Negocios

Obama: "El TPP significa que EE.UU. va a escribir las reglas del juego del siglo XXI"

El mandatario de Estados Unidos publicó el texto del tratado donde participa Chile.

Obama: El TPP significa que EE.UU. va a escribir las reglas del juego del siglo XXI

France Presse

El Presidente estadounidense Barack Obama publicó el jueves el texto del Tratado de Libre Comercio Transpacífico (TTP) y dijo que favorecerá el crecimiento de la economía nacional y de las exportaciones de productos fabricados en Estados Unidos.

"Hoy, las reglas del comercio internacional colocan a nuestros trabajadores y nuestras empresas en posición desfavorable. La asociación trasnpacífica va a cambiar" esta situación, señala Obama en la introducción al texto del acuerdo, que fue difundido públicamente por Nueva Zelanda, uno de los 12 países signatarios.

Obama debe enfrentar en este tema una fuerte resistencia en su propio partido, el Demócrata. Varios de sus legisladores temen los efectos sobre el empleo de los acuerdos de libre comercio, que son apoyados en cambio por la mayor parte de los representantes y senadores de la oposición republicana.

"El TPP significa que Estados Unidos va a escribir las reglas del juego del Siglo XXI", dijo, y agregó que "si Estados Unidos no lo hace otros países, como China, lo harán", lo que representaría "una amenaza para los empleos" de los estadounidenses.  

"Esa es la razón por la cual pongo en línea el texto de este acuerdo para que puedan leerlo y entenderlo", dijo dirigiéndose a sus compatriotas. "Si observan lo que este texto efectivamente comprende verán que se trata de un nuevo tipo de acuerdo de libre comercio que coloca a los trabajadores estadounidenses en primera línea", añadió. 

Firmado tras cinco años de arduas negociaciones, el TPP reúne a Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam, países que, juntos, representan el 40% de la economía mundial. El tratado no abarca a China, marginada de las negociaciones. 

Según una ley votada en junio en Estados Unidos, el Congreso deberá ratificar o rechazar el acuerdo comercial pero no podrá modificarlo. El procedimiento insumirá varios meses, y la votación caerá en medio de las primarias de los partidos para las elecciones presidenciales de fines de 2016. 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios