Presupuesto 2018: el primer test de Eyzaguirre
Foto: A. Uno
Política

Presupuesto 2018: el primer test de Eyzaguirre

En un año marcado por las elecciones, en la Nueva Mayoría esperan que los anuncios de austeridad no intervengan en proyectos de inversión que generen más empleos. El ministro ya advirtió que “no hay plata”, pero el oficialismo no está dispuesto a reeditar el mismo debate que enfrentaron con Rodrigo Valdés.

Por Mariajosé Soto,

“Vamos a evaluarlo”, fue la respuesta que dio el lunes el nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre (PPD), tanto al senador Carlos Montes (PS), como al diputado Pablo Lorenzini (DC), frente a la solicitud de ambos para que el presupuesto 2018 tenga un importante énfasis en la inversión pública.

Ese día, Eyzaguirre encabezó su primer almuerzo con las comisiones de Hacienda como jefe de la cartera. 72 horas antes, La Moneda enfrentaba uno de los momentos más complejos de su administración, con la renuncia del equipo económico encabezado por el otrora, encargado de las arcas fiscales, Rodrigo Valdés.

Los legisladores oficialistas que participaron en el almuerzo, sabían que era el momento de dar una señal pública de unidad para calmar los ánimos en el mundo empresarial. 

Era fundamental frenar la ola de recriminaciones desde la derecha y del propio candidato presidencial, Sebastián Piñera, quien repitió hasta el cansancio que la falta de coordinación entre la Presidenta Michelle Bachelet y sus ministros estaba dañando gravemente a Chile y su estabilidad económica.

Así, los parlamentarios salieron de esa cita apoyando la idea de un presupuesto “austero” y con responsabilidad fiscal.

Sin embargo, en el Congreso la incertidumbre no es menor. El temor en sectores de la Nueva Mayoría sigue siendo que el nuevo ministro de Hacienda mantenga la línea de Valdés, quien en el presupuesto 2017 redujo la inversión pública en un 3,7% en comparación con el año anterior.

Si bien en la cita del lunes Eyzaguirre se mostró receptivo a las solicitudes de los parlamentarios, también les advirtió que “no hay holgura ni recursos” para grandes cifras.

Esto, aunque los legisladores le plantearon la opción de reasignar algunos programas sociales que no han sido bien evaluados o proyectos que van lento en otras carteras. 

Oferta laboral en año de elecciones

El tema de la inversión pública no es menor entre los parlamentarios del bloque. En un año de elecciones presidenciales y parlamentarias, donde lidera las encuestas Sebastián Piñera y en el que, además, el nuevo distritaje genera una especial incertidumbre respecto a los resultados de cada legislador, la presión por incentivar proyectos estatales será clave.

De hecho, los parlamentarios esperan que se generen inversiones de corto plazo en regiones, donde se puedan crear empleos y un impacto positivo en el crecimiento local. 
 

“Lo que importará será tener algunos anuncios de inversión a la ciudadanía”, admite un legislador oficialista.

“Hay que ver alternativas en regiones, especialmente donde se pueden hacer inversiones que incentiven al sector privado, más que la concreción de grandes proyectos como autopistas u hospitales”, explicó Lorenzini.

La resistencia de Montes

En el PS, la ofensiva contra Hacienda para lograr más inversión pública será aún más compleja. En ese partido el debate es liderado por el senador Montes, quien protagonizó fuertes discrepancias con Valdés por el mismo tema durante su gestión. 

“Esperamos que el presupuesto sea reactivador en la inversión pública con los mejores proyectos que tengamos con los privados y para mover la economía. Habrá que ver cómo nos va en eso”, advirtió. 

Eyzaguirre y Montes nunca han tenido una relación especialmente fluida, admiten tanto en el PPD como en el PS. Y el ministro sabe que será un adversario importante en esta pasada. 

En diciembre del año pasado, el senador lo dejó claro cuando decidió cortar su relación con La Moneda: renunció por unos días a la comisión de Hacienda y a la jefatura de bancada, indignado por la “indiferencia” de Valdés frente a las propuestas del PS en materias como la inversión público- privada.  

Y si bien las controversias fueron superadas y Montes retomó sus roles, en Hacienda saben que la relación con el legislador es inestable. 

Con ese contexto, en los partidos del bloque plantean que el tema de fondo será saber hasta qué grado se flexibilizará Eyzaguirre y cómo enfrentará las presiones de su sector. 

En el Parlamento recuerdan que el ex ministro Secretario General de la Presidencia (Segpres), no logró generar una relación cercana con los parlamentarios. 

“Fueron muchas comisiones a las que Eyzaguirre no llegó, muchos asesores a los que envió en reemplazo cuando le pedíamos reuniones y varias soluciones que logramos sólo con el subsecretario Gabriel de la Fuente – hoy ministro Segpres-, en vez del jefe de cartera”, reclamó un diputado PPD.

Con todo, hasta ahora, en la Nueva Mayoría dicen que sus grandes aliados para esta discusión estarán más en la DC: Andrés Zaldívar, Patricio e Ignacio Walker serán fundamentales en la búsqueda de consensos.