Negocios

Nuevo golpe para la administración Trump: Dimite su asesor económico Gary Cohn

Su salida está relacionada por sus diferencias con el mandatario estadounidense de imponer severas tarifas a la importación de acero y aluminio.

Crédito: AFP
Gary Cohn

AFP

El equipo de Donald Trump volvió a recibir el golpe de una renuncia de alto nivel cuando el principal consejero económico, Gary Cohn, dimitió el martes tras mostrar su disconformidad con la decisión del presidente de gravar las importaciones de acero y aluminio. 

"Ha sido un honor servir a mi país y promulgar políticas económicas para beneficio del pueblo estadounidense", dijo en un lacónico comunicado Cohn, quien dirigía el influyente Consejo Económico Nacional (NEC, en inglés).

Cohn es el último de una larga lista de consejeros de Trump que renuncian o son despedidos.

De 57 años, Cohn se había posicionado fuertemente contra la decisión del presidente de imponer severas tarifas a la importación de acero y aluminio, lo que ha desatado temores ante una posible guerra comercial. 

"Durante varias semanas, Gary había estado discutiendo con el presidente de que se estaba acercando el momento de su dimisión. La fecha de su salida se tiene que determinar pero será en unas pocas semanas", aseguró un funcionario de la Casa Blanca.  

Exejecutivo de Goldman Sachs, su dimisión generó preocupación en los pasillos de Wall Street y podría ser el detonante de una agitada sesión en el parqué neoyorquino el miércoles.

Cohn, que es judío, había amenazado con dejar el cargo después de que Trump rechazara condenar a los grupos neonazis que protestaron meses atrás en Charlottesville, en el estado de Virginia.

Entonces, como han hecho ahora, los aliados del gobierno trataron de mantener a Cohn en el barco aludiendo a la perspectiva de que pudiera ocupar un cargo en el gabinete.

Cohn contribuyó a que a fines del año pasado la reforma fiscal promovida por Trump fuera aprobada por el Congreso. 

Durante mucho tiempo, en el bando demócrata era visto como una influencia moderadora que frenaba el nacionalismo económico de Trump y de otros asesores del presidente, como Peter Navarro.

En un comunicado, Trump calificó a Cohn como un "talento raro". 

"Gary ha sido mi asesor jefe económico e hizo un trabajo extraordinario para establecer nuestro programa, ayudando a lograr una reforma fiscal histórica y a liberar nuevamente la economía estadounidense", subrayó Trump, sin mencionar sus profundos desacuerdos sobre el proteccionismo.

El presidente añadió: "Es un talento raro, y quiero agradecerle su dedicado servicio al pueblo estadounidense".

"Sin caos"

La marcha de Cohn representa un problema político para Trump, que aún debe luchar contra los republicanos del Congreso, que comparten la preocupación del exasesor sobre los aranceles y una posible guerra comercial. 

La salida también desmiente la declaración hecha por Trump sólo unas horas antes de que la Casa Blanca funciona sin problemas, a pesar de la ola de renuncias y de las investigaciones que penden sobre varios miembros del personal cercano al presidente.  

Trump dijo en un tuit que no había "caos en la Casa Blanca", tachando a todas las afirmaciones en ese sentido de  "noticias falsas" mientras trataba de tranquilizar a sus seguidores de que su administración no había perdido el rumbo. 

"La gente siempre va y viene", dijo después de que su ayudante más cercana, Hope Hicks, y el secretario de personal, Rob Porter, renunciaran en medio de escándalos. 

El primer año de Trump en el cargo ha sido un frenesí de partidas y luchas internas, que los analistas atribuyen a los intereses enfrentados y a la inexperiencia y al estilo peculiar de gestión del presidente. 

El magnate insinuó de todas maneras las cosas no son perfectas y que van a producirse otras novedades.

"Todavía tengo algunas personas que quiero cambiar (siempre buscando la perfección). ¡No hay caos, solo una gran energía!", tuiteó.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios