Negocios

Pensiones mete nueva presión a Valdés, al Presupuesto y las cuentas públicas

La Nueva Mayoría está exigiendo medidas rápidas ante la presión que ha puesto a la agenda el tema de las pensiones. Valdés ha sido claro: no hará ningún movimiento que implique el descuadre de las cuentas públicas.

Crédito: Agencia Uno
Pensiones mete nueva presión a Valdés, al Presupuesto y las cuentas públicas

Por Carlos Agurto y Sandra Burgos

Se anticipa que la disputa que tendrá el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, con los parlamentarios de la Nueva Mayoría, en la discusión del Presupuesto 2017 no será fácil. Las pensiones y la “urgencia” que los partidos le han puesto al tema, no sólo para su discusión sino también para encontrar soluciones rápidas, está comenzando a generar un nuevo foco de tensión, que si no es bien llevado puede generar fuertes roces.

Ayer el ministro de Hacienda fue claro en la postura que asumirá ante el tema pensiones: "Lo que no vamos a hacer en este gobierno es algo populista, algo que arriesgue las finanzas públicas hacia adelante”.

En el punto de prensa, a la salida de la reunión del comité de ministros económicos, el titular de Hacienda fue breve pero preciso frente al tema. Explicó que se encuentran "evaluando alternativas", pero también que "cuando hay una prioridad tiene que despriorizar otras cosas", es decir, la billetera se ajusta, pero no crece.

De esta forma ponía sus cartas sobre la mesa, en una semana que se caracterizará por el incremento de las presiones de parte de los partidos de la Nueva Mayoría. De hecho, esta posición ya ha generado posiciones duras de parte de un grupo de parlamentarios que quieren que el gobierno actúe rápido y con soluciones que frenen el descontento popular.

Por esta razón, mañana la presidenta de la República, encabezará una nueva reunión del Comité de ministros para analizar el tema de pensiones. El viernes pasado los ministros que analizan el tema de las pensiones sostuvieron un encuentro que duró prácticamente toda la tarde. No hubo anuncios ni conclusiones, sino que se lanzaron líneas de cómo abordar el tema. Ahora las cosas toman otro tono, ya que el tema traspasó la barrera de lo técnico a lo político.

¿Qué pasó? Hasta el viernes todo marchaba de acuerdo a la “hoja de ruta” planteada por Hacienda. Sin embargo, el lunes, con la ausencia del Ministro Valdés, el comité político resolvió seguir tres líneas que distaban de la posición que hasta el viernes tenía el gobierno, ya que a la hoja de ruta y a la agilización del proyecto de ley para la creación de una AFP estatal, se sumó una ley corta que no estaba en los planes originales de Hacienda.

De ahí que el mensaje que envió ayer Valdés a la clase política fue claro, que él no estaría dispuesto a hipotecar una macroeconomía sólida.

Mensaje que no sólo se envió solo a quienes piden más por el tema de pensiones, sino también al PS que el lunes se reunió con la Presidenta Bachelet a quien le presentaron un plan para la reactivación económica.

Ayer en entrevista con Mesa Central en Tele13 Radio, el senador Carlos Montes, que lideró la comitiva, le envió un fuerte mensaje a Valdés y la austeridad fiscal: "Es posible hacer más y no limitarnos a cuentas fiscales ordenadas". Agregó en la entrevista que el Estado debe ser procíclico ante el momento económico y que “debe tener una capacidad de acción mucho más decidida".

Pero Valdés sigue fuerte en su postura, lo cual anticipa que el tema de pensiones generará nuevamente una situación tirante con los partidos de la Nueva Mayoría. La frase que lanzó ayer tras el comité de ministros económicos muestra que su posición no ha cambiado y que la seguirá defendiendo:  “Cuando uno se endeuda en un país más de lo que puede, más de lo que debe, eso tiene consecuencias muy negativas para las jubilaciones futuras y no podemos caer, ni vamos a caer en soluciones facilistas que al final son pan para hoy y hambre para mañana".

El fuego amigo se intensifica

Las presiones contra Valdés también vendrán desde una parte importante de la DC. Ayer los diputados DC Fuad Chahin, Patricio Vallespín, Marcelo Chávez, Ricardo Rincón y Pablo Lorenzini ingresaron un proyecto de acuerdo, que pide al Ejecutivo el envío de una iniciativa legal que posibilite el retiro de hasta el 25% de los ahorros previsionales de cada cotizante, para comprar un inmueble o entregar un pie en un crédito hipotecario.

Sin embargo, al final del punto de prensa realizado en el hall El Pensador de la Cámara de Diputados, Lorenzini sorprendió con una declaración: “Estoy buscando las firmas para interpelar al ministro de Hacienda (Rodrigo Valdés)”, afirmó.

El parlamentario representante de la Región del Maule no se quedó ahí y deslizó además que era necesario revisar algunos de los parámetros para la entrega de pensiones. “Los cálculos de mortalidad de la Superintendencia de Pensiones (SP) están manipulados. (…) ¿De quién depende eso? Del ministro de Hacienda”, manifestó.

Mientras Lorenzini realizaba estas declaraciones, algunos correligionarios se fueron alejando del punto de prensa, en señal de que no estaban de acuerdo con sus dichos. Este hecho provocó que el tema se tomara más tarde el tradicional almuerzo de la bancada de diputados DC, en uno de los comedores del primer piso de la Corporación, sesión a la que estaba invitado el ministro del Interior, Mario Fernández.

En dicho encuentro, hubo parlamentarios falangistas que se mostraron dispuestos a apoyar a Lorenzini. Sin embargo, hubo otros asistentes, incluido el propio Fernández, quienes pidieron cautela por los efectos políticos que traería que el titular de Hacienda fuera interpelado por miembros de su propia coalición. Al no haber una posición común, el jefe de la bancada DC, Fuad Chahin, pidió que el tema fuese zanjado hoy.

Con todo, el titular de Interior se habría comprometido a conversar con Valdés para plantearle la posibilidad de que éste asista hoy a un almuerzo con los diputados falangistas que les permita acercar posiciones.

Consultado más tarde, Lorenzini bajó las revoluciones y planteó que la interpelación a Valdés, en caso de concretarse, sería en “términos positivos”. “No es una acusación política, es para que el ministro tenga un espacio en el Congreso para explicar bien cuáles son los cambios que se le pueden realizar al sistema de pensiones”, agregó.

Pese a que el diputado miembro de la Comisión de Hacienda dice contar con las firmas de, al menos, un tercio de los diputados en ejercicio para aprobar una interpelación al jefe de la billetera fiscal, aclaró que su concreción estaba supeditada a que hoy lograra convencer al resto de su bancada. 

“Uno puede ver la interpelación como una cosa negativa, pero una interpelación es algo normal que debiéramos hacer a todos los ministros cuando tengamos un tema que no está claro. Más que una cuestión de gobierno u oposición”, expresó.

Durante el poco más de un año en que Valdés ha estado a cargo de la cartera de Hacienda, ha enfrentado múltiples diferencias con algunos miembros de la bancada DC en la discusión de proyectos de ley de productividad, que autoriza a las AFP a invertir en instrumentos distintos a las acciones y los bonos que cotizan en la bolsa; y otros como el de gratuidad en educación superior o el de desmunicipalización.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios