Negocios

La nueva etapa de negociaciones que se abre por la OPA de Ripley

Comienzan a estrecharse los plazos para que Liverpool lance la OPA y las definiciones de los minoritarios esta ya tomadas: negociar a toda costa.

Crédito: Agencia Uno
Negociación entre Liverpool y Ripley entraría en fase clave

Por Sandra Burgos

No les cayó muy bien la oferta, ni la forma cómo ingresará Liverpool a la propiedad de Ripley. Por esa razón, las hermanas Calderón Kohon, que controlan el 12% de la multitienda, comenzarán una etapa de negociación, ahora que ya partió la cuenta regresiva para que la mexicana lance la OPA.

De esta forma Débora, Patricia y Esther; las primas de los controladores de la multitienda, la familia Calderón Volochinsky (Lázaro, Michel, Andrés y Verónica) definieron una estrategia que comenzará a tomar forma en las próximas semanas.

Esta consiste en expresar a Liverpool que no participarán en la OPA que lanzó en julio por el 100% de la compañía, mientras sus primos, mantengan inalterable su participación en la sociedad.

Las negociaciones entre Liverpool y Ripley, implican que los Calderón Volochinsky no acudirán a la OPA y que tienen un plazo de 5 años para permanecer en la sociedad. Tras ello, se abrirá una ventana de venta.

Este punto es el que ha desatado el malestar de las Calderón Kohon y sus asesores, dado que lo interpretan como una movida en que los minoritarios salen sin conseguir el valor que el ingreso de Liverpool le puede dar a los papeles de Ripley, el cual será cosechado por los Calderón Volochinsky.

Por esta razón, ahora las conversaciones se concentrarán en aumentar el precio de la OPA, de tal forma que internalice  el valor futuro que pueden alcanzar los títulos de Ripley, o bien, que los hermanos Calderón Volochinsky cedan parte de su propiedad ahora y que sus primas se mantengan también 5 años con un paquete importantes de acciones.

Los $420 por acción ofertado por Liverpool no satisface las Calderón Kohon. Consideran que es el valor libro de la compañía y que no tare aparejado ningún beneficio para los minoritarios.

Se reabren las heridas

De esta forma se vuelven a abrir las heridas en la familia Calderón. El año 2011 los primos Calderón Volochinsky y Calderón Kohon, separaron aguas, luego que los hijos de Alberto Calderón tomaron el control de Ripley, todo en medio de los problemas financieros por los que atravesaba su tío Marcelo Calderón, padre de Débora, Patricia y Esther.

El episodio no fue fácil. Incluyó un arbitraje que dejó dañadas las relaciones familiares llevándolas sólo a la instancia netamente protocolar.  A partir de ese momento, ambas familias corrieron por carriles distintos, compartiendo la propiedad de Ripley.

Los  Calderón Volochinsky se quedaron con el 53% de la propiedad de la multitienda y las hermanas Calderón Kohon con el 12%, pero fuera del pacto de control. Ese hecho es el que las llevó a sorprenderse con los acuerdos alcanzados por sus primos con la mexicana Liverpool, ya que no participaron de las negociaciones.

AFP también con gusto a poco

Las AFP también quedaron un poco desilusionadas tras el anuncio de OPA. Los $ 420 por acción que establece el acuerdo firmado entre ambas compañías no serían suficientes para que se desprendan tan fácilmente del 11% que tienen en conjunto Planvital, Modelo, Capital, Cuprum y Habitat en la retailer nacional.

Por ello, también se estarían preparando para tomar contacto con los mexicanos e intentar negociar que la firma eleve su oferta, antes de decidir si irán a la OPA, aprovechando que todavía hay un margen de tiempo para una negociación, pero que comienza a estrecharse luego que Liverpool presentara a la SBIF su plan con Banco Ripley.

Una vez que reciban la aprobación de la autoridad, lanzarán la OPA.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios