Negocios

Siete claves sobre la denuncia por colusión que presentó la FNE contra navieras

El ente sostiene que las compañías ejecutaron desde 2000 en un acuerdo que evitaba la competencia en el servicio de transporte de vehículos.

Crédito: A. UNO
Siete claves sobre la denuncia por colusión que presentó la FNE contra navieras

A través de un requerimiento presentado ayer ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), la Fiscalía Nacional Económica (FNE) denunció a seis navieras por conformar un cartel del transporte marítimo de vehículos hacia Chile.

1. Las acusadas

Las navieras acusadas son las chilenas Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV) y Compañía Chilena de Navegación Interoceánica (CCNI); a la coreana Eukor Car Carriers Inc. (Eukor); y a las japonesas Kawasaki Kisen Kaisha (K-Line), Mitsui O.S.K. Lines Ltd. (MOL) y Nippon Yusen Kabushiki Kaisha (NYK).

2. Los antecedentes

Según el requerimiento, el 7 septiembre de 2012 el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó a FNE de una acción coordinada por parte de las agencias de competencia de Japón, Estados Unidos y la Unión Europea, respecto de investigaciones relacionadas con prácticas anticompetitivas en el mercado de transporte marítimo car carrier. 

Tras esto, el 14 del mismo mes, CSAV solicitó a la Fiscalía acogerse al beneficio del programa de delación compensada. La japonesa NYK realizó la misa solicitud el 3 de abril de 2013. Los antecedentes entregados por ambas compañías, "dan cuenta de su participación en conductas anticompetitivas ilícitas en la industria de transporte marítimo, así como la participación de las otras cuatro empresas requeridas, en las rutas con destino Chile".

3. El cartel

La FNE acusó a las compañías de haber ejecutado, desde el año 2000, un acuerdo que evitaba la competencia en los procesos de contratación del servicio de transporte de vehículos traídos a Chile desde Europa, América y Asia.

El objetivo de éste era que las navieras mantuvieran en el tiempo los servicios de transporte por vía marítima de los automóviles que ingresaban al mercado nacional, con un fabricante o concesionario determinado, aun cuando éstos hubiesen realizado procesos de contratación para buscar nuevos oferentes de estos servicios con mejores condiciones comerciales.

4. Los mecanismos

De acuerdo detalló la FNE en el documento, para ejecutar los acuerdos, las navieras que tenían la capacidad para competir en los procesos de contratación a los que llamaron los fabricantes o concesionarios de automóviles utilizaron tres mecanismos.

El primero consistió en que las compañías que no detentaban una cuenta o contrato determinado ofertaran valores altos, para ser descartados. El segundo, en tanto, lo concretaron no presentándose a estos procesos y el tercero, imponiendo condiciones que hacían inviable o poco atractivas sus propuestas.

5. El escenario

Los acuerdos entre las navieras fueron ejecutados en las rutas marítimas con origen en los puertos de Europa, América y Asia, que explican 90,7% de las importaciones locales. Las firmas acusadas por la FNE concentran 99,6%, 92,1% y 86% de la participación del mercado en dichas rutas, respectivamente.

En el requerimiento, la FNE señala que en 2012 las importaciones de vehículos por vía marítima alcanzaron a 324.480 unidades, por un total de US$ 5.805 millones en términos CIF, lo que equivale a aproximadamente 2,3% del PIB de ese año, y que en ese mismo período, el valor total de los fletes cobrados por las importaciones fue de US$ 310 millones.

6. Delación compensada

Esta es la cuarta ocasión en que la FNE tramita ante el TDLC un caso que incorpora el mecanismo de delación compensada, vigente en Chile desde 2009, y es la primera vez en que se le otorga el beneficio a dos empresas involucradas en un mismo cartel.

"Que dos compañías decidan acogerse a la delación compensada, una nacional y otra extranjera, demuestra el nivel de madurez que ha adquirido este sistema en nuestro país", aseguró el Fiscal Nacional Económico, Felipe Irarrázabal.

7. Las multas

La FNE pidió al TDLC multas totales cercanas a US$75 millones para las seis navieras. La mayor sanción solicitada fue para Eukor y corresponde cerca de US$25 millones. Para CCNI, K-Line y MOL, se pidió cerca de US$12,5 millones para cada una, más el pago de las costas.

En tanto, el organismo solicitó eximir de multas a CSAV, porque cumplió con los requisitos establecidos en el procedimiento de delación compensada. Respecto de NYK, se solicitó una multa equivalente a 50% del mayor monto solicitado al Tribunal. En ambos casos no se solicitó el pago de costas.

Lo más visto en Negocios