Negocios

La actividad manufacturera china se contrajo durante agosto

La actividad manufacturera china se contrajo claramente en agosto, según un índice gubernamental publicado este martes.

La actividad manufacturera china se contrajo durante agosto

AFP

La actividad manufacturera china se contrajo claramente en agosto, según un índice gubernamental publicado este martes, y cayó a su nivel más bajo en tres años, señal suplementaria de la desaceleración persistente de la segunda economía mundial.

El índice PMI de los directores de compras para China se establece en 49,7 en agosto, contra 50 en julio, cifra oficial desvelada por la Oficina Nacional de Estadística (ONE), el nivel más bajo de este índice oficial desde agosto de 2012. 

Una cifra superior a 50 marca una expansión de la actividad manufacturera, un índice inferior señala una contracción. El PMI se elabora en base a los pedidos y diversas señales de actividad de las empresas.

Un indicador PMI calculado de forma independiente por el gabinete Markit y publicado el martes por el grupo de prensa Caixin presenta un panorama aún más negro que la estadística del Gobierno.

El PMI-Caixin se queda en 47,3 para agosto, contra 47,8 en julio, un poco mejor que el índice provisional de 47,1 publicado diez días atrás, pero sigue siendo su nivel más débil desde marzo de 2009.

"La bajada de la demanda condujo a las empresas manufactureras a reducir de nuevo la producción en agosto, con una bajada de amplitud no vista en cuatro años", comentaban los expertos de Caixin.

Paralelamente, las empresas "han reducido efectivos en agosto por 22º mes seguido, y el ritmo de la supresión de empleos se aceleró de nuevo", anotaron.

El crecimiento chino se estabilizó el segundo trimestre a un 7% gracias a las medidas de apoyo de Pekín pero la situación sigue sombría y se suceden las estadísticas morosas.

Las exportaciones del país se redujeron un 8% interanual en julio, mientras que la producción industrial registraba una violenta desaceleración. El consumo sigue flojeando y la reciente debacle bursátil ha podido contribuir a bajar la moral de las familias.

Algunos economistas matizaban las malas cifras de agosto, "reflejo en gran parte de factores temporales, como las restricciones impuestas antes del gran desfile militar en Pekín" el próximo jueves, señalaba Julian Evans Pritchard, de Capital Economics.

Las autoridades pararon numerosas fábricas en Pekín y sus inmediaciones para garantizar un cielo azul, sin contaminación, durante los Mundiales de atletismo y antes del gran desfile militar para conmemorar la derrota de Japón al final de la Segunda Guerra Mundial.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios