Undurraga: Evópoli es el único partido de centroderecha fundado en democracia y con parlamentarios
Política

Undurraga: "Evópoli es el único partido de centroderecha fundado en democracia y con parlamentarios"

Francisco Undurraga, presidente de Evópoli y una de las diputaciones sorpresivas de la pasada elección, aplica el sentido del humor especialmente cuando habla de su discapacidad física; de la cual dice estar orgulloso. Y pese a que lleva menos de una década en política, ya habla con cuidado, como si llevara años.

Por Nancy Castillo

 

Cuando el domingo pasado se estrenó la franja electoral de segunda vuelta de Sebastián Piñera, después de que apareciera un corto donde las propuestas para el país se discutían en uno de esos espacios de cowork que el ex presidenciable y hoy senador electo, Felipe Kast, tanto utilizó en su propia franja en primaras, se vio otro corto que más parecía sacado de las 27 horas de amor de la Teletón que había terminado la noche anterior. En este aparecía el presidente y diputado electo de Evópoli, Francisco Undurraga. Imágenes de archivo de su propio trabajo de rehabilitación en la Teletón, el testimonio del publicista contando cómo enfrentó el haber nacido con un brazo y dos piernas menos y, para cerrar, un llamado a votar por Piñera.

-¿Se lo pidieron desde el comando o Ud. ofreció dar ese testimonio?

-Fue una conversación, con mucho respeto, con mucho cariño. Guardando las proporciones, yo había hecho una pieza (para mi campaña, por el distrito 11), en la cual contaba mi vida, -a través de las redes sociales- a mis potenciales electores, donde también había imágenes, porque es parte de mi vida. Mirando esa pieza me di cuenta que me había preparado inconscientemente toda mi vida para llegar a donde estoy. Yo estoy orgulloso de sentir lo que siento, de pensar lo que pienso, de vivir lo que vivo, y de ser el presidente de un partido político que apoya a Sebastián Piñera. Y en ese contexto, en la medida en que aporte, sume, no reste, siempre voy a estar dispuesto.

-¿Hay riesgos en exponer su historia personal? Hay personas que rechazan salir hasta en Teletón…

-Mira, yo creo que soy un privilegiado. Yo nací en un mundo donde no existían los discapacitados, existían los enfermitos. En 1965 habíamos enfermitos, habíamos minusválidos, habíamos cojos, mancos, pero no habíamos personas con discapacidad. Yo entré al colegio San Ignacio el año 71 y, probablemente, los jesuitas fueron los precursores de la inclusión escolar de una persona con discapacidad, sin tener idea lo que era hacer inclusión. Mi vida ha sido buena, porque mi familia, mis padres me ayudaron a que así fuera. Y en ese contexto, me siento con la obligación de abrir camino. Yo no solamente quiero decirle, quiero demostrarle a esa madre que está esperando una persona con discapacidad, que se puede. Y eso, no tiene que ver solo con el darle atención de rehabilitación a través de Teletón o prestando, entre comillas, la imagen mía y de mi familia, en relación a las campañas, si no, en el mundo real.

Francisco Undurraga 52 años, publicista y cofundador junto a su hermana Teresa del Emporio La Rosa, dice que él es un agradecido del cuerpo con el que nació. Así lo explica:

-A mi discapacidad, aunque aparezca como medio raro, le estoy eternamente agradecido; me formó mi carácter, mi forma de caminar, de mirar, de sentir. Yo le debo mucho a mi discapacidad, es difícil explicarlo y que la gente lo entienda (…) Yo entré a trabajar por mis méritos, no existía ley de inclusión laboral, y ahora entro al parlamento sin ley de inclusión parlamentaria. Entiendo que debe haber leyes de inclusión, porque la integración en Chile no se ha desarrollado al ritmo que debiese. Entonces, no solamente tiene un sentido para Evópoli tener un diputado por el distrito 11, también tiene un sentido para la discapacidad. Yo no soy el presidente de los cojos, ni pretendo serlo, este mi grano de arena en relación a la integración. Por eso, no tengo pudor en mostrarme, con todos los riesgos que  implica.

***

Cuando en medio de la negociación parlamentaria de Chile Vamos, el candidato Piñera tuvo que entrar a arbitrar, pues los cuatro partidos no lograban ponerse de acuerdo, entre los varios deseos no cumplidos de Evópoli quedó el llevar dos candidatos a diputado por el distrito 11 (Las Condes, Lo Barnechea, Vitacura, La Reina y Peñalolén). Un distrito donde la UDI y RN tenían la fuerza para elegir a sus candidatos, por lo que se veía muy difícil que Undurraga lograra, yendo solo, ser electo. Pero lo hizo, con 58.613 votos.

-¿Qué fue lo más difícil de hacer campaña? Supongo que tuvo dificultades físicas…

Es cansador. Pero más que el agotamiento físico, (la dificultad) estaba en cómo éramos capaces de presentarnos como una alternativa en un distrito que, en la teoría, todo estaba adverso, no solamente para Francisco Undurraga, si no para Evopoli, porque uno no solamente compite con el adversario político, sino sobre todo, con el compañero de lista. Las maquinarias de la UDI, las de Renovación Nacional, estaban mejor montadas que la nuestra. Entonces, lo más difícil, era dar a conocer nuestra idea. A mí, me conocían mis parientes, mis amigos, mis compañeros del colegio, y algunos gatos más, yo no era un personaje público. Movilizamos a muchos voluntarios del partido, a mi familia, mi señora, mis hijos, mis amigos, los amigos de mis hijos, salían a banderear conmigo. Fue muy emocionante.

-¿Le gustó hacer campaña?

Me encantó. Pero me costó la primera semana. Siempre pensé que era una pose eso que dicen los políticos de que no hay acto de humildad más grande que el pedir el voto. Y la verdad, es así. Pedir el voto es muy complejo. Me costaba mirar a la gente, saludar, me costaba sonreírle a la gente sin que fuera una pose. No sé cómo explicarlo. Pero una vez que entré en este carro, lo pasé muy bien. Me pasaban también cosas muy divertidas. Por ejemplo, más que hacer casa a casa, como es un distrito terminal donde la gente sale a trabajar en la mañana y vuelve por la noche, yo estaba todos los días de 7 a 9 de la mañana o de 6:30 de la tarde a 8 de la noche, en semáforos de puntos de afluencia. Pero, cuando la gente ve a un manco cojeando por la mitad de un taco, piensa: ‘Obvio este gallo me está pidiendo plata’. Entonces, bajaban el vidrio y me pasaban mil pesos. Un caballero muy generoso incluso me pasó 5 mil pesos. Yo le decía no, yo le estoy pidiendo el voto, no le estoy pidiendo dinero. Esa es la caricatura: las personas que están en la esquina, que tienen alguna dificultad física o cojean, es gente que está pidiendo plata. Eso habla muy mal del desarrollo de la inclusión y de la conciencia de la discapacidad y el aporte del discapacitado en la sociedad.

Francisco Undurraga tiene sentido del humor. Se nota cada vez que lanza una broma de tono hasta ácido sobre su propia discapacidad.

- Yo no digo por esto que ellos lo hayan hecho de mala onda, al contrario, súper generosos. Si hubiese entendido eso antes, habría sido una forma de recaudación para mi campaña- remata en medio de risas.  

***

Tras los resultados del 19 de noviembre, Undurraga y los de Evópoli celebraron. Habían superado sus propias metas: seis diputados y dos senadores. Desde ahí, el trabajo se ha centrado en la segunda vuelta y como llevar al triunfo a Piñera.

No han sido días fáciles para el conglomerado: sumar ideas que antes no estaban en el programa para lograr sumar fuerzas como la del senador Manuel José Ossandón; provocar con eso la molestia de otros actores de Chile Vamos; disputas públicas entre voceros justamente por esas ideas sumadas en la última semana –Ossandón vs. Felipe Kast-; y autogoles como el que propio Piñera hizo al denunciar la existencia de votos marcados en la primera vuelta, sin dar pruebas.

Y aunque Undurraga se acercó a la política recién en 2009, cuando inició lo que medio en broma llama el “Caminópolis” y comenzó a militar en 2012, ya responde como si llevara décadas en esto. Pues cuando le preguntamos si la denuncia de Piñera no fue a lo menos un error comunicacional, pues quedó expuesto a su contendor, Alejandro Guillier, a La Moneda, y hasta el propio Presidente del Consejo Directivo del Servel salió a responderle, el diputado electo responde frases como:

  • Yo creo que es una discusión que ya pasó

o

  • Yo creo que más que ponerse en una posición calculada o fuera de cálculo, había que marcar el punto, lo hizo y ya está, ya fue. Lo importante aquí es comunicar las ideas, centrarse en la campaña, centrarse en proponer…

Y cuando más tarde le preguntamos por la polémica que generó Kast al decir que votaría en contra de un proyecto de ley para financiar el 90% de gratuidad, así lo enviara el propio Piñera, Undurraga responde:

- Yo no soy el intérprete de Felipe Kast, no pretendo serlo tampoco. Como partido, nosotros concordamos en una sola cosa: mientras no exista dinero para poder avanzar en la gratuidad  -tal como lo dijo Sebastián Piñera a Manuel José Ossandón-, no se va a avanzar en la gratuidad. Sí se va a garantizar la gratuidad actual y lo que se vote en el Congreso en relación a esas materias. Ahora bien, en el proyecto de gobierno de Piñera, realizado por técnicos de todos los partidos hay otras prioridades, que son importantes, y que nosotros queremos llevar a cabo. Entendiendo que la holgura presupuestaria hoy día es prácticamente cero, entonces, mientras no existan recursos adicionales no vamos a poder avanzar sobre otras materias más de las que comprometimos en el programa.

-¿No es un poco engañoso entonces que el candidato diga que apoya la gratuidad para los planteles técnicos, pero las otras prioridades podrían dejar siempre a la gratuidad al final de la lista?

-Yo no sé lo que es engañoso, porque hoy día se vota un 60% de gratuidad en el parlamento, pero resulta que la misma ley que está presentando Michelle Bachelet es una ley que demora mucho en llegar al 70% y para la cual se deben cumplir muchos requisitos.

-Volviendo a la polémica, tras lo dicho por Kast, Ossandón señaló: ‘Con este tipo de voceros es casi imposible ganar una elección’, ¿Cómo se convive en una coalición con miradas tan disímiles?

- Es normal que existan diferencias, si no, no existiría una coalición, existiría un partido único. La coalición está formada por cuatro partidos, donde tres de ellos tenemos representación parlamentaria, con posiciones distintas en algunas materias, y bastante unificadoras en otras, con lo cual, estos máximos comunes de acuerdo nos permiten darle gobernabilidad a Chile. Adicionalmente, vamos a ser la bancada más grande como Chile Vamos durante los próximos cuatro años.

-Chile Vamos, la Alianza por Chile antes, no tiene mucha experiencia en convivir con tanta diversidad interna.

Sí, pero los agoreros han dicho que no íbamos a ser capaces de ponernos de acuerdo para tener primarias, tuvimos primarias; dijeron que no nos íbamos a poner de acuerdo para armar una lista parlamentaria única y la armamos. Y hoy estamos todos detrás de un solo candidato, lealmente. No veo por qué no vamos a poder cambiar el rumbo de la historia, porque ya lo hicimos, y construir una coalición que pretenda gobernar, no solamente por los próximos cuatro años, si no por muchos años más.

-¿Hay una maduración?

-Hay una maduración, hay actores nuevos, hay partidos nuevos. El gran error de la Alianza por Chile, fue que Sebastián Piñera gobernó en un binominal parlamentario, con UDIs o RN. Hoy día tenemos tres partidos representados, lo que le hace bien a la democracia y le hace muy bien al sector. En ese contexto, podemos tener diferencias, pero las diferencias enriquecen el diálogo.

-Son tres partidos con representación parlamentaria, donde Uds. son los más pequeños, ¿cómo van a lograr que las ideas que dan identidad a Evópoli se concreten?

-Somos el único partido de centroderecha fundado después de la democracia con representación parlamentaria. O sea, lo que nosotros hemos hecho es un éxito, tenemos ocho parlamentarios,  tenemos una posición política, incluso, un poco más relevante que la que podrían tener los otros partidos nuevos de la izquierda.

-En un eventual gobierno de Piñera o en un eventual no gobierno de Piñera, ¿qué materias parlamentarias va a promover Evópoli, qué comisiones del Congreso quieren integrar?

-Mientras no termine la segunda vuelta, no nos sentaremos a pensar cómo nos vamos a estructurar como bancada, qué temas vamos a abordar en lo personal. Cada uno de nosotros tiene múltiples inquietudes y vamos a hacer un trabajo funcional a los intereses del partido.

-¿Y en el matrimonio igualitario que era muy importante en el programa de Evópoli?

-Nosotros hemos sido muy claros, en relación a no solamente respetar, si no fomentar todo tipo de familias. En lo personal, yo soy partidario del matrimonio igualitario con adopción.

-Piñera hasta ahora no se muestra abierto a legislarlo.

-Sebastián Piñera dio libertad de acción en materia valórica. Este es un tema que no solamente es atingente a Evópoli, hay diputados actuales y electos, de la UDI y de RN que tienen inquietudes valóricas similares a las nuestras.

-Pero el líder de su coalición, quien pretende la presidencia, ha insistido en que el matrimonio es entre un hombre y una mujer.

-Yo leí con mucha atención las declaraciones de sus propios hijos, si bien ellos no van a gobernar, alguna influencia tendrán, digamos. Ellos están de acuerdo con el matrimonio igualitario. Este es un tema que hoy día trasciende a la sociedad, la ciudadanía está comprometida con el desarrollo de las parejas, sean como sean.

-Por lo mismo ¿Uds promoverán una ley en ese ámbito aunque Piñera no esté de acuerdo?

-Nosotros nos vamos a poner al servicio de lo que pactamos, que es el programa de gobierno, y en la medida en que haya espacio para otras cosas, vamos a pedir, al menos, el estudiar seriamente el matrimonio igualitario.

-¿Cuál es su proyección para la segunda vuelta?

Siempre dijimos que esta era una elección que iba a ser a dos vueltas e iba a ser una elección estrecha, no debiese ser una elección holgada.

-¿Más o menos diferencia que la elección Lagos y Lavín donde hubo 33 mil votos de diferencia?

Esa diferencia fue de casi un voto por mesa. Creo que esta es una elección un poco superior a eso, pero va a ser una elección estrecha.

Lagos-Lavín fue la primera elección en que Undurraga, según cuenta él, votó por la derecha. Antes había votado No, Aylwin y Frei-Ruiz Tagle. De ahí tuvieron que pasar algunos años para que la holgada situación económica a la que lo llevó el emprendimiento de los helados con su hermana, le diera el tiempo para sumarse a la política activa. Y varios más para que llegara a conocer al candidato presidencial por el cual hoy hace campaña. Pues si bien había visto a Piñera en un par de ocasiones, fue recién hace cinco meses cuando lo conoció formalmente. Fue la noche de las primarias del 2 de julio, cuando acompañó a Kast a reconocer la derrota ante su contrincante.

-A la próxima negociación del conglomerado Evópoli llega con fuerza parlamentaria, si Piñera gana la elección ¿harán valer ante la UDI, por ejemplo, su nueva condición?

- Primero, elijamos a Sebastián Piñera Presidente de la República en dos domingos más. Y de ahí vemos como se construye el gobierno…levantémonos a votar, que se cuentan los votos. Y después veamos. Antes, bajo ningún punto de vista.