Negocios

Las ideas económicas que rondan en la cabeza del "candidato Guillier"

Avanzar en mecanismos que reduzcan la brecha de desigualdad en el país, un sistema previsional que acabe con carácter “especulativo” de las inversiones de las AFP e impulse la diversificación productiva y una preocupación especial por la situación de la pymes, son algunas de las ideas que el senador ha expuesto durante su labor parlamentaria y que podrían formar parte de un eventual programa de gobierno.

Crédito: Agencia Uno
Alejandro Guillier

Hasta que no haya una definición de su candidatura presidencial, el senador independiente Alejandro Guillier no ha explicitado cuál será el grupo de profesionales que trabajará en la confección de eventual  programa de gobierno.

Esto contrasta con lo realizado por otras figuras presidenciales como Ricardo Lagos o Sebastián Piñera, quienes ya han convocado a sus equipos a reconocidas figuras en el ámbito económico, como el economista de la Universidad de Chile, Dante Contreras, o la ex directora de Presupuestos, Rosanna Costa, respectivamente.

Guillier no ha armado aún un equipo económico, pero ha trascendido que entre las personas que escucha se encuentra el economista Ramón Rada Jaman, Ingeniero comercial de la Universidad Gabriela Mistral, con mención en economía y con post grado en Francia (Master ENA Senghor Francia. PHDc) y que se ha especializado en relaciones internacionales y en minería.

Coincidentemente Rada, coordina a un grupo de profesionales del Partido Radical, que ya trabajan en un programa de gobierno si Guillier avanza en su apuesta por ser candidato presidencial.

Las definiciones del Guillier parlamentario

Pero, ¿qué piensa Guillier, cuál es el modelo económico que ronda en su cabeza? Hasta ahora se desconocen sus definiciones sobre cómo ve la economía y el rol que deben jugar los distintos actores e instituciones vinculadas al mundo económico.

Sin embargo, se pueden sacar ciertas ideas cuando se hace una revisión de lo que ha sido su trabajo legislativo.

Durante 2016 ha sido parte en la presentación de un proyecto de ley para establecer un aporte estatal –cercano a $1 millón- en una cuenta de ahorro previsional a todas las personas nacidas en Chile. Asimismo, una moción que establece normas sobre protección de los derechos de los consumidores, con el objetivo de incorporar un mecanismo para la protección del derecho a la privacidad de los consumidores. Ambas propuestas se encuentran congeladas en el Congreso.

En tanto, el 2015 se hizo parte de una serie de proyectos para proteger los derechos de los consumidores, así como otro que busca extender la responsabilidad penal de las personas jurídicas a ciertos delitos tributarios, estableciendo nuevas penas. Todas estas materias tampoco han avanzado en el Parlamento.

Sin embargo, durante la discusión de proyectos emblemáticos en el Senado es donde podemos encontrar definiciones más concretas de qué piensa en el plano económico.

Por ejemplo, durante la discusión del proyecto de libre competencia que volvió a sancionar con cárcel los casos de colusión, Guillier hizo una dura crítica el sector empresarial involucrado en estos casos. “Cuando se cometen estos atentados, no solo se afecta al mercado y a las demás empresas, sino también a la ciudadanía. (…) No podemos permitir que colosos económicos continúen llenando sus arcas a costa de la población”, afirmó.

En tanto, durante la discusión de la reforma laboral, fue tajante en defender la negociación colectiva como elemento fundamental en la relación entre trabajadores y empleadores. “Cuando el trabajador puede negociar colectivamente sus condiciones laborales, ello redunda, la mayoría de las veces en una mejor distribución de la riqueza”. Asimismo, destacó el trato especial que se le entregó en la ley a las micro y pequeñas empresas. “Me parece apropiado y adecuado”, aseveró en su momento.

En la discusión del proyecto de simplificación de la reforma tributaria en enero de 2016 destacó que esta iniciativa ayudaba a reducir la brecha de desigualdad, pero advirtió que probablemente sería necesario volver a modificarla. “Quizás, en un futuro, será factible avanzar hacia un sistema de integración total, el cual, al parecer, despierta consenso en varios senadores aquí presentes”, manifestó.

Con todo, reconoció que el sistema propuesto, “aún con sus imperfecciones, es más justo que la absoluta desregulación que de hecho había hasta antes de la reforma tributaria aprobada hace un año”.

Críticas al sistema previsional

Sin embargo, fue en la discusión del proyecto que buscaba impulsar la productividad en que el senador independiente dio a conocer su visión del actual sistema de pensiones, reconociendo que los fondos previsionales constituyen el mayor esfuerzo de ahorro económico del país. “En todas partes lo natural es que se transformen en la principal fuente de inversión para el desarrollo productivo y el empleo en cada nación”, afirmó.

Sin embargo, advirtió que con el propósito de restringir los riesgos, “nuestro modelo previsional fue enmarcado dentro de un sistema que, de alguna manera, induce a invertir en actividades económicas que aseguran una rápida liquidez para retirar esos recursos en caso de emergencia. Por consiguiente, se ha ido más bien hacia operaciones de bolsa, muchas veces con carácter especulativo”.

Por esta razón, planteó que estos recursos, de los cuales más del 45% se invierte en el extranjero, se utilicen para cubrir el “enorme déficit de inversión para proyectos con rentabilidad segura, que son estratégicos para el desarrollo del país y que no disponen de financiamiento”.

En esa línea, citó como ejemplo los aportes que se le podrían entregar a Codelco. “Parece razonable avanzar hacia una mayor flexibilización en las posibilidades de inversión dirigida a negocios que puedan  tener quizás menor liquidez, pero que hoy, a simple vista, presentan una enorme capacidad de rentabilidad superior a lo que esos mismo recursos están obteniendo en las bolsas internacionales o en los mecanismos tradicionales de inversión”.

El decálogo del radicalismo

Si bien son puntuales las ideas que Guilleir ha transmitido y que permitirían armar un perfil del modelo económico que da vueltas en su cabeza, en el entorno del periodista reconocen que el Partido Radical (PR) no se ha quedado de brazos cruzados.

“En busca de una economía solidaria para Chile” se llama el documento elaborado por la Comisión Economía y Desarrollo Económico creada al interior de la colectividad, y contiene las principales ideas del conglomerado en este ámbito.

Dicha comisión, compuesta por 12 profesionales y coordinada por el economista Ramón Rada, es parte del trabajo que reunió a otros 27 grupos creados en el seno del Frente de Profesionales y Técnicos radicales, los que se ocuparon por más de un mes en hacer una reflexión respecto de distintas áreas de la vida social del país. Estos equipos fueron liderados por el doctor César Cárcamo.

El cronograma de trabajo considera que los resultados serán analizados y entregados a la figura presidencial en el próximo consejo general del radicalismo, a realizarse este mes.

En el documento, al que tuvo acceso T13.cl, se asume que Chile en los últimos 40 años, “ha desarrollado una economía social de mercado que demuestra haber sido un eficiente motor de crecimiento para el mercado, pero de magros resultados sociales, marginando a la ciudadanía en un entorno de desigualdad e inequidad que hoy determina una fragilidad estructural que impacta fuertemente, por ejemplo, a las pensiones, pymes y emprendedores”.

Por esta razón, proponen que debe emerger un nuevo impulso de Estado empresario, “con un modelo económico centrado no en la propiedad de la empresa, sino respecto de la gestión y participación de los actores, donde el Estado se involucre activamente en la planificación productiva y estructural de la economía, capitalizando acciones y participando en modelos productivos mixtos que permitan intervenir verticalmente sectores estratégicos para el futuro desarrollo de Chile”.

Entre los ejemplos que consigna el documento para transformar al Estado en un “garante en la provisión de servicios básicos, de inversión en áreas estratégica y de la virtuosa y sana competencia” proponen un sistema de transporte público estatal. “Un Transantiago subsidiado a través de operadores privados que presenten un mal servicio a la ciudadanía es inaceptable. (…) No se pueden seguir justificando a empresas ineficientes”.

Del mismo modo, consideran que Codelco requiere un plan de capitalización plurianual y si los nuevos proyectos mineros demandan mayor capital, hay que buscar la asociación con privados, como el modelo utilizado por la estatal en proyectos como Los Bronces y El Abra. “La propiedad mayoritariamente del Estado, pero como socio no impide su desarrollo”, aseguran.

El documento considera además la creación de firmas estatales que ayuden la gestión de empresas pequeñas y medianas que actualmente no tienen apoyo para su desarrollo en distintos ámbitos del quehacer económico. En este caso, se mencionan ejemplos para el sector minero, como la creación de una compañía estatal que se dedique a la exploración y sondaje; y de la Empresa Nacional del  Litio y Nitratos.

En el ítem denominado “Reformas Estructurales y Hacienda Pública”, el escrito de los radicales plantea que una “economía solidaria” solo se logra con una mejor distribución del ingreso y la eliminación de las distorsiones, “lo que necesariamente requiere un ajuste a la reforma tributaria”.

Para eso proponen, por ejemplo, el cobro de un IVA diferenciado, aumentándolo a las transacciones con factura y disminuyéndolas en las con boleta. “De esta manera se beneficia al consumidor final”.

Asimismo, plantean terminar con el cobro diferenciado del impuesto específico a los combustibles. “Todas las industrias que poseen terminales propios que hoy no lo pagan, o lo descuentan, como las mineras, generadores de electricidad, forestales, transportistas, navieras, aerolíneas, entre otras, deben asumir la carga, tal cual lo hacen hoy las personas naturales o consumidores minoristas”. Esto permitiría –aseguran- “bajar la tasa a los automovilistas en calidad de persona natural y mantener la recaudación”.

Este documento podría ser la base de los temas económicos en un programa de gobierno de Guillier, sin embargo sus redactores confiesan que hasta ahora el candidato no ha dado su visto bueno a los contenidos. Por tanto, hay que esperar a que se produzca el cónclave del PR, sólo ahí se conocerán las definiciones del candidato.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios