Política

La reforma política de RD que tensiona al Frente Amplio

El partido dirigido por Rodrigo Echecopar inició una ofensiva hacia la coalición emergente y la Nueva Mayoría: impulsar un proyecto de ley que instaure la segunda vuelta en las elecciones municipales de 2020. Pese a que fue bien recibida en su sector al inicio, ya surgieron voces críticas.

Crédito: ARCHIVO / AGENCIA UNO
Rodrigo Echecopar - Presidente de Revolución Democrática

Tres objetivos tiene la propuesta de Revolución Democrática (RD) para instaurar la segunda vuelta en las elecciones municipales: "dotar de mayor legitimidad a los gobiernos locales", "maximizar los grados de libertad del Frente Amplio en el ámbito táctico" y "acrecentar nuestras chances de disputar competitivamente las elecciones municipales de 2020, sin que eso signifique, necesariamente, un entendimiento forzoso con otras fuerzas políticas", dice el documento que difundió la colectividad en el Frente Amplio (FA).

La propuesta fue difundida el fin de semana en el bloque y el lunes pasado el presidente de RD, Rodrigo Echecopar, la explicó personalmente en la reunión extraordinaria que hizo la mesa nacional de los partidos y movimientos que componen la coalición.

La reforma política plantea modificar la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades​, para lo que requiere el respaldo de cuatro séptimos de los diputados y senadores en ejercicio. Así, la propuesta sería viable solo si cuenta con el apoyo de la Nueva Mayoría. En este contexto, el partido de Giorgio Jackson vio una oportunidad en la negociación en curso sobre la presidencia de la mesa de la Cámara para los próximos cuatro años, e informalmente comenzó a difundir la idea en algunos sectores del oficialismo.

Y pese a que en un inicio hubo cierto consenso en el Frente Amplio en torno a impulsar la reforma, en la misma cita extraordinaria del lunes el Partido Humanista e Izquierda Autónoma se distanciaron del planteamiento. Además, con el pasar de los días, surgieron cuestionamientos hacia que la idea sea "prioritaria" en la agenda del conglomerado.

"La propuesta está centrada en las posibilidades de ganar o no, en la correlación de fuerzas, en cómo recuperar municipios. Ahí perdemos el foco", afirmó la diputada electa de Poder, Claudia Mix.

La futura parlamentaria advirtió a T13.cl que "podemos hacer un paquete de proyectos de ley que no sólo considere eso, sino que además amplíe los roles y el espacio para los concejales en la fiscalización, y a los vecinos también en su participación. Si vamos a hacer algo, hagámoslo bien de una".

Por su parte, la dirigenta de Izquierda Autónoma, Javiera Toro, argumentó que "si bien compartimos esas propuestas y vamos a defender el programa del Frente Amplio en todas las instancias, creemos que para recuperar la legitimidad de la política la agenda prioritaria del FA debiera apuntar a poner fin a la puerta giratoria entre la política y el negocio con derechos básicos, a la derogación de leyes ilegitimas como la Ley de Pesca y a avanzar hacia una asamblea constituyente que garantice derechos sociales".

Ambas dirigentas son parte de la iniciativa que busca generar un "polo de izquierda" dentro del Frente Amplio con el fin de hacer un contrapeso a la hegemonía de RD, partido que logró la elección de 8 de los 20 diputados del sector, más el primero y único senador, Juan Ignacio Latorre.

La "ventaja estratégica decisiva" de Chile Vamos

Con todo, la propuesta sigue teniendo el apoyo mayoritario del bloque, detallando entre sus conclusiones que de "persistir el sistema actual, Chile Vamos podría llegar a controlar territorialmente casi el 80% del país, gobernando a un equivalente de casi el 70% del padrón electoral actual".

Además, el documento sostiene que con el sistema actual el Frente Amplio "tiene oportunidades reales en solo 11 de las 346", a diferencia de si hubiera segunda vuelta, cuando "disputaría al menos 74 balotajes con la derecha a nivel nacional". Tras esto, adelantan que "Chile Vamos podría ser frenado en torno a los 170 Alcaldes".

En tanto, RD advierte en su propuesta que "dada la alta correlación que existe entre voto alcalde y voto presidencial segunda vuelta, podemos concluir que Chile Vamos podría obtener una ventaja estratégica decisiva el año 2020" y que si "consigue hegemonizar los municipios, tendrá muy avanzado el triunfo presidencial en 2021", rematan.

En este contexto, el presidente de RD, Rodrigo Echecopar, detalló a T13.cl que "como partido y Frente Amplio estamos conversando sobre nuestras prioridades legislativas, que seguramente tocarán mucho los derechos sociales, una reforma profunda al sistema de previsión social, la necesidad de cambiar el Sename, la derogación del Crédito con Aval del Estado (CAE) y otras cosas".

Sin embargo, el dirigente advirtió que "hay que mejorar la democracia en nuestras elecciones municipales: hace poco más de un mes se aprobó la elección de gobernadores regionales y entendiendo que en nuestro país ya no hay una política del binominal se introdujeron condiciones para la segunda vuelta, pero no se ha hecho lo mismo para los municipios, y creemos que eso le hace daño a nuestra democracia".

Por su parte, el diputado Giorgio Jackson argumentó que "la profundización de los principios democráticos siempre va a ser una agenda presente en el Frente Amplio. Si bien aspiramos a rediscutir las reglas de nuestra democracia a través de una Asamblea Constituyente, la legitimidad de los gobiernos locales electos con un bajo porcentaje nos preocupa prioritariamente".

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Política