Negocios

Presupuesto 2017: El fuego amigo que debe sortear el ministro Valdés

Durante la presentación del estado de la Hacienda Pública en el Congreso, parlamentarios discutieron sobre las razones y eventuales consecuencias que el “acotado” incremento del gasto público de 2,7% tendría sobre la economía chilena, pero fue desde la propia Nueva Mayoría donde surgieron las críticas más duras.

Crédito: Agencia Uno
Las claves del Presupuesto 2017 y el empoderamiento de Valdés

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, dio a conocer ayer el estado de la Hacienda Pública ante la Comisión Mixta de Presupuesto, dando el puntapié inicial a la tramitación del proyecto de ley de Presupuesto para el próximo año.

Fue en dicho evento donde parlamentarios discutieron sobre las razones y eventuales consecuencias que el “acotado” incremento del gasto público de 2,7% tendría sobre la economía chilena, pero desde la propia Nueva Mayoría surgieron las críticas más duras contra la propuesta elaborada por el jefe de la billetera estatal.

“¿Esta es la única estrategia fiscal posible?”, manifestó el senador PS, Carlos Montes, dando cuenta de las dudas que le genera la baja de 3,7% en la inversión del gobierno central que considera el articulado presentado por el gobierno. “Necesitamos una opción reactivadora, anticíclica y en el cual la inversión pública debiera crecer, al menos, al ritmo del PIB”, agregó.

Sin embargo, la autoridad económica defendió el respaldo que el Presupuesto entrega al crecimiento al movilizar recursos para la inversión tanto del gobierno central, empresas públicas y concesiones de infraestructura, que crecen en total un 10,8% respecto del presupuesto del presente año.

“Creo que el clima no se arreglaría con una política fiscal moderadamente expansiva que rompa la regla y tratar de convencer al sector privado de que estamos haciendo más inversión pública de un tipo. Estos temas son debatibles pero, en nuestra opinión, eso sería más contractivo que el efecto expansivo de la política fiscal”, sostuvo Valdés.

De hecho, el titular de Hacienda planteó que ahora “la pelota está más claramente en el sector privado, estamos haciendo un esfuerzo fiscal para mantener las tasas de interés bajas. Estamos mostrando que este gobierno, como todos los anteriores, han sido muy responsables con las políticas fiscales y por lo tanto estos temas de credibilidad, de confianza, al menos en el ámbito fiscal tienen que darse por superados”.

Pero el senador Montes reconoció en su análisis que empresarios y consumidores están con un nivel de desconfianza muy alto al ver que el gobierno no estaba empujando la economía como se debiera. “No podemos resignarnos a crecer al 2% o al 1,5%”, añadió.

Regla fiscal y la flexibilidad

Del mismo modo, criticó la utilización del argumento del ajuste a la regla de balance estructural para no aumentar el gasto público. “Obviamente la regla fiscal es útil en situaciones normales, nos establece límites,  posibilidades, plazos, pero después de tres años de crecer al 2% Chile no vive una situación normal”.

Durante su intervención, Montes cuestionó al ministro Valdés por tomar medidas de corto plazo y no apuntar a acciones que permitan una mejora del dinamismo económico en el mediano y largo plazo, aunque reconoció que en el caso de Educación y Salud esto no era así. “Sin embargo, la inversión pública tiene que estar vinculada a diversificación productiva y también a crear nuevos motores en la economía y aumentar el PIB potencial. Necesitamos una macroeconomía para el  desarrollo, no para sortear la coyuntura”, añadió.

Por último, Montes acusó que las medidas adoptadas desde Teatinos 120 estaban influidas por las reacciones que pudieran tener en el Banco Central (BC) y las clasificadoras de riesgo,  subiendo las  tasas de interés y modificando la calificación crediticia del país.

“Entiendo que en el BC no hay unanimidad respecto de cómo enfrentar la situación económica y hay diversas sensibilidades. También entiendo que las clasificadoras de riesgo son tan influyentes. Ahora uno se pregunta ¿Quién las eligió que están influyendo tanto en nuestras decisiones? ¿Ante quién dan cuenta estas clasificadoras?”, agregó.

Con todo, el jefe de la bancada de senadores socialistas solicitó al ministro de Hacienda un “potente”  programa de inversión pública “que motive al sector privado y que motive al país, que demuestre que estamos en esta perspectiva”, concluyó.

Las otras propuestas

Propuestas similares a las de Montes plantearon otros legisladores oficialistas durante la sesión especial de ayer. El diputado DC Pablo Lorenzini dijo que es preciso recoger los datos de la Casen 2015, donde se aprecia un alto nivel de pobreza rural, “de modo de generar una inversión pública más localizada en dichas zonas”. Además, planteó la necesidad de incentivar la creación de empleo en las regiones más afectadas por el decaimiento de la economía, especialmente por la caída de la minería.

En tanto, el diputado DC Fuad Chahin reconoció la importancia de resguardar los equilibrios macroeconómicos, pero pidió no descuidar la microeconomía. Por esta razón, estimó que se debe incentivar más la creación de capital humano, fomentar la industria de los servicios y, en general, mejorar otras áreas productivas. “Me preocupa que no se invierta más en infraestructura, de modo de no depender tanto hacia el futuro en la exportación de materias primas. Es necesario ir cambiando la mirada", manifestó.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios