas por la IV Encuesta de Percepción y Actitudes hacia el Medio Ambiente, publicada en abril del año pasado, consideró que el rol de las autoridades en el conflicto ambiental de Hidroaysén fue muy mala o mala. "Hidroaysén es el conflicto medioambiental que recibe mayor rechazo en su manejo político", precisó.


36%

de aprobación obtuvo el presidente Sebastián Piñera en mayo de 2011, según la encuesta Adimark. La aprobación más baja registrada desde que había asumido el gobierno, y que marcó una disminución de cinco puntos frente al mes previo. "El sorpresivo movimiento ciudadano, de carácter nacional, que generó la tramitación del proyecto HidroAysén sin duda es parte de la explicación respecto a la caída observada", explicó la consultora.


 

Las definiciones sobre el proyecto


7 recursos de protección

interpusieron en mayo de 2011 organizaciones ambientalistas en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt para paralizar la aprobación ambiental del proyecto. El tribunal de alzada los desestimó, lo que fue confirmado por la Corte Suprema en abril de 2012.

41 votos a favor, 23 en contra y 12 abstenciones

fue la votación con la que la Cámara de Diputados aprobó el informe de la comisión investigadora sobre el proceso de aprobación de Hidroaysén. "El gobierno anterior como el actual decidieron, a rajatabla, tramitar este proyecto, con intervención directa incluso de los ministros del Interior, lo cual representa una intromisión indebida, por la presión que representa para todos los funcionarios del gobierno involucrados en la cadena de decisiones", precisó el documento.

2 años y medio

se demoró el Comité de Ministros –durante el gobierno de Sebastián Piñera– en reunirse (el 30 de enero de 2014) para resolver sobre las 35 reclamaciones presentadas contra la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), otorgada en mayo de 2011. El plazo legal es de 60 días. Parte de las reclamaciones resolvió el Comité de Ministros en esa ocasión y encargó 2 nuevos estudios –sobre la hidrología y localización de trabajadores– para decidir sobre las reclamaciones que quedaron pendientes. "Tal decisión y forma de proceder del Comité de Ministros debilita la institucionalidad ambiental, primero, al obviar los plazos que la propia ley establece con precisión, y luego, al imponer estudios extemporáneos", aseguró Hidroaysén a través de una declaración.

19 de marzo

El Comité de Ministros –del entonces recién asumido gobierno de Michelle Bachelet– invalidó los acuerdos adoptados por el gobierno anterior que resolvieron parcialmente los recursos de reclamación y anunció que en el plazo legal de 60 días se pronunciará. El ministro de Medio Ambiente, explicó que "estimamos que dicho pronunciamiento del día 30 de enero tiene vicios de ilegalidad y que lo pertinente es que los recursos de reclamación puedan verse integralmente".

10 de junio

A las 8.00 horas se reunirá el Comité de Ministros para resolver sobre el proyecto Hidroaysén, todo indica –según publicó La Tercera– que en la ocasión se dejará sin efecto la Resolución de Calificación Ambiental otorgada en mayo de 2011.

6 ministros

integran el Comité: el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, que lo preside; los ministros de Salud, Helia Molina; de Economía, Luis Felipe Céspedes; de Energía, Máximo Pacheco; y de Minería, Aurora Williams.

30 días

tiene de plazo Hidroaysén para presentar un recurso en contra la decisión del Comité de Ministros ante el Tercer Tribunal Ambiental.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios