Negocios

Rolls-Royce revela su auto más grandioso, el Phantom VIII

Es el modelo de mayor tamaño y más grandioso del fabricante, nacido de la misma línea que los utilizados por Elvis Presley, la reina Isabel II y estrellas y magnates en todo el mundo.

Crédito: Reuters
Phantom VIII, Rolls-Royce

Bloomberg

Rolls-Royce lanzó el Phantom VIII.

Este es el coche de mayor tamaño y más grandioso del fabricante, nacido de la misma línea que los utilizados por Elvis Presley, la reina Isabel II y el rapero y empresario 50 Cent, además de miles de magnates y oligarcas en todo el mundo. La renovada berlina costará 375.000 euros (US$440.000).

Dado a conocer al público en Londres esta semana, pocos días después de que el Reino Unido tomó medidas para prohibir los vehículos de combustión a partir de 2040, el Rolls-Royce Phantom 2018 es solo la segunda versión moderna del señorial coche emblemático que Rolls introdujo por primera vez en 1925. BMW Group lanzó el primer Phantom realmente moderno en 2003 y lo usó hasta 2011; el Phantom VIII representa la primera vez desde entonces que el coche se ha actualizado completamente. En los años anteriores a 2003, Rolls produjo una serie increíble del Phantom VI de 1968 a 1990.

La longevidad del auto da testimonio de su diseño, que ha resistido la prueba del tiempo con gracia y aplomo. Ese éxito es, a su vez, un desafío para los diseñadores de Rolls-Royce que trabajaron para dar a luz el nuevo modelo en Goodwood, Inglaterra. El Phantom de medio millón de dólares es la mayor fuente de dinero de Rolls en todo el mundo. En este ambiente ajustado, no hay margen de error.

"Rolls-Royce comenzará a funcionar a electricidad en la próxima década", dijo en una entrevista Torsten Müller-Ötvös, el jefe de la marca. "Es necesario tener para entonces una posibilidad de recargar el auto sin esfuerzo", ya que su clientela rica no estará de humor para gastar más de "un par de minutos" en reabastecer las baterías.

Su aspecto

Dadas mis primeras experiencias con el coche, parece que el equipo puede quedarse tranquilo. Todo en el Phantom VIII es suave, especialmente cómo se ve. Giles Taylor, el director de diseño de Rolls-Royce, merece mucho crédito por lograr lo que a muchos se les escapa, creando una nueva versión de un coche viejo que impresiona como nueva, pero familiar. Su Phantom VIII logra parecer moderno y majestuoso.

Durante la vista previa privada en Nueva York, Taylor dijo que quería que el automóvil pareciera estar avanzando como un barco que sale del agua. Lo hace: la nueva parrilla de acero inoxidable súper limpia está empotrada y se inclina hacia arriba más que las generaciones anteriores, de modo que su insignia Espíritu de Éxtasis prácticamente lo catapulta para delante. El extremo delantero del coche es más corto y la parte posterior es más larga que previamente, también.

Rolls le puso al Phantom VIII un motor V12 de 6.75 litros, turboalimentado y de 563 caballos de fuerza. El turbo permite baja potencia a menor cantidad de revoluciones, lo que funciona de maravillas para garantizar silencio a alta velocidad.

El efecto es sobrenatural una vez que cierras las puertas, todo lo que está fuera del coche inmediatamente enmudece.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios