Negocios

¿Qué es más conveniente: pedir un avance en efectivo o usar la tarjeta de crédito?

El Sernac hizo una investigación en que analizó cuál es el costo final de pedir un avance en efectivo o pagar con tarjeta de crédito por un monto de $200.000, en 12 cuotas. Las diferencias son considerables.

Crédito: A. Uno
Acreencias y devoluciones: podrías tener dinero olvidado en estas instituciones

Orientar a los “Viejitos Pascueros” fue el propósito, por el cual el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) hizo una investigación que “buscó conocer cuánto cuesta pedir un avance en efectivo o realizar compras con crédito por un monto de $200.000 a pagar en 12 cuotas”.  

Para llegar a una respuesta, el Sernac comparó el costo total del crédito de un avance en efectivo por $200.000 a 12 meses con el costo de una compra en vestuario por el mismo valor y plazo, utilizando la misma tarjeta de crédito.

El análisis incluyó a 28 entidades financieras, una cooperativa de ahorro y crédito, retail financiero y sociedades de apoyo al giro bancario, que otorgan tarjetas de crédito a personas naturales.

¿La conclusión?

El Sernac, señala que, “en general, es más económico realizar una compra con tarjeta que efectuar un avance en efectivo".

"Considerando los costos mínimos, ello es así en el 82,5% de los casos (33 de 40), y en el 88,1% (37 de 42) de los casos, si consideramos los costos máximos”, señaló el Sernac en un comunicado y añadió que “comprar con tarjeta puede resultar hasta $101.752 más barato que un avance en efectivo”, explicaron.

Consejos para elegir la mejor opción

El Sernac, además, entregó recomendaciones al momento de realizar una compra. 

  1. “De existir promociones de compras en cuotas sin cobro de intereses, el crédito se podría transformar en un producto atractivo como fuente de financiamiento, siempre que el consumidor pague dentro del plazo de vencimiento de su facturación mensual y por el monto total facturado que corresponda".
  2. “Es importante que los consumidores sepan que las entidades financieras deben informarle oportunamente de las comisiones o cargos y tasas asociados a la operación de crédito que resultaren procedentes. En este sentido resulta conveniente fijarse en el costo total del crédito y elegir el más bajo, pues éste le informará de manera agregada y resumida cuánto finalmente terminará pagando el consumidor por cada operación considerando todos los cargos aplicados”.
  3. “Con esta información, el usuario debe evaluar la operación crediticia, considerando su capacidad de pago, evitando el sobreendeudamiento, a través de un uso responsable del producto”.
  4. “Frente a la alternativa de pago mínimo que ofrecen las tarjetas de crédito, los consumidores deberían tomarla sólo como una forma excepcional, pues al escoger esta opción, generalmente se paga solamente intereses o se abona un porcentaje menor de la deuda de la tarjeta de crédito”. 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios