Negocios

La producción de vainilla en Uganda crece a pesar de los saqueos

El país es el cuarto mayor exportador de vainilla del mundo, está impulsando la producción para beneficiarse de los precios del saborizante que es más valioso que la plata y ha obligado a los agricultores a contratar guardias armados para disuadir a los ladrones.

Crédito: AFP
Las orquídeas son las "pervertidas" del mundo vegetal, dice Warren.

AFP

El país de África Oriental sin salida al mar producirá alrededor de 100 toneladas métricas de vainilla este año, con el potencial de duplicar esa cifra en el futuro, según Aust & Hachmann Canada Ltd., la compañía del saborizante más antigua del mundo.

Aunque eso está muy por debajo de las 1.600 toneladas que puede producir Madagascar, el principal productor mundial, la producción extra de Uganda diversificaría los suministros mundiales y los agricultores de granos que podrían estar entre los mejores del mundo cosecharán hasta US$600.000 por tonelada, dijo el director de la compañía, David van der Walde.

"La vainilla es un cultivo importante y el gobierno está promoviendo su calidad e impulsando la seguridad en las áreas de cultivo", dijo Opolot Okasai, director de recursos de cultivos en el Ministerio de Agricultura de Uganda.

La Junta de Promoción de Exportaciones del país dice que los envíos anuales de vainilla variaron de 0,65 toneladas a 75,4 toneladas en el lustro terminado en 2016, último año para el que hay datos disponibles.

Los ingresos agrícolas adicionales serían una bendición para Uganda, que ya es el mayor exportador de café de África, mientras intenta alcanzar su objetivo de 2020 de tener un ingreso medio, para lo cual debe llegar a un ingreso per cápita de entre US$1.045 y US$12.736.

Un retraso en el inicio de la producción de petróleo en el oeste del país está afectando los objetivos económicos del Gobierno, dijo la autoridad de planificación en febrero.

La agricultura representa aproximadamente una cuarta parte de la economía de Uganda, de US$24.100 millones.

Más fuentes

Una fuente adicional para los granos que sazonan todo, desde lattes hasta helados, también reduciría la dependencia de los compradores de una sola localidad. El ciclón del año pasado en Madagascar, país que aporta hasta el 80 por ciento del suministro mundial, frenó la producción allí y agravó la disparada de los precios. Papúa Nueva Guinea es el segundo mayor productor con 200-250 toneladas, mientras que Indonesia produce alrededor de 150 toneladas, según el informe de noviembre de Aust & Hachmann.

"Cuando todas las condiciones son adecuadas, la vainilla de Uganda puede ser sobresaliente", dijo Van der Walde, cuya compañía ha sido históricamente uno de los mayores compradores de la producción ugandesa. Los precios se dispararon a principios de la década de 2000, lo que provocó que los compradores utilizaran sabores más sintéticos. El mercado colapsó como resultado, con un comercio de vainilla de US$30ª US$80 por kilogramo en el período 2004-2014, lo que llevó a los agricultores a reducir la producción.

Los precios se han disparado desde 2015, principalmente por la nueva demanda de las principales compañías de alimentos que responden a una preferencia del consumidor por los ingredientes naturales. En Uganda, algunos agricultores reaccionaron recogiendo los granos demasiado temprano, lo que perjudicó los rendimientos y la calidad, según Van Der Walde. La página web del consejo de exportación observa que aunque Uganda tiene una reputación de productora de vainilla de buena calidad, la producción anda baja.

La seguridad es la principal preocupación para Peter Lutalo, un granjero de Nkokonjeru, a unos 48 kilómetros (30 millas) al este de la capital, Kampala. Él dice que otros productores han contratado guardias equipados con pistolas, arcos, flechas y machetes para proteger sus plantaciones de vainilla.

"Si no vigilas tu granja por la noche, los ladrones aprovecharán tu descuido y cosecharán tu producción", dijo el hombre de 34 años.

 

Lo más visto en Negocios