Negocios

Codelco: Nelson Pizarro espera "terminar el año en positivo"

En el segundo trimestre la compañía logró revertir los excedentes negativos de los dos trimestres previos, no obstante en el acumulado a junio, la firma suma pérdidas por US$ 97 millones. "Nuestra situación es extraordinariamente frágil", planteó Pizarro, ante menor precio del cobre y baja del dólar. Firma está a la espera de capitalización desde Hacienda.

Crédito: Agencia Uno
Codelco: Nelson Pizarro espera terminar el año en positivo

El menor precio del cobre, que acumula una baja de 21% al cierre del primer semestre sigue impactando los resultados de Codelco. Pese a que en el segundo trimestre (abril-junio) la compañía registró excedentes por US$ 54 millones -quebrando la tendencia negativa de los dos trimestres previos-, considerando el cierre de la primera mitad del año en su totalidad, la firma permanece en números rojos, al sumar excedentes negativos por US$ 97 millones.

El presidente ejecutivo de la cuprífera, Nelson Pizarro, enfatizó en que si las cosas marchan bien "vamos a terminar el año en positivo". Pero eso depende principalmente de que el precio del cobre se mantenga dentro del rango entre US$ 2,15 y US$ 2,17 por libra, y que el valor del dólar no continúe en caída, sostuvo.

"Nuestra situación es extraordinariamente frágil", reiteró varias veces el ejecutivo, en alusión a que cada centavo en el precio del cobre afecta en US$ 36 millones los ingresos de la compañía y el precio reciente del metal ha navegado en torno a US$ 2,1 por libra, disminuyendo todavía más sus márgenes. 

Los costos directos (C1) de la compañía -utilizados para comparar a la firma con el resto de las mineras- bajaron 9% en el primer semestre respecto a igual mes de 2015, al ubicarse en US$ 1,28 por libra (antes fueron de US$ 1,40 por libra). No obstante, el costo a cátados (equivalente al precio del producto final) subió de US$ 1,96 a US$ 2,11 este año, valor que se ubica en el3 borde de los precios actuales de mercado.  

Este aumento en el costo a cátodos se produjo justamente por el doble impacto de un menor precio del cobre y el efecto dólar. “Nunca habíamos visto una cosa semejante, que en un escenario de precio permanentemente decreciendo, podamos observar un dólar cada vez más barato. Esto es un desacople que genera un impacto complejo, difícil de contrarrestar cuando uno tiene una masa importante de provisiones que son en pesos, pero tienes que expresarlas en dólares”, sostuvo el ejecutivo.

Al primer semestre, los aportes de la firma al Estado, vía Ley Reservada y royalty, acumularon US$ 538 millones.

Si se observa los resultados de la compañía antes de impuestos -cifras utilizadas para compararla con el resto de las mineras-, la firma registra a junio una ganancia de US$ 1.211 millones, que no obstante, es casi la mitad de lo ganado a igual fecha de 2015 (US$ 2.070 millones). Esta caída es justamente por el efecto precio y dolar, compensada por menores costos.

Capitalización no se transa

 Pizarro dijo que próximamente entregarán al directorio de la compañía una revisión del plan de inversiones en los llamados proyectos estructurales. "La idea no es reducir la cartera de inversiones, es adaptarla a las circunstancias. Contamos con la capitalización porque con esa lógica y criterio se planificó todo. Contamos con los US$ 800 millones de este año", sostuvo Pizarro.

El ministerio de Hacienda debe informar en las próximas semanas respecto al monto que aportaría a la compañía como dineros frescos de capitalización. La última ley de capitalización establece la entrega de US$ 4.000 millones entre 2014 y 2018, de los cuales ha aportado a la fecha alrededor de US$ 800 millones.

El vicepresidente de Finanzas de la estatal, Alejandro Rivera, dijo que además de los US$ 800 millones esperados para este año, se espera una cifra similar en 2017. Y Pizarro agregó: "Todos nuestros planes consideran la capitalización sí o sí. Si no hay, estamos en un escenario diferente. Si ese fuera el caso, habría grandes decisiones que tomar", enfatizó.

Consultado respecto a otras instancias de financiamiento, Pizarro dijo que elevar el nivel de deuda de la firma es una decisión que debe tomar el directorio. Mientras que modificar otras instancias como la Ley Reservada que entrega recursos para las Fuerzas Armadas, recalcó que son las reglas del juego que existen y que "nos encantaría contar con esos recursos, pero es el país el que debe tomar la decisión". 

"Si no existiera la Ley Reservada la situación nuestra sería totalmente distinta, pero no así la del gobierno, que tendría que buscar los recursos para el fin que tiene esa ley", describió.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios