Negocios

Morales confirma desaceleración de economía boliviana

El mandatario anunció que las proyecciones de crecimiento disminuyeron del 4,9 al 4,3 por ciento, y reconoció su pesar por el aumento del desempleo.

Crédito: DW
Morales confirma desaceleración de economía boliviana

En su mensaje ante la Asamblea Legislativa Plurinacional con motivo del 191 aniversario patrio, el presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo este sábado (06.08.2016) que las proyecciones de crecimiento para el país se verían afectadas por la caída de precios internacionales de materias primas, especialmente del petróleo que repercute en el gas natural, el principal producto de exportación de Bolivia.

El gobernante boliviano recordó que en enero de este año las proyecciones de crecimiento con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) eran del 4,9 por ciento y lamentó que a mayo la previsión se haya reducido a 4,3 por ciento. “No podemos ocultar esta información”, puntualizó Morales, quien precisó que estos datos están incluidos en el Índice Global de Actividad Económica (IGAE) que procesa el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Morales valoró, en todo caso, que a pesar de esta reducción de previsiones su país reporte indicadores favorables con respecto a los números reportados en la región. “Somos primeros en crecimiento económico hasta el primer trimestre de toda Sudamérica”, aseguró el mandatario, quien recordó que Bolivia creció en un promedio de 5 por ciento entre 2006 y 2015. El acto se realizó de forma inédita en Tarija, en el sur del país.

Aumento del desempleo

El vicepresidente boliviano Álvaro García Linera, también en ocasión del mensaje a la Asamblea Legislativa, anticipó que con los actuales indicadores de crecimiento, Bolivia alcanzaría al tamaño de la economía de Chile en 2029. Además, García Linera destacó la reducción de la pobreza extrema y el acortamiento de los índices de desigualdad social. Frente a la previsión boliviana están los pronósticos de organismos como la Cepal, que augura al país andino un crecimiento de 4,5 por ciento, además del 3,7 por ciento del Banco Mundial y el 3,8 por ciento del FMI.

Morales también reconoció que la producción de gas natural bajó de 60 a 58 millones de metros cúbicos diarios, si bien manifestó su optimismo porque en los siguientes días se anunciarán nuevos campos en producción para reponer la merma del hidrocarburo. Asimismo, el jefe de Estado expresó su preocupación debido a que la tasa de desempleo urbano creció de 3,5 por ciento a 4,4 por ciento entre 2014 y 2016, aunque recordó que en 2006, cuando llegó al poder, la tasa era de 8,1 por ciento.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios