Negocios

TDLC rechaza petición de American e Iberia de separar consulta sobre acuerdo con Latam

Aerolíneas pedían que el tribunal dividiera la consulta hecha por la Achet en dos procesos distintos. Organismo también amplió el plazo para que se sumen interesados en la causa.

LAN y TAM se llamarán LATAM

El acuerdo comercial entre Latam Airlines, American Airlines y las empresas del holding IAG —British Airways e Iberia— seguirá provocando dolores de cabeza a las compañías involucradas. El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) rechazó este miércoles la solicitud presentada por American e Iberia, en cuanto a que separa la consulta presentada por la Achet en dos procesos distintos.

Entre los argumentos presentados por las aerolíneas  —representadas por los estudios Cariola, en el caso de American, y Claro & Cia, en el lado de Iberia— estaba el hecho de que se trata de acuerdos que comprometen mercados distintos, que no se involucran y que de ser analizados de manera conjunta podrían afectar las decisiones que se tomen en uno, sobre el otro.

Además, explicaban que los acuerdos ya venían siendo analizados desde principios de año en la Fiscalía Nacional Económica (FNE), en forma separada. “Esto refleja el criterio de la FNE en cuanto a que, para llevar a cabo un adecuado análisis desde el punto de vista de la libre competencia década una de dichas operaciones, resulta necesario separar el conocimiento de las misas”, resalta el escrito de Iberia.

Como respuesta, el TDLC sostuvo que no daba lugar a la petición por cuanto Latam Airlines, la aerolínea controlada por las familias Cueto y Amaro, figuraba como parte en ambas operaciones y que además “todas las partes que celebraron los acuerdos comerciales que son objeto de la presente consulta pertenecen a la alianza denominada One World”.

Además, el organismo dijo que el transporte aéreo era una industria de redes, por lo que “es razonable que las operaciones se evalúen en un mismo proceso, ya que los riesgos y sinergias que derivan de ambas operaciones, conjuntamente, podrían ser distintos de aquellos que se podrían derivar de las operaciones analizadas individualmente”.

La petición de confidencialidad

Acompañando a sus escritos, ambas compañías enviaron al TDLC los acuerdos o Joint Busines  Agreements (JBA), solicitando que fuesen tratados confidencialmente. El organismo les pidió de vuelta que especificaran las razones que justificarían este trato.

Además, el tribunal dijo que en atención a que la dirección indicada en los sitios web de algunas líneas aéreas que figuran en el listado de empresas invitadas a participar del proceso no corresponde a su último domicilio, les oficiará nuevamente. En consecuencia, dijo que ampliaría el plazo para aportar antecedentes en otros 20 días hábiles, lo que implica que permanecerá abierto hasta fines de octubre próximo.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios