Tendencias

Mujeres Bacanas: Amanda Labarca, una líder en educación y feminismo

Cuando a muchas mujeres chilenas se las mantenía lejos de las aulas, esta profesora, escritora y fundadora de instituciones educacionales, peleó por incorporarlas.

Amanda Labarca

En marzo de 2016 una calle del centro de Santiago cambió su nombre por el de Amanda Labarca; un homenaje tardío para una de las chilenas que más luchó por la educación de los niños y por los derechos de la mujer en el país. Fue profesora, fundadora de instituciones educacionales, feminista, escritora y representante del país en la ONU. Cuando a muchas mujeres se les mantenía lejos de las aulas, Amanda Labarca peleó por incorporarlas.

Nació bajo el nombre de Amanda Pinto Sepúlveda en una familia de clase media, pero luego se cambió el apellido al de su marido, en protesta frente a su madre que desaprobaba el romance. Ya a los 15 se graduó de bachiller y comenzó a enseñar, y luego, a los 18, se convierte oficialmente en profesora de castellano. Amanda Labarca continuaría sus estudios en el extranjero, en la universidad de Columbia en Nueva York donde fue becada, y en La Sorbona de París. Comenzó tempranamente a publicar sus escritos, y también se convirtió en colaboradora de El Mercurio.

Interesada en aprender y enseñar, en el extranjero se empapó de conocimientos y feminismo: en 1915 comenzó los Círculos de Lectura, que empujaban a las mujeres a leer, instruirse y debatir. Eventualmente se desprendería de estos el Consejo Nacional de la Mujer.

Labarca se convertiría en la directora del Liceo 5 de Niñas (lo que fue protestado por los conservadores del gobierno, que veían en ella una amenaza feminista y laica). También fue la primera mujer en tener una cátedra en la Universidad e Chile; comenzó a tratar de incorporar los derechos de la mujer en el código civil y en 1925 logró la aprobación de un decreto que permitía a las mujeres atestiguar ante la ley o a las casadas manejar su patrimonio. Impulsó la creación de Liceo Experimental Manuel de Salas,  fue una de las fundadoras del Comité por los derechos de la mujer, y, en 1946, es enviada como representante nacional a la ONU, donde es elegida jefa de la sección Estatus de la mujer. Unos años después, participaría de la aprobación del sufragio femenino, otra de sus batallas.

Por décadas y hasta pasados sus ochenta seguiría dando tertulias, creando organismos que defendían a la mujer o le daban herramientas. Amanda Labarca fue una mujer que vio en la educación la gran herramienta para el desarrollo de las personas y del país. Falleció a los 88 años, convertida en una de las mentes más destacadas del siglo XX en Chile.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias