Negocios

Los mercados asiáticos sufren nuevos latigazos de la ola global de pérdidas bursátiles

Tokio, Hong Kong y Shanghái fueron de los mercados más golpeados y cada uno de ellos con pérdidas de más de 3%.

Crédito: AFP
Los mercados asiáticos sufren nuevos latigazos de la ola global de pérdidas bursátiles

AFP

Los mercados asiáticos volvieron a teñirse de rojo este viernes siguiendo una tendencia global por la intensificación de los temores a los efectos de un endurecimiento de las tasas en Estados Unidos.

Tokio, Hong Kong y Shanghái fueron de los mercados más golpeados, mientras los inversores intentaban refugiarse en valores como el oro y el yen. 

El índice Nikkei 225 de la bolsa de Tokio perdió 2,32% al cierre, al término de una de sus peores semanas desde hace dos años, mientras la bolsa de Hong Kong caía mas de 3% encaminándose a perder las ganancias obtenidas en 2018. Shanghái se derrumbó por su parte 4,1% cayendo a un mínimo en nueve meses.  

La tendencia siguió la estela de pérdidas en Wall Street, donde el Dow Jones cayó 4,15%, en medio de la inquietud de los inversores que miran cómo crece el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años. 

Después de un 2017 excepcional y un mes de enero con fuertes ganancias, los mercados globales llevan casi dos semanas de espasmos por los temores de que la recuperación de la economía mundial y el aumento de los precios lleven a un alza de las tasas de interés mayor a lo previsto. 

"Hay algunos jugadores importantes que se habían apalancado a unas tasas bajas para siempre y tienen que revertir estas transacciones", explicó Doug Cote, jefe de estrategia de Voya Investment Management a Bloomberg News. "Ellos podrían estar en un estado de pánico total ahora", indicó 

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio opera en torno a mínimos no alcanzados desde mediados de octubre y Hong Kong se encamina a borrar todas sus ganancias de 2018. 

Un factor clave de este movimiento bursátil ha sido el informe sobre empleo publicado el viernes pasado por Estados Unidos, que mostró un alza de los salarios, desatando inmediatamente las especulaciones de que la Reserva Federal pueda subir los tipos de interés más de tres veces lo esperado para este año. 

Al mismo tiempo, el Banco Central Europeo BCE está cerca de terminar su programa de estímulo y el Banco de Inglaterra también advirtió que las tasas van a subir rápidamente. 

"El mensaje de los portavoces del BCE y de la Fed, sin mencionar al Banco de Inglaterra es que las tasas van a seguir subiendo por la fortaleza de la economía global", indicó Greg McKenna, jefe de estrategias de mercado de AxiTrader.

Frustración

Con las expectativas que suban tasas de la eurozona y los tipos ingleses, el euro y la libra esterlina han trepado frente al dólar. 

El billete verde perdía terreno este viernes frente al yen en la medida que los inversores buscan refugios. El dólar cayó hasta un nivel de 108,50 yenes frente a una cota previa de 110 yenes, tras una venta semanal de bonos estadounidenses muy floja, que envió los rendimientos a un máximo en cuatro años. 

Sin embargo, muchos analistas se muestran optimistas por los parámetros positivos de la economía tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo y por las perspectivas positivas para los beneficios corporativos después del gigantesco recorte impositivo impulsado por Donald Trump en diciembre. 

"El mercado de acciones continuará evolucionando así (con altibajos) sin que sepamos cuando se detendrá", comentó Art Hogan, de Wunderlich Securities.

En las salas de intercambio, el ambiente "es más de frustración que de otra cosa", agregó. "No es verdaderamente que haya pánico (...) Es una forma de probar hasta donde podemos bajar", dijo. 

Lo más visto en Negocios