Negocios

Siete claves que marcarán el futuro de la Bolsa de Santiago

La plaza local enfrenta importantes desafíos en el corto y mediano plazo, que se combinan con el escenario que enfrenta el país en medio de los escándalos financieros, las reformas y la desaceleración económica.

Crédito: A. UNO
Siete claves que marcarán el futuro de la Bolsa de Santiago

El eventual proceso de desmutualización, la posible interconexión entre las plazas bursátiles, el aumento de la participación del Bovespa y un nuevo mercado de derivados son sólo algunos de los elementos que han marcado este año a la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS).

Elementos que deberán resolverse en el corto y mediano plazo, y que se combinan con los desafíos que enfrenta la plaza local en materia de transparencia y competencia, en medio de los escándalos financieros que han golpeado al país y la incertidumbre que acusan desde el empresariado.

Ante este escenario, estos son los siete puntos claves que marcarán el futuro de la Bolsa de Santiago:

1. Las expectativas

El lunes pasado, el Ipsa tocó su mayor valor en casi dos años, en una jornada marcada por el cambio de gabinete de la presidenta Michelle Bachelet y el nombramiento de Rodrigo Valdés como nuevo ministro de Hacienda. Sin embargo, pese al impulso del inicio de semana, la plaza local volvió a retroceder.

Desde Forex Chile, el jefe de Estrategias de Inversión, Daniel Soto, destaca que desde el 23 de enero de 2014 -cuando alcanzó un piso- a la fecha, la bolsa ha registrado un alza cercana al 11% y hay una suerte de optimismo dentro del mercado. Sin embargo, advierte que lo que está pasando obedece más un "fenómeno temporal", y no es una tendencia que vaya a perdurar.

A su juicio, esto se ha debido principalmente al entusiasmo que han provocado las medidas de liquidez que sean informado desde China, y una vez que empiecen a llegar nuevos datos decepcionantes, "la bolsa debería volver a su gran macro tendencia -que comenzó a finales de 2010-, y que es una tendencia negativa".

Al respecto, prevé que los 4.100-4.200 puntos serán un "techo importante" para el Ipsa, mientras que el piso que podría ir a buscar de acá a final de año debería estar en torno a los 3.600 puntos.

2. Las reformas

Tras los escándalos financieros que han golpeado al país, la crisis de la confianza ha sido un de los temas que se ha tomado el debate. A raíz del Caso Cascadas, el Comité de Buenas Prácticas de la bolsa presentó una normativa sobre prevención y manejo de conflictos de interés.

Para Soto, no obstante, estos casos no han sido "tan gravitante" para el mercado, como sí lo han sido las reformas del gobierno. "El tema de Soquimich, de Penta, de las boletas en general, puede haber provocado algún grado de incertidumbre momentáneo. Lo que ha sido mucho más gravitante tiene que ver principalmente con lo que fue la reforma educacional y la reforma tributaria".

En esa línea, apunta que ahora se viene una nueva etapa con la reforma laboral: "Si ésta aumenta el costo laboral para las empresas, eso significa que las empresas van a tener menos utilidades, y si tienen menos utilidades, eso finalmente se traduce en que menos gente quiere comprar las acciones, y las acciones caen".

3. Un nuevo mercado de derivados

Luego de que la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) aprobara en abril pasado el Reglamento General de los Mercados de Futuros, la Bolsa de Santiago alista la partida de un Mercado de Derivados. Según ha señalado el presidente del directorio de la BCS, Juan Andrés Camus, esto permitirá obtener mayor liquidez.

En una primera etapa se contemplará la negociación de contratos de Futuros Ipsa y Futuros Dólar, para luego continuar en una segunda fase con el lanzamiento de Futuros de Renta Fija.

Según Soto, esto es sin duda es un avance para tener mayor liquidez y para tener un mercado más profundo, no obstante, hay que ver cómo será recibido. "El mercado nacional está súper poco desarrollado en ese sentido. No tenemos el nivel de profundidad ni de sofisticación que tiene el mercado, por ejemplo, en Estados Unidos", explica.

4. El proceso de desmutualización

Hasta julio próximo tiene plazo el Comité de Desarrollo Estratégico, creado en enero pasado por el directorio de la BCS, para presentar un informe sobre la conveniencia de avanzar en un proceso de desmutualización.

Según informó Camus tras la junta de accionistas en abril pasado, de aprobarse la iniciativa, el proceso podría realizarse este año -aunque depende de la ratificación de la SVS-, y adelantó que se analiza la posibilidad de efectuar una colocación secundaria.

A esto se suma que en febrero pasado, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) decidió dar inicio a un Expediente de Recomendación Normativa (ERN), a solicitud de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), con el objeto de mejorar las condiciones competitivas de las plazas bursátiles, de forma que operen de manera interconectada y evolucionen hacia un sistema desmutualizado.

5. La interconexión

"Es nuestro afán tener un mercado de capitales cada vez más moderno", dijo Camus en enero pasado respecto a la decisión de crear un comité que analice la conveniencia de un proceso de desmutualización, descartando que esto tuviera relación con los escándalos financieros.

Sin embargo, el titular de la BCS ha manifestado un tajante rechazo a la posibilidad de avanzar hacia la interconexión de las bolsas en el país, asegurando que tener un solo canal significa acabar con la competencia.

"Aquí tenemos una legislación de bolsas en competencia, y en consecuencia, el mecanismo de tener un solo canal de transacción, significa que se acaba la competencia entre las bolsas", explicó en abril pasado, aunque aseguró que se trata de un tema "bastante más complejo", que buscarán discutir en la instancia adecuada.

6. El Bovespa aumenta participación

El BM&FBBovespa se convirtió en el principal accionista de la Bolsa de Santiago, luego de que el 5 de mayo pasado aumentara a 8% su participación en la plaza local, tras adquirir tres nuevas acciones -con una inversión de $6.600 millones-, sumándolas a la que ya había comprado en marzo pasado.

"Queremos estar cerca de los inversionistas y las compañías de Latinoamérica y para eso buscamos estar en los directorios de algunas de las bolsas de la zona y estrechar las relaciones", aseguró a través de un comunicado el CEO, Edemir Pinto.

Con esto, el Bovespa ha avanzado rápidamente en su intención de adquirir el 15% de la BCS, lo que sería visto con buenos ojos tanto en la plaza local como por las autoridades, los que han destacado que esto permite avanzar hacia la integración de los mercados.

7. Las buenas prácticas

Luego de la normativa sobre el manejo de conflictos de interés, el Comité de Buenas Prácticas de la Bolsa de Santiago se encuentra abocado al estudio de las condiciones generales de los contratos, revisando que las corredoras impongan condiciones similares a los clientes y que no existan cláusulas abusivas.

A esto se sumarían, de acuerdo a fuentes de la plaza local, otros temas relevantes que llaman la atención del comité como la imposibilidad de establecer indemnizaciones cuando se producen procesos sancionatorios o la necesidad de avanzar en la reglamentación de productos no reglamentados como forwards o contratos futuros,

Sin embargo, el gran tema no resuelto, y que va más allá del comité, es resolver si esta instancia se mantendrá de la misma forma o se buscará avanzar hacia una organización más potente. Lo que, según explican, debe ser resuelto por la BCS y las autoridades.

De acuerdo al reglamento del comité, entre sus funciones está "ejercer la supervigilancia preventiva o correctiva del mercado", lo que en términos reales es imposible de realizar, considerando que sólo cuenta con tres integrantes. "Se puede velar que las normas sean equitativas, pero no se puede supervigilar que el mercado las cumpla", explican.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios