Negocios

Renault se desploma en la bolsa pese a asegurar que no hay fraude

Las sospechas sobre un escándalo parecido al de VW hicieron temblar a los inversores.

Crédito: DW
Renault se desploma en Bolsa pese a asegurar que no hay fraude

El grupo automovilístico Renault protagonizó un histórico desplome en la Bolsa de París al dejarse hasta el 20 % de su valor en una caída que logró limitar al 10,28 % al cierre, tras asegurar que no hay indicios que apunten a un fraude en sus vehículos similar al de la alemana Volkswagen.

Desde el Gobierno, la ministra de Ecología, Ségolène Royal, indicó que las pruebas de polución efectuadas en Francia tras el escándalo Volkswagen han constatado que Renault y varias marcas extranjeras han sobrepasado las normas de emisiones de CO2 y de óxido de nitrógeno, pero afirmó que no se ha constatado fraude.

Precisó también que ni Renault ni las otras marcas examinadas, salvo Volkswagen, utilizaron un programa de trucaje, explicó que hasta el momento se han analizado 22 vehículos, de los 100 que prevén examinar, y añadió que los registros efectuados hoy en diversos locales de la firma gala no se relacionan con esos exámenes.

Las sospechas sobre un escándalo parecido al de VW, en grandes dificultades después de que el pasado septiembre se descubriera que había trucado el software de cientos de miles de sus vehículos para rebajar los datos sobre sus emisiones contaminantes, hicieron temblar a los inversores.

La “comisión Royal”

El fabricante de modelos como el Twingo, el Laguna, el Clio o el Megane está siendo investigado por la "comisión Royal", al igual que el resto de fabricantes automovilísticos de Francia.

Ese comité, que toma su nombre de la excandidata presidencial y actual ministra de Ecología se creó después de que saliera a la luz el caso Volkswagen para despejar dudas sobre la credibilidad de los constructores franceses, un país con una importante tradición industrial automovilística.

Las convulsiones bursátiles de la firma del rombo, aliada desde 1999 con el japonés Nissan (del que tiene el 43 % del accionariado), arrastraron al resto de valores automovilísticos del mercado parisino en la sesión del jueves.

Su competidor Peugeot Citröen se dejó el 5,05 %, la casa de neumáticos Michelin cayó el 1,6 % y los fabricantes de componentes para la automoción Faurecia y Valeo perdieron el 3,84 y el 4,02 %, respectivamente.

Actualmente Renault cuenta con una plantilla de más de 170.000 personas y concentra sus esfuerzos en acrecentar su implantación en el mercado de vehículos eléctricos, mientras se reivindica como el primer fabricante europeo en haber creído "al cien por cien" en esa tecnología.

Lo más visto en Negocios