Negocios

Barcelona amenaza con endurecer su guerra contra Airbnb

Desde su llegada al poder en 2015, la alcaldía de Ada Colau se propone minimizar los problemas generados por la saturación turística de la ciudad e hizo de Airbnb uno de sus principales enemigos.

Crédito: iStock
Barcelona amenaza con endurecer su guerra contra Airbnb

Barcelona, gran destino turístico en el noreste de España, amenaza con endurecer su pugna con la plataforma de alquileres vacacionales Airbnb, multada ya con 600.000 euros, con nuevas sanciones o incluso prohibiéndole operar, informó este martes a la AFP una responsable municipal.

La responsable municipal de Urbanismo, Janet Sanz, aseguró que "abrirán un nuevo proceso sancionador de 600.000 euros si Airbnb no hace un gesto de buena voluntad" para dejar de ofrecer apartamentos sin las licencias necesarias para operar con fines turísticos.

Además, el ayuntamiento quiere iniciar negociaciones con el gobierno regional de Cataluña para modificar la ley de turismo, con el objetivo de "endurecer las multas" o "precintar la web de la compañía para cesar su actividad", añadió Sanz.

Desde su llegada al poder en 2015, la alcaldía dirigida por la activista Ada Colau se propone minimizar los problemas generados por la saturación turística de la ciudad e hizo de Airbnb uno de sus principales enemigos.

En 2015 le impuso dos multas de 30.000 euros, y en noviembre de 2016 anunció una sanción de 600.000 euros por reincidencia, que se formalizará esta semana.

Pero "Airbnb se cree que está por encima de la ley", lamenta Sanz.

La disputa recrudeció en la última semana por varios casos surgidos en los medios locales de realquiler de pisos a través de esta plataforma u otras similares, sin el conocimiento de los propietarios de los inmuebles.

Según el consistorio, en doce meses detectaron 316 casos de este tipo sobre un total de 3.211 apartamentos turísticos irregulares encontrados.

Uno de ellos lo realquilaba un exdirectivo de Airbnb en España, afirma el ayuntamiento. Desde la compañía, señalan que dicha persona ya no trabaja allí y que el anuncio fue retirado de la plataforma en 2016, dijo a la AFP una portavoz.

En un comunicado, Airbnb aseguró que recurrirá todas las sanciones impuestas y lamentó que las autoridades municipales no quieran llegar a acuerdos con ellos, como lo han hecho en París, Ámsterdam, Londres o San Francisco.

En febrero lanzaron un plan para limitar el número de anuncios permitidos por usuario y facilitar el pago de impuestos turísticos a través de la plataforma.

En 2016, 1,3 millones de personas se hospedaron en Barcelona a través de Airbnb, generando 1.027 millones de euros de actividad económica, un 65% más que en 2015, asegura la compañía.

Además, asegura que un 67% de sus anunciantes no utiliza la plataforma con fines turísticos profesionales, sino sólo para alquileres puntuales.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios