Iglesias evangélicas acusan enfriamiento de relaciones con el gobierno tras Te Deum
Política

Iglesias evangélicas acusan "enfriamiento de relaciones con el gobierno" tras Te Deum

Los pastores agrupados en el Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas aseguraron que "se falta a la verdad" al señalar que se le faltó el respeto a la Presidenta Michelle Bachelet en el Te Deum del domingo.

"Estamos frente a un enfriamiento que no buscamos", aseguró esta mañana el vocero del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas, Cristián Nieto, al referirse a la polémica que se ha creado con el gobierno tras el Te Deum del domingo pasado en el que se criticaron las reformas que ha impulsado el Ejecutivo como la despenalización del aborto en tres causales y el matrimonio igualitario.

Al respecto, el vocero agregó que tras la ceremonia, personeros de gobierno "han faltado a la verdad", asegurando que dentro de la Catedral Evangélica no se faltó el respeto a la Presidenta Michelle Bachelet.

"Que alguien diga que en altar se trató mal a la Presidenta me parece un exceso que falta a la verdad y eso ha tensionado las relaciones con el gobierno, nos parece que es una incomodidad hacia nosotros (...) Nuestra posición hoy día es que estamos frente a un enfriamiento que no buscamos, pero que nos acorralaron por intentar poner en nosotros algo que no hemos hecho", señaló el vocero.

Además reiteró en varias ocasiones que durante la ceremonia, que se realiza desde 1975, no se faltó el respeto porque se hicieron ver las diferencias que "todo el mundo sabe" que tiene el mundo evangélico con las reformas criticadas, y negó que la iglesia en su totalidad adhiera a una candidatura presidencial determinada.

"Nosotros jamás hemos dicho eso, a pesar de que no nos gustan para nada estas leyes que el gobierno ha promovido (...) ¿Qué esperan de nosotros?, ¿que hagamos causa común con temas que no nos representan?, no lo vamos a hacer", aseguró.

Finalmente puntualizó que ellos como iglesia no pueden hacerse cargo de los gritos de las personas que estaban fuera del templo evangélico, indicando que "aquí lo que no le gustó al gobierno fue que un candidato recibió un apluauso y no una Presidenta que no representa los valores de nuestras iglesias (...) Nosotros estamos diciendo que estamos disponibles para conversar, para buscar puntos de encuentro, pero no nos traten como un grupo de partidarios políticos como participando de una ideología cuando no es así".

Diferencias al interior de la iglesia

La posición expresada por el Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas deja en evidencia las diferencias que existen entre ellos y otros pastores como el obispo Emiliano Soto, que tras el Te Deum aseguró que enviaría una carta con disculpas a La Moneda, y del capellán evangélico Eduardo Cid que durante la ceremonia de conmemoración del 11 de septiembre tuvo un gesto hacia la Presidenta en la misma dirección.

Al respecto, el vocero del Concilio indicó que esas eran "posturas personales" que solo representan a quienes las emitieron, en el caso del obispo Soto indicó que "esa es su opinión y nosotros lo respetamos, pero no es la opinión de este Concilio".

En tanto, al ser consultado sobre el capellán de La Moneda, señaló que no pedirán sacarlo porque "no es resorte nuestro, nosotros no tenemos ánimo de sacar a nadie", aseguró.