Negocios

Muere Kirk Kerkorian, billonario fundador de casinos MGM y magnate de Hollywood

El multimillonario falleció a los 98 años. Al momento de su muerte, su fortuna era superior a US$ 4 mil millones.

Crédito: AFP
Kirk kerkorian, dueño de las vegas

El multimillonario y reconocido inversionista Kirk Kerkorian murió este lunes, según confirmaron desde el grupo MGM Resorts International del cual el fallecido era principal accionista.

Kerkorian era conocido como "el rey de Las Vegas", pues fundó, compró y vendió algunos de los casinos y hoteles más reconocidos de la famosa ciudad de Nevada, incluyendo al Bellagio, el MGM Grand y el Mirage. Alguna vez incluso llegó a poseer cerca de la mitad de los principales recintos de la desértica "ciudad del pecado".

Al morir, Kerkorian acumulaba una fortuna personal de unos US$ 4 mil 200 millones, según publicó en mayo la revista Forbes. La misma publicación cifró su fortuna en más de US$ 16 mil millones en 2008.

El magnate estadounidense de origen armenio estaba casado desde el 2014 con una mujer mucho más joven que él y tenía dos hijos. Pero su historia es mucho más que eso: A los 16 años abandonó la escuela y luego fue boxeador, donde empezó a agarrarle el gusto a las apuestas. En la segunda guerra mundial actuó como piloto de la Fuerza Aérea y en la década del ’60 se comenzó a hacer amigo de las estrellas de Las Vegas del llamado “Rat Pack” como Frank Sinatra y Dean Martin.

Kerkorian era reconocido por sus inversiones agresivas en empresas de cine, automóviles y hasta aerolíneas. En 1969 compró los míticos estudios de Hollywood Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), empresa que vendió y recompró dos veces, situación similar que repitió con los estudios de United Artists.

En 1990 se lanzó al sector automotor al convertirse en el principal accionista del fabricante estadounidense Chrysler. En 1995 lanzó una oferta de adquisición hostil sobre el grupo, que fracasó. Finalemente, el inversor debió retirarse de la empresa tras su fusión con el alemán DaimlerBenz en 1998.

En 2005 extendió aún más su imperio del juego al comprar por casi US$ 8 mil millones al prestigioso grupo de hoteles-casinos Mandalay Resort. Ese mismo año compró el 10% de General Motors, pero terminó vendiendo sus acciones en 2006.

Uno de sus lemas en la vida tenía que ver con las apuestas, pues consideraba que lo mantenían vivo. Claramente esto se vio reflejado en su forma de hacer negocios.

Lo más visto en Negocios