Tendencias

Los besos del cine que incomodaron a sus protagonistas

Si bien trabajar como actor besando a estrellas como Megan Fox o Liam Hemsworth puede parecer fácil, lo cierto es que las circunstancias a veces pueden dificultar las cosas.

Crédito: Twitter
Los besos del cine que incomodaron a sus protagonistas

Sabemos que la industria del cine en Hollywood está llena de glamour y luces, por lo que muchos sueñan con llegar a convertirse en un actor renombrado de las principales producciones cinematográficas en Los Ángeles y, por qué no, tener la oportunidad de compartir escenas con parejas como Megan Fox, Emma Watson, Liam Hemsworth o Dwayne Johnson.

Así, besarse con alguno de esos conocidos actores puede parecer trabajo fácil. Sin embargo, la experiencia dice que un mal almuerzo o una mala relación entre los actores puede llegar a dificultar un poco las cosas.

Uno de estos casos es el de Jennifer Lawrence y Liam Hemsworth. Los conocidos actores, quienes compartieron elenco en Los Juegos del Hambre, son muy buenos amigos fuera de escena. Es por esto que, según contó Hemsworth en "The Tonigth Show" de Jimmy Fallon, Lawrence a menudo bromeaba antes de una escena en que tuvieran que besarse, y le advertía "oye, ten cuidado, mira que acabo de comer ajo y no me he lavado los dientes".

Otro caso conocido es el de los actores Dakota Johnson y Jamie Dornan, quienes tuvieron que protagonizar la película "50 sombras de Grey". La producción de la cinta, en la que abundan las escenas subidas de tono, fue dificultosa debido a la poca química existente entre los actores. De hecho, se dice que practicamente se odiaban, por lo que hubo que repetir varias veces las mismas escenas.

Una de las parejas más emblemáticas de los últimos años en el cine es la de Ron Weasley y Hermione Granger en la saga "Harry Potter". La pareja, encarnada por Rupert Grint y Emma Watson tampoco tuvo fácil la tarea de hacer escenas románticas. Según palabras de la propia J. K. Rowling, autora de la saga, la construcción de la pareja le pareció un poco forzada, puesto que no era algo muy creíble. En escena, las cosas no fueron muy distintas, ya que, según la propia Emma Watson: "me sentí como si fuera un incesto, Rupert es como un hermano para mí".

Otro beso que fue incómodo para sus protagonistas es el protagonizado por Megan Fox y Amanda Seyfried en "Jennifer's Body". Según palabras de Seyfried, "me sentía intimidada, me preocupaba que ella me juzgara". Sin embargo, la propia Fox expresó que se sintió más comoda con Seyfried que con cualquier otro compañero de profesión.

En la misma línea, Dwayne Johnson y Steve Carrell también tuvieron que compartir un beso en el rodaje de la película "Super Agente 86". Al respecto, el actor conocido como "La Roca" relató que "una de las habilidades que tuve que aprender para ser un actor competente es besar a un hombre. Nunca había besado a un hombre". Si bien no era el beso que ambos esperaban, se lo tomaron con humor.

Miles Teller (Whiplash) y Shailene Woodley, durante el rodaje de la romántica película "Aquí y Ahora" se llevaban genial. Sin embargo, Woodley se encontraba tomando una serie de suplementos alimenticios que, según Teller "olían literalmente a excremento". 

La icónica actriz Marilyn Monroe tampoco ha estado exenta de estas incomodidades. En 1959, durante la grabación de "Con faldas y a lo loco", Tony Curtis no se mostró muy contento después de compartir escena con Monroe, explicando que "besar a Marilyn fue como besar a Hitler. Fue horrible. Ella casi me mata tras meterme la lengua hasta la garganta".

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias