Tendencias

Verde, blanco, azul y rojo: Los beneficios y propiedades de cada tipo de té

Las distintas variedades de té provienen de una sola planta, pero todas tienen distintos efectos. Hay variedades estimulantes, antioxidantes y otras que aceleran tu metabolismo.

Crédito: iStock
Verde, blanco, azul y rojo: Los beneficios y propiedades de cada tipo de té

Llegas a tu casa después de un largo día de trabajar o estudiar, pones a hervir agua para prepararte una taza de té. Tomas el primer sorbo y pareciera que los problemas y el cansancio se disipan por algunos segundos.

Pero más allá de ese relajante efecto, el té tiene muchas variedades, y cada una posee diferentes propiedades.

En conversación con T13.cl, Sebastián Caram, de Adagio Teas, aclaró que "todos los tipos de té provinenen de una sola planta, la 'Camellia Sinensis', y según como se manufacturan las hojas, surgen los distintos colores".

Caram explica que las variedades de té se suelen dividir en función de la “escala de oxidación”, esto es, cuán oxidado está el té. Esto significa que la planta ha interactuado con el oxígeno a través de la enzima oxidasa, y cada tipo de té tiene distintas propiedades.

Té Verde

El té verde es el que tiene el menor nivel de oxidación. Para mantener su color al producirlo, hay que elevar su temperatura después de cosecharlo, en seco o con vapor. De esta forma se quema la enzima oxidasa y por eso mantiene su color verde.

Este té tiene más beneficios que cualquier otra variedad. Destaca por su capacidad antioxidante, y por depurar el organismo al ayudar al sistema digestivo: elimina toxinas, gases, y controla de manera natural la digestión. Ayuda también en el metabolismo de los lípidos.

Caram destaca que el té verde se divide en dos categorías: el chino y el japonés. "El que tiene mayores beneficios de todos, es el té verde japonés. Esto porque es cosechado de una manera que hace que tenga una mayor concentración de clorofila, lo que trae consigo una alcalinidad mayor, y todos los beneficios que vienen con ella", dice. 

Té Matcha

"También está la variedad de té verde japonés en polvo llamado 'Matcha', que se hace con mucho cuidado, es el té de las ceremonias japonesas", dice Caram.

Según la nutricionista de Adagio Teas, Carolina Mesías, el Matcha tiene el valor nutricional equivalente a tomar 10 tazas de té verde tradicional, concentrando así altos niveles de nutrientes, vitaminas y antioxidantes, por su alto contenido de flavonoides.

Dentro de sus propiedades détox, ayuda a aumentar el metabolismo en los consumidores habituales, y a mejorar la resistencia física. También constribuye a reducir el colesterol y a regular los niveles de azúcar en sangre, controlando la diabetes.

Té Blanco

"Después tenemos el té blanco, que la gente suele pensar que es más suave o menos oxidado, pero no. Viene después del verde", aclara Sebastián Caram. Luego de la cosecha el té se manipula, se deja acopiado un tiempo, y se oxida ligeramente antes de su envasado.

Es el segundo té más antioxidante de todos después del verde, al que se parece mucho. Tiene cualidades antibacterianas y antivirales y ayuda a la salud bucal.

Té Azul

También está el té azul o "Uloong", que significa Dragón Oscuro, que está en la mitad de la escala de oxidación. Tiene un alto contenido de L-Teanina, que es un modulador del sistema nervioso central y entre otras cosas ayuda con la concentración y a regular el ánimo.

"Eso sí hay que buscar té azul bien conservado, es decir de alta gama, para asegurarse de obtener todos sus beneficios", advierte Caram.

Té Negro

Luego viene el té negro, bastante oxidado y el que estamos acostumbrados a tomar. Caram indica que la tradición inglesa es la que toma té negro, que llega a Chile durante la época de las salitreras.

Nosotros durante muchísimos años tomamos té negro, pero solo un par de variedades, como el Ceylán, y el Earl Gray, aromatizado con bergamota".

No tiene muchos beneficios que destaquen por sobre las otras variedades, salvo que es energizante, pero tampoco mucho más que los otros tipos. Se usa como base en varias preparaciones, como por ejemplo el Té Chai, que tiene especias, lo que lo hace muy bueno para el sistema inmune.

Té Rojo

Y por último está el té Rojo, que pasa por un proceso distinto, que no es de oxidación, sino de fermentación, que puede ser natural o acelerada por alguna bacteria u otro agente.

Esa fermentación le entrega sus propiedades como quemador de grasas. "El té rojo acelera el metabolismo por un componente denominado Lovastatina, que también eleva la temperatura corporal y es diurético, energizante y antioxidante, al igual que todos los tipos de té", finaliza Caram.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias