Negocios

Rodrigo de la Barra, abogado de Rodríguez & Asociados: La autodenuncia es por el delito de estafa

El abogado descarta que exista un esquema piramidal. "Acá ingresaban dineros y se hacían inversiones".

Rodrigo de la Barra, abogado de Rodríguez & Asociados: La autodenuncia es por el delito de estafa

Por José Carlos Prado

¿Acá existe o no una estafa piramidal? El fiscal Gajardo dio unas declaraciones el miércoles, señalando que todo indicaba que sí existía una estafa piramidal.

Desde el punto jurídico-técnico , el concepto de estafa piramidal no existe. Lo que nosotros pusimos en conocimiento de la autoridad es que hay ciertos hechos que podrían ser caratulados o tipificados bajo algunas figuras penales y es la propia fiscalía o el tribunal las que en definitiva van a caracterizarlas, tipificarlas. Y es por eso que concurrimos voluntariamente a la fiscalía a dar cuenta de estos hechos. La intención de los hermanos Rodríguez fue parar o tratar de parar los daños ya causados, tratar de reparar a las personas lo que más se pueda y derechamente finiquitar a los trabajadores, tratando de pagar todo lo que quedó por concepto de remuneraciones. Ese ha sido el escenario inicial. La caracterización o como se le llame al hecho, es un tema que desde el punto de vista jurídico definirá el tribunal en su momento.

Se lo pregunto de la siguiente forma: ¿Acá existían inversiones de los dineros que la gente colocaba en la empresa?

Eso es súper claro. El día miércoles incautaron toda la contabilidad de la empresa porque nosotros la entregamos voluntariamente y ahí constan todas las operaciones. Hubo inversiones en que se tomaba plata de los clientes y se ponía en distintas corredoras del sistema financiero normal, eso es un hecho. No es que no se hizo nada con la plata. El problema, y eso es lo que toca dilucidar en la investigación, es si esas inversiones rentaron o no y si ese rentaron o no, fue informado adecuadamente a los clientes. Eso es lo que nosotros fuimos a denunciar.

Entonces, inversiones existían, pero usted descarta una estafa piramidal. ¿No se usaba la plata de los clientes nuevos para pagarles a los clientes antiguos esa rentabilidad?

Lo que yo digo es que eso no hace que algo sea piramidal o no. Tradicionalmente lo piramidal se ha entendido cuando es totalmente falso y no hay inversión, eso es lo que se conoce, desde el punto de vista histórico, como piramidal. Insisto que eso no es un concepto jurídico, sino que más bien periodístico. Desde el punto de vista nuestro, lo que sí podemos acreditar, y para eso entregamos la contabilidad, es que hubo inversiones. Ahora, en particular el destino de un dinero asociado a un cliente no se lo puedo decir porque estaría especulando, o sea,  no tengo certeza de aquello, y es lo que la investigación esperamos pueda esclarecer.

¿Y qué pasó con los dineros entonces?

Acá ingresaban dineros y se hacían inversiones. Los resultados de esas inversiones no siempre eran positivos tal como ocurre en el mundo financiero. (…) Esta causa se inicia porque nosotros la iniciamos, o sea, los hermanos Rodríguez dijeron: “no queremos seguir agrandando este problema, queremos que la autoridad lo conozca, acá está nuestra contabilidad, acá están nuestras cuentas”. Ese es el tema que hoy está activándose en la fiscalía. Entonces, le insisto, el destino particular de tal inversión, de tal persona, no le puedo decir hoy día la trazabilidad específica. Este tema lo detonamos el día lunes y todavía es muy prematuro y sería irresponsable de mi parte, decir otra cosa.

¿Y qué pasó en tan poco tiempo para que terminara con el cese de operaciones de la empresa y la imposibilidad de pagar a los clientes?

Es derechamente que las inversiones no rentaron lo que se esperaba. Hubo malas inversiones y eventualmente nuestro pecado puede estar en no haber informado oportunamente a los clientes y seguir aceptando retiros de inversiones que no reflejaban la realidad de cómo había andado el desempeño de esa inversión. Esa me parece que es una forma razonable de plantearlo.

También hubo una fuga de clientes, tal como lo plantearon en el mail que enviaron

Los casos que tuvieron connotación a inicios de marzo provocaron que mucha gente fuera a retirar.  Los hermanos Rodríguez entre el mes de marzo y abril, de hecho entiendo que hasta estos últimos días, pagaron más de $ 17 mil millones a distintos inversionistas, pero el tema era que la gente seguía retirando. Incluso trajeron dinero desde afuera para responderles a los clientes, o sea, en ningún momento hubo intención de fugarse, porque si hubieran querido fugarse, hubiesen dejado la plata afuera. (…) Más allá de si la prensa u otras personas quieren hablar de estafa piramidal, nosotros lo que decimos es que voluntariamente decidimos parar esto, voluntariamente decidimos pagar lo que se pudo pagar, incluso trayendo platas de afuera y en ese escenario tratar de responder de la mejor forma posible, conscientes y reconociendo que el problema surge de nuestros problemas de gestión y de no habar transparentado oportunamente a los clientes las pérdidas. Eso es lo que tiene a estas personas totalmente destrozadas.

¿Cuál sería la figura penal entonces? ¿Hay una estafa?

Claro, exactamente. Nosotros lo que nos denunciamos justamente coincide con la figura general de fraude o estafa como usted lo ha señalado. Ahora, si le quieren poner apellido o no, insisto no es una cuestión jurídica, sino que más bien algo periodístico.

¿Entonces, la autodenuncia es por el delito de estafa con los hermanos Rodríguez en calidad de autores?

Claro. Y entregamos las cuentas corrientes, las cuentas de correo electrónico, la contabilidad, es decir todo para que la fiscalía pueda avanzar. Y entregamos también cuentas con dinero en efectivo para efectos de eventualmente, le insisto esto siempre va a ser poco y no es una excusa,  pero se está tratando de poner la mayor cantidad de dinero posible para responder.

¿Por qué se autodenuncian por estafa?

Porque si hay algo reprochable, a mi juicio, es no haber transparentado con los clientes los resultados eventualmente negativos de algunas inversiones.

Lo más visto en Negocios