Negocios

Chile Vamos se declara "disponible" para diálogo sobre pensiones, pero critica alza de cotizaciones

Hernán Larraín calificó alza con cargo al empleador como un "impuesto al trabajo" que "puede significar un agravamiento en la economía" y un aumento de la informalidad.

Chile Vamos se mostró disponible a diálogo sobre pensiones

Los presidentes de los partidos de Chile Vamos se mostraron disponibles para participar del proceso de diálogo al que convocará el gobierno de cara a una modificación del sistema de pensiones. Sin embargo, dejaron en claro sus reparos a la fórmula escogida por el gobierno para elevar de un 10% a un 15% las cotizaciones, con cargo al empleador. 

"Hay una parte que nos parece preocupante, incluso injusta. Independiente que vamos a esperar la propuesta concreta, para discutirla en su mérito, nos preocupa que el pilar solidario -que compartimos que es muy importante- sólo sea financiado por los empleadores. Nos parece que debiera financiarse por impuestos generales", dijo el timonel de Evópoli, el diputado Felipe Kast. 

Según el parlamentario el alza con cargo al empleador podría traducirse en un aumento en la informalidad, o bien en que los sueldos se estanquen. 

"La disposición de Chile vamos es al dialogo, a las propuestas serias, pero ponemos una alarma, una luz amarilla, de que nos parece muy preocupante que este pilar genere distorsiones", señaló.

Por su parte, el presidente de la UDI, Hernán Larraín, valoró el llamado de Bachelet a construir un "gran acuerdo". Según dijo, esto "significa dejar de lado la retroexcavadora, y buscar los acuerdos. Se reafirma el ahorro individual como eje del sistema. Todo eso nos parece valioso".

Larraín agregó que "estamos disponibles para sentarnos a conversar, pero no sabemos si la Nueva Mayoría va a estar dispuesta a dejar la retroexcavadora. Si el gobierno decide bajar del pedestal y oír propuestas, ahí nos encontraremos". 

Sin embargo, se sumó a los reparos a la propuesta de elevar las cotizaciones con cargo al empleador. "Esos 5 puntos que se agregan son finalmente un impuesto al trabajo. La aplicación en régimen de esta alza significa media reforma tributaria más y eso se hace a costa de los trabajadores, el gobierno no hace ningún esfuerzo. Y el efecto es negativo para la clase media, para el empleo en general, porque puede fomentar la informalidad en el trabajo". 

"Este impuesto al trabajo puede significar un agravamiento en la economía, y un impacto negativo al empleo", manifestó. 

Si bien el presidente de RN, Cristián Monckeberg advirtió que "la invitación a un acuerdo nacional siempre es bienvenida", advirtió que "nos han invitado a varios acuerdos donde no hemos salido conformes, porque se impone el planteamiento de una mayoría".

"Ya tenemos experiencia en estas invitaciones, donde se imponen aplanadoras y criterios único. Primero, conozcamos el proyecto, en qué consiste la propuesta. Lo único que conocemos es una cadena nacional donde quedaron muchas dudas. 

Según informó hoy el gobierno, el costo fiscal en régimen del aumento en las cotizaciones tendrá un costo de US$ 1.500 millones.  Según el ministro Valdés, la cifra se debe a que "el Estado es un empleador muy importante del país".

Gobierno cifra US$ 1.500 millones costo fiscal en régimen de alza de 10% a un 15% en cotizaciones

Un total de US$1.500 millones en régimen costará para el fisco el alza de un 10 a un 15 por ciento de las cotizaciones. Así lo detalló el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, quien hoy junto a su par de Trabajo, Ximena Rincón abordaron los alcances de la serie de medidas anunciadas anoche por la Presidenta Michelle Bachelet para aumentar las pensiones.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios