Negocios

Volkswagen destrona a Toyota como el líder mundial automotriz

El escándalo del "dieselgate", que en Estados Unidos debió pagar US$ 23 mil millones en multas, no debilitó a la marca alemana, que vendió 10,3 millones de autos contra 10,18 de la casa japonesa.

Crédito: Reuters
Se espera que las reparaciones de los vehículos manipulados concluyan a finales de 2016.

Por AFP

Toyota, que dominaba el mercado mundial desde hacía varios años, fue destronado en 2016 por el alemán Volkswagen, que por primera vez llega al liderazgo mundial de ventas pese al escándalo del "dieselgate".

La marca japonesa vendió el año pasado 10,18 millones de vehículos (+0,2% anual) mientras que el gigante alemán llegó a los 10,3 millones (+3,8%).

Oficialmente, Toyota, líder mundial de 2008 a 2015 -salvo el año 2011 del terrible tsunami en el noreste de Japón- no le da gran importancia a este cambio.

"Ser número uno o dos, es algo que nunca les ha importado", comenta Hans Greimel, experto de Automotive News, con sede en Tokio. "Secretamente hay desde luego un orgullo en ser líder, pero no es algo que sea un objetivo de la empresa", dice el experto a la AFP.

Pero ante lo que depara el futuro, el analista constata: "Toyota tiene problemas en China", un mercado esencial, "donde Volkswagen es en cambio muy fuerte", asegura.

Un renacimiento para VW

Para el grupo Volkswagen (VW) -matriz de 12 marcas, entre ellas Audi, Porsche, Seat, Skoda y Bentley-, este título de campeón en 2016 es una forma de renacimiento tras un 2015 ensombrecido por el escándalo de la adulteración del software que mide las emisiones contaminantes de sus autos diésel.

A finales de 2015, Volkswagen tuvo que reconocer que equipó 11 millones de sus vehículos en el mundo, entre ellos 600.000 en Estados Unidos, con un programa que minimizaba el nivel real de las emisiones de gases contaminantes.

El escándalo le ha costado multas por US$ 23 mil millones en Estados Unidos.

En fin, para 2017 en el duelo Toyota-VW deberá tenerse en cuenta la influencia del nuevo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, que amenaza con tasar los automóviles fabricados en México, una importante base industrial para los fabricantes de automóviles.

Trump ha amenazado explícitamente a Toyota, que respondió con una promesa de 10.000 millones de dólares de inversiones en Estados Unidos. El nuevo presidente estadounidense también ha señalado de forma más global a Japón, acusado de inundar Estados Unidos con sus productos.

Según la prensa japonesa, el primer ministro Shinzo Abe se entrevistará el viernes precisamente con el presidente de Toyota, Akio Toyoda, una semana antes de una entrevista con Trump en Washington.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Negocios